• By Soledad Andrade

Descenso en las tasas de tabaquismo puede aumentar la mortalidad por cáncer de pulmón debido a pautas de detección inadecuadas

February 27, 2015

ROCHESTER, Minnesota: El significado del descenso en las tasas de tabaquismo puede ser que muchas personas, a quienes la detección temprana del cáncer de pulmón beneficiaría, fallezcan debido a que no califican para la detección por tomografía computarizada de dosis baja, dice un grupo de investigadores de Mayo Clinic. Su trabajo aparece en la edición del 24 de febrero de JAMA, revista de la Asociación Médica Americana.

Dra. Ping Yang“A medida que los fumadores dejan antes el hábito y permanecen más tiempo sin consumir cigarrillos, menor cantidad de ellos califica para la detección por tomografía computarizada, examen de comprobada eficacia para salvarles la vida”, comenta la Dra. Ping Yang, epidemióloga del Centro Oncológico de Mayo Clinic. “Los pacientes que terminan desarrollando cáncer de pulmón son diagnosticas en una etapa más avanzada, cuando el tratamiento ya no deriva en curación”.

La Dra. Yang indica que tanto los científicos como las personas responsables de desarrollar políticas precisan reexaminar el criterio de detección a fin de que permita identificar a una mayor proporción de pacientes que desarrollan cáncer de pulmón.

“Si se continúa utilizando el mismo criterio, el programa de detección existente será cada vez menos capaz de reducir la mortalidad por cáncer de pulmón en la población general”, dice la Dra. Yang.

El estudio siguió la pista de forma retrospectiva de los habitantes mayores de 20 años del condado de Olmsted, Minnesota, durante los años de 1984 a 2011, con un total aproximado de 140 000 personas. La identificación de los casos de cáncer de pulmón se realizó mediante la base de datos del Proyecto Epidemiológico de Rochester y su confirmación se hizo según la definición patológica de la Organización Mundial de la Salud.

Los científicos determinaron la proporción de pacientes con cáncer de pulmón que cumplía con el criterio para someterse a la detección por tomografía computarizada fijado por el Grupo de Trabajo para Servicios Preventivos de Estados Unidos. Dicho criterio, aplicado tanto por médicos como por compañías de seguro, recomienda detectar mediante tomografía computarizada a los adultos asintomáticos de 55 a 80 años que fumaron por lo menos un paquete diario durante 30 años y que todavía fuman o redujeron el consumo en los últimos 15 años.

En total, 1351 participantes en el estudio desarrollaron cáncer primario de pulmón entre 1984 y 2011. Los científicos descubrieron un descenso general en la incidencia del cáncer primario de pulmón durante el período del estudio, pero solamente de 33 por ciento entre los hombres; mientras que entre las mujeres, la incidencia del cáncer de pulmón subió en 8 por ciento.

Según la Dra. Yang, el dato más relevante para el asunto de la detección por tomografía computarizada es que durante el período del estudio descendió la proporción de pacientes con cáncer de pulmón que fumaron por lo menos un paquete diario durante 30 años, pero aumentó la proporción de los pacientes con cáncer que dejaron de fumar hace más de 15 años. “Pese a ser mayor la cantidad de gente que deja de fumar durante más tiempo, todavía se observa cáncer de pulmón y esos pacientes conforman una gran proporción de los diagnósticos recientes de cáncer pulmonar”, apostilla la Dra. Yang.

Consecuentemente, la proporción de pacientes con cáncer de pulmón que calificó para la detección decayó a ritmo constante durante el período estudiado, desde 57 por ciento entre 1984 y 1990 a 43 por ciento entre 2005 y 2011. La proporción de mujeres que, según el criterio, habrían calificado para la detección disminuyó desde 52 a 37 por ciento, y entre los hombres se redujo de 60 a 50 por ciento.

Las consecuencias de esa tendencia son importantes, aclara la Dra. Yang, debido a:

Primero, son mucho más los pacientes que no se realizarán ninguna detección temprana, momento en que más exitoso es el tratamiento del cáncer de pulmón. “Eso significa que se diagnosticará cáncer en etapa más avanzada entre mayor cantidad de pacientes debido a que ellos no pudieron beneficiarse de la detección temprana”, añade. Por lo tanto, más pacientes morirán.

Segundo, la Dra. Yang espera ver ajustes en el criterio de detección a fin de incluir a quienes fumaron menos de un paquete durante 30 años y también a aquellos que dejaron de fumar hace más de 15 años. “¡No queremos castigar a la gente que logró dejar de fumar!”, exclama.

La Dra. Yang comenta que sabe que muchos fumadores sin cáncer aún siguen fumando a fin de calificar para la detección mediante tomografía computarizada.

Tercero, la detección por tomografía computarizada, única tecnología de detección que ha comprobado salvar la vida de los pacientes con cáncer de pulmón, será menos y menos eficaz a no ser que se revise el criterio de detección para incluir a más pacientes proclives a desarrollar cáncer.

La Dra. Yang reconoce el peligro de aflojar demasiado el criterio de detección mediante tomografía computarizada en cuanto a costo, exposición a la radiación y tratamiento excesivo debido a falsos positivos, porque aumenta la presión de los pacientes sobre los médicos para extirpar tumores que ni siquiera tienen apariencia peligrosa.

“Existen maneras de detectar a los pacientes que corren riesgo, sin necesariamente alarmar en falso ni tratar excesivamente”, señala la Dra. Yang. “Los científicos necesitan descubrir marcadores biológicos, tales como rasgos genéticos o fisiológicos, que permitan identificar a los pacientes de más alto riesgo”. Luego, reitera que se puede ajustar el criterio de detección para incluir a algunas personas que fumaron menos de un paquete durante 30 años o dejaron de fumar hace 15 años. La Dra. Yang menciona que ella y sus colegas se encuentran preparando trabajos sobre estos temas a fin de desarrollar propuestas para detecciones más eficaces por tomografía computarizada que salven más vidas de las garras del cáncer de pulmón.

El estudio se financió mediante subsidios de los Institutos Nacionales de Salud, un subsidio del Instituto Nacional del Envejecimiento y la financiación de la Fundación Mayo Clinic.

Otros autores del estudio son el Dr. David Midthun y el Licenciado en Ciencias Jason Wampfler, de Mayo Clinic; así como el Dr. Yi Wang de la Universidad Médica de Whenzhou, China.

Información sobre el Centro Oncológico de Mayo Clinic
En calidad de institución principal y financiada por el Instituto Nacional del Cáncer, el Centro Oncológico de Mayo Clinic realiza investigaciones básicas, clínicas y poblacionales para traducir los descubrimientos en mejores métodos de prevención, detección, diagnóstico, pronóstico y tratamiento. Si desea más información sobre los ensayos clínicos para cáncer, llame gratuitamente al 1-855-776-0015.

###

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a la investigación y educación médicas, que ofrece atención experta e integral a todos los que necesitan recobrar la salud. Si desea más información, visite http://www.mayoclinic.org/espanol/ y http://newsnetwork.mayoclinic.org/.

CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
Soledad Andrade, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico: [email protected]

Please login or become a member to post a comment.