• By Soledad Andrade

Analizar el tejido durante la tumorectomía debida a cáncer de mama evita necesidad de reintervención quirúrgica en 96 por ciento de los casos

April 10, 2014

El análisis del tejido en tiempo real permite a Mayo Clinic alcanzar una tasa de reintervención quirúrgica mucho menor a la nacional  

ROCHESTER, Minnesota: Un estudio de Mayo Clinic revela que la realización de análisis de laboratorio especiales para verificar que el cirujano extirpó todo el tejido canceroso durante la tumorectomía debida a cáncer de mama evita la necesidad de repetir la intervención quirúrgica en aproximadamente 96 por ciento de los casos atendidos en análisis de cortes congeladosMayo Clinic de Rochester, lo que representa una tasa de éxito mucho mayor a la nacional. En los años revisados por el estudio, se observó que a nivel nacional 13,2 por ciento de las pacientes sometidas a tumorectomía debido a cáncer de mama tuvieron que regresar al quirófano dentro del transcurso de un mes desde la primera cirugía, frente a solamente 3,6 por ciento en Mayo Clinic de Rochester, donde se utiliza una técnica llamada análisis de cortes congelados que detecta la presencia de cáncer en el tejido extirpado mientras la paciente todavía se encuentra en la mesa de operaciones. Los resultados aparecen en la publicación Surgery (Cirugía).

Hace más de 100 años, Mayo Clinic fue pionera en el análisis de cortes congelados, y actualmente utiliza esta técnica en una variedad de cirugías.

En la tumorectomía debida a cáncer de mama, el cirujano extirpa el tumor y una pequeña cantidad del tejido normal circundante a fin de garantizar la extracción de todo el cáncer, proceso conocido como obtención de márgenes “limpios” o “negativos”. Cuando la cirugía se realiza en Mayo Clinic de Rochester, ese tejido se transfiere desde la sala de operaciones a un laboratorio de patología aledaño, donde se raspan los bordes que rodean al tumor extirpado y se congela cada muestra para la correspondiente revisión por parte del patólogo, proceso que lleva apenas unos minutos y se realiza mientras la paciente continúa anestesiada. El patólogo comunica los resultados inmediatamente al cirujano, antes de que concluya la cirugía, informándole que la tumorectomía fue completa o que todavía resta tejido canceroso que debe extirparse y en cuál margen se encuentra.

Mayo Clinic es hoy uno de los únicos centros médicos en Estados Unidos que realiza análisis de cortes congelados, procedimiento que es único en su género e incluye el uso de un micrótomo modificado por Mayo Clinic para congelar el tejido, que ofrece al patólogo una vista de 360 grados de la cavidad de la tumorectomía.

“La intensa evaluación patológica realizada en los cortes congelados de los márgenes mientras la paciente continúa anestesiada disminuye significativamente la tasa de reintervención quirúrgica”, comenta la autora principal del trabajo, Dra. Judy Boughey, cirujana de mama del Centro Oncológico de Mayo Clinic. “La obtención de márgenes negativos en una sola cirugía repercute enormemente sobre la satisfacción de la paciente, además de reducir el período de ausencia laboral, el tiempo requerido en ir y venir a las citas médicas y el costo económico de una segunda operación, tanto para la paciente como para la compañía de seguro médico y el hospital”.

Los científicos de Mayo Clinic compararon las tasas de reintervención quirúrgica a 30 días de las pacientes sometidas a tumorectomía por cáncer de mama en Mayo Clinic de Rochester frente a las tasas de reintervención quirúrgica de otras pacientes similares en hospitales de todo el país, según los datos del Programa Nacional de Mejoramiento de la Calidad Quirúrgica del Colegio Americano de Cirujanos entre 2006 y 2010. La probabilidad de requerir otra intervención quirúrgica de las pacientes de dicha base nacional de datos aproximadamente cuadruplicaba a la de las pacientes de Mayo Clinic de Rochester. El estudio descubrió que la tasa nacional de reintervención quirúrgica durante los primeros 30 días posteriores a la tumorectomía por cáncer era de 13,2 por ciento, mientras que en Mayo Clinic de Rochester era de 3,6 por ciento.

A diferencia de la mastectomía (extirpación de toda la mama), la tumorectomía realizada debido a cáncer de mama suele conservar suficiente cantidad de tejido mamario para lograr un resultado estético aceptable. Si bien la mayoría de mujeres diagnosticadas con cáncer de mama puede optar entre una tumorectomía y una mastectomía, cuando se requiere otra cirugía para obtener márgenes negativos después de la primera tumorectomía, las pacientes podrían elegir la mastectomía en ese momento, afirma la Dra. Boughey.

La autora experta del estudio es la Dra. Elizabeth Habermann, directora científica adjunta del Programa de Resultados Quirúrgicos del Centro Kern de Mayo Clinic para la Ciencia de Brindar Atención Médica. Mayo Clinic financió la investigación.

###

Información sobre Mayo Clinic
En el año 2014 se conmemoran 150 años de servicio a la humanidad de esta entidad sin fines de lucro y líder mundial en atención médica, investigación y educación. Si desea más información, visite: 150years.mayoclinic.org, MayoClinic.org/espanol o http://newsnetwork.mayoclinic.org/.

CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
Soledad Andrade, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico: [email protected]

Please login or become a member to post a comment.