• By Vicki Chambard Torkelson

Efecto del síndrome de ovario poliquístico sobre la fertilidad puede variar de una a otra mujer

July 24, 2015

ESTIMADA MAYO CLINIC:
Tengo 24 años y recientemente me diagnosticaron con síndrome de ovario poliquístico. ¿Cómo repercutirá eso sobre mi fertilidad?

RESPUESTA:

Ilustración médica de un ovario normal (izquierda) y de un ovario poliquístico (derecha).

Ilustración médica de un ovario normal (izquierda) y de un ovario poliquístico (derecha).

El efecto del síndrome de ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés) sobre la fertilidad puede variar bastante entre una y otra mujer. En algunas mujeres, el síndrome de ovario poliquístico puede dificultar la concepción más de lo normal, aunque no siempre es así. Cuando el síndrome de ovario poliquístico repercute sobre la fertilidad, generalmente hay tratamientos que pueden ayudar.

No existe un análisis único que revele que una mujer padece el síndrome de ovario poliquístico, sino que el diagnóstico se establece ante la presencia de dos de tres de los signos de la afección. El primer signo son menstruaciones irregulares o menos frecuentes, que sugieren que la mujer no ovula todos los meses. La ovulación es el proceso mediante el cual los ovarios desarrollan un óvulo maduro que luego se libera dentro del útero para poder ser fertilizado por un espermatozoide. Las mujeres que padecen el síndrome de ovario poliquístico suelen tener nueve menstruaciones al año, o presentar otra evidencia de que no ovulan todos los meses.

El segundo signo del síndrome de ovario poliquístico es la excesiva presencia de la hormona masculina testosterona, o de otras hormonas que ejercen un efecto similar en el cuerpo. Eso puede detectarse mediante algunos análisis de sangre o ante la presencia de síntomas de más vello corporal, acné fuerte o pérdida del cabello.

El tercer signo del síndrome de ovario poliquístico es el descubrimiento ecográfico de varios folículos en el ovario. El término “poliquístico” puede ser engañoso, puesto que el síndrome de ovario poliquístico realmente no se relaciona con quistes ováricos anormales, sino con unos pequeños folículos no desarrollados que nunca reciben la señal de madurar y liberar un óvulo y se detectan a través de la ecografía.

En base a su diagnóstico y a los signos del síndrome de ovario poliquístico, el proveedor de atención médica puede decidir las terapias que funcionarían mejor en su situación, así como evaluar otras enfermedades vinculadas con este síndrome. El tratamiento generalmente permite controlar los problemas que podrían surgir a consecuencia del síndrome de ovario poliquístico, entre ellos la fertilidad.

No todas las mujeres con síndrome de ovario poliquístico tienen problemas de fertilidad. A pesar de que una mujer no ovule todos los meses, todavía puede quedarse embarazada. Por lo tanto, no suponga que usted tendrá problemas de fertilidad o que no podrá concebir debido a que padece el síndrome de ovario poliquístico. Afortunadamente, aunque tenga dificultad para quedarse embarazada, los tratamientos médicos generalmente mejoran la posibilidad de ovular y concebir, sin necesidad de recurrir a tecnologías más avanzadas para la fertilidad.

En algunos casos, el síndrome de ovario poliquístico se relaciona con resistencia a la insulina. En esa afección, la insulina producida por el cuerpo no funciona tan bien como debería, lo que aumenta el riesgo de desarrollar pre-diabetes o diabetes, además de interferir con la ovulación. Los medicamentos como la metformina pueden mejorar el funcionamiento corporal de la insulina y la posibilidad de ovular.

El peso de la mujer puede también ser otro factor que repercute sobre la fertilidad ante la presencia del síndrome de ovario poliquístico. Las mujeres que padecen este síndrome y son gordas pueden observar que su fertilidad mejora cuando hacen ejercicio y pierden peso. Si usted no está gorda actualmente, mantener un peso sano aumentará la probabilidad de que su fertilidad sea normal.

Si usted padece el síndrome de ovario poliquístico y desea tener hijos, especialmente si sus menstruaciones son irregulares o le informaron que no ovula todos los meses, dentro de lo posible considere intentar embarazarse pronto, en lugar de más adelante, porque si tiene dificultad para quedar encinta, el momento ideal de empezar un tratamiento es antes de los 30 años. Las tasas de fertilidad y éxito de los tratamientos empiezan a descender después de esa edad.

Tómese el tiempo necesario para revisar su diagnóstico con el proveedor de atención médica para ver cuánto repercute el síndrome de ovario poliquístico sobre su fertilidad y salud en general. Puede también considerar una consulta con un endocrinólogo, un ginecólogo o un endocrinólogo reproductivo, dependiendo de sus problemas, síntomas o factores de riesgo. En base a sus necesidades personales, usted podrá decidir el mejor plan de tratamiento para su situación.

Dra. Alice Y. Chang, Endocrinología de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota

Comment

Please login or register to post a comment.