• By Sharon Theimer

Estudio a gran escala dice que pacientes con síndrome de intervalo QT largo tratados en centros especializados obtienen mejores resultados

July 17, 2017

Gráfico de un corazón y su actividad en el electrocardiogramaROCHESTER, Minnesota: La muerte cardíaca repentina y los eventos de desmayo o convulsiones del síndrome del intervalo QT largo son significativamente más bajos de lo que antes se pensaba cuando el diagnóstico y el tratamiento ocurren en un centro especializado y dedicado a tratar estas enfermedades genéticas del ritmo cardíaco, dice un estudio de Mayo Clinic publicado en la Revista del Colegio Americano de Cardiología. El estudio es uno de los mayores realizados en pacientes con síndrome del intervalo QT largo (personas con una afección heredada del ritmo cardíaco capaz de provocar latidos cardíacos caóticos y rápidos), evaluados y tratados en un solo centro para analizar estos resultados.

Los resultados provienen de un estudio retrospectivo de 606 pacientes con síndrome del intervalo QT largo, evaluados en la Clínica para Ritmo Cardíaco Genético de Mayo Clinic entre enero de 1999 y diciembre de 2015, a quienes se brindó seguimiento durante un promedio de 7 años. Se analizaron los expedientes médicos de los pacientes para ver cuántos presentaron síntomas o murieron, pese al tratamiento.

Los investigadores informan que, a pesar del uso comparativamente menor de desfibriladores implantados y de la filosofía de compartir las decisiones que permite al paciente permanecer activo, solamente 50 pacientes bajo tratamiento sufrieron eventos cardíacos. Dichos eventos fueron de desmayo o convulsiones, paro cardíaco interrumpido, choque adecuado del desfibrilador cardioversor implantado y muerte cardíaca repentina. De los 50 pacientes, 2 sufrieron muerte cardíaca repentina y 3 requirieron un trasplante cardíaco. En general, el 92 por ciento de los pacientes no presentó ningún síntoma después del tratamiento del síndrome del intervalo QT largo y los resultados muestran que la probabilidad general de muerte cardíaca era baja.

“A pesar de que el síndrome del intervalo QT largo sea potencialmente mortal, cuando se lo reconoce y trata, casi nunca se suscita la muerte repentina del paciente. La expectativa debe cambiar desde simplemente prevenir la muerte súbita a permitir a estos pacientes y sus familiares vivir y prosperar pese al diagnóstico. Esperamos que los resultados de este estudio tranquilicen a estas familias y las motiven a vivir con el síndrome del intervalo QT largo”, comenta el autor experto del trabajo, Dr. Michael Ackerman (doctor en medicina e investigación), director de la Clínica para el Síndrome del Intervalo QT Largo y Ritmo Cardíaco Genético de Mayo Clinic.

Si bien los cálculos dicen que el síndrome del intervalo QT largo se presenta en solamente 1 de cada 2000 personas, es una de las causas comunes de muerte cardíaca repentina. “Es complicado estudiar los resultados porque se trata de una enfermedad rara y, por eso, en la mayoría de los estudios anteriores hubo que combinar datos de muchas instituciones, pese a las variaciones entre uno y otro centro en la forma de evaluar y tratar al paciente”, anota el Dr. Ram Rohatgi (doctor en medicina), primer autor del trabajo y fellow en cardiología pediátrica en Mayo Clinic.

Los investigadores también descubrieron que los pacientes estudiados, comparados frente a los estudios anteriores, presentaban menos síntomas antes del diagnóstico. Los investigadores creen que eso puede reflejar el cambiante panorama de los pacientes con síndrome del intervalo QT largo y posiblemente indican que ahora se diagnostica antes a más pacientes gracias a la disponibilidad de análisis genéticos y de estudios familiares. “Creemos que el reconocimiento temprano del diagnóstico puede conducir a que el tratamiento se administre antes y se obtengan mejores resultados”, añade el Dr. Rohatgi.

Otros autores del trabajo, todos pertenecientes a Mayo Clinic, son: el Dr. Alan Sugrue (doctor en medicina), el Dr. Johan Bos (doctor en medicina e investigación), el Dr. Bryan Cannon (doctor en medicina), el Dr. Samuel Asirvatham (doctor en medicina), el Dr. Christopher Moir (doctor en medicina), Heidi Owen, Katy Bos y Teresa Kruisselbrink.

###

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro y dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación que ofrece atención experta e integral a todos los que necesitan recobrar la salud. Si desea más información, visite http://www.mayoclinic.org/es-es/about-mayo-clinic o http://newsnetwork.mayoclinic.org/category/espanol-2/.

CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
Sharon Theimer, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico:
newsbureau@mayo.edu.