• By Emily Hiatt

En algunos casos, la disfunción eréctil puede ser el primer signo de advertencia de cardiopatía

December 29, 2014

ESTIMADA MAYO CLINIC:
Tengo 58 años y pedí a mi médico que me recete algo para la disfunción eréctil. El médico me recomendó que también me hiciera exámenes para evaluar el corazón. ¿Cuál es la relación entre la disfunción eréctil y la enfermedad cardíaca?

Ilustración del estrechamiento de las arterias por la ateroesclerosisRESPUESTA:
En algunos casos, la disfunción eréctil puede ser la primera señal de advertencia de una cardiopatía o enfermedad del corazón. En los hombres diagnosticados con disfunción eréctil, por lo general, es bueno realizar exámenes para verificar que dicha afección no sea el síntoma de alguna cardiopatía. Eso es particularmente cierto cuando el hombre tiene factores de riesgo que aumentan la probabilidad de que desarrolle problemas cardíacos. Si se descubre una afección cardíaca, el tratamiento de dicho trastorno puede ayudar a revertir la disfunción eréctil.

La conexión entre la disfunción eréctil y la cardiopatía implica a una afección llamada ateroesclerosis que, a veces, también se conoce como endurecimiento de las arterias y consiste en la acumulación de placa dentro de las arterias. Cuando la placa empieza a acumularse, las primeras arterias en obstruirse son las más pequeñas, entre ellas, las del pene. Por tanto, la placa reduce el flujo sanguíneo hacia el pene y dificulta la erección.

La disfunción eréctil alerta al médico para buscar ateroesclerosis en las arterias mayores que proveen sangre al corazón y demás órganos, y en caso de descubrirla, tomar medidas para tratarla. Además de los problemas cardíacos, la ateroesclerosis también aumenta el riesgo de sufrir otros problemas de salud graves, tales como aneurismas, accidentes cerebrovasculares y arteriopatía periférica.

Algunos factores de riesgo hacen más factible la relación entre la disfunción eréctil y una enfermedad cardíaca. Cuando una persona tiene antecedentes familiares de cardiopatía, por ejemplo, es mayor el riesgo de que exista relación entre la disfunción eréctil y los problemas del corazón, especialmente si uno de los padres, hermanos o hijos desarrolló cardiopatía a temprana edad.

Ilustración de una vista lateral del estrechamiento de las arterias por la ateroesclerosisLa edad de la persona también influye. A medida que más joven es una persona, menos probable es que la disfunción eréctil sea señal de un riesgo cardíaco. En cambio, en los hombres mayores de 40 años, sobre todo en quienes tienen factores de riesgo para ateroesclerosis, aumenta considerablemente la importancia de la disfunción eréctil como una señal de advertencia de futuros problemas cardíacos. En los hombres mayores de 70 años, la disfunción eréctil es tan común que pierde su valor de predicción, o de señal, de cardiopatía.

Otras enfermedades crónicas aumentan la probabilidad de que la cardiopatía sea el origen de la disfunción eréctil, y entre ellas están, la diabetes, el colesterol alto, la hipertensión y la obesidad. Además, fumar también incrementa el riesgo de ateroesclerosis, aparte de repercutir negativamente sobre la capacidad de tener una erección, incluso cuando no existe otro problema médico subyacente.

Si el médico sospecha la presencia de ateroesclerosis, normalmente recomienda análisis de sangre y exámenes por imágenes. La ecografía también puede servir para revisar el flujo sanguíneo y examinar si las arterias presentan signos de acumulación de placa.

Si usted padece ateroesclerosis, puede ayudarle realizar ciertos cambios en el estilo de vida. Las investigaciones han demostrado que cuando la ateroesclerosis se encuentra en las primeras etapas, alimentarse sano, hacer ejercicio regularmente, mantener un peso sano y no fumar generalmente es suficiente para mantener saludable al corazón. Es posible que estos cambios también mejoren la función sexual.

Cuando el problema cardíaco es más grave o se encuentra más avanzado, posiblemente se requieran medicamentos para tratarlo. En caso de tomar medicamentos para el corazón, tenga presente que es peligroso administrarse ciertos fármacos, especialmente los nitratos, conjuntamente con muchos otros medicamentos que tratan la disfunción eréctil. Si ese fuese su caso, consulte al médico otras alternativas de tratamiento para la disfunción eréctil, pues afortunadamente, en muchos casos, el tratamiento de la cardiopatía también ayuda a tratar la disfunción eréctil.

Dr. David Simper, Clínica de la Salud Masculina y Enfermedades Cardiovasculares de Mayo Clinic en Scottsdale, Arizona

Please login or become a member to post a comment.

Ilustración de un trasplante de hígado de donante vivo