• By Soledad Andrade

Estudio de Mayo Clinic descubre que vigilancia de problemas renales en pacientes con artritis reumatoide es fundamental

April 15, 2014

ROCHESTER, Minnesota —  Los pacientes que sufren de artritis reumatoide son más proclives que cualquier otra persona promedio a desarrollar enfermedad renal crónica y presentar inflamación más fuerte durante el primer año de la artritis reumatoide, y los factores de riesgo son el consumo de corticosteroides, la presión arterial alta y la obesidad, informa un nuevo estudio de Mayo Clinic. Los médicos deben periódicamente analizar cualquier señal Imagen de una persona y de riñonesde problemas renales en los pacientes con artritis reumatoide, quienes a su vez deben esforzarse por mantener controlada su presión arterial, evitar alimentarse con alta cantidad de sal y eliminar o disminuir los medicamentos que dañan los riñones, comenta el autor experto del trabajo, Dr. Eric Matteson, director de Reumatología en Mayo Clinic. El estudio se publicó en la Revista Americana de Enfermedades Renales de la Fundación Nacional del Riñón.

Los científicos estudiaron a 813 pacientes de Mayo Clinic con artritis reumatoide y a 813 que no padecían la enfermedad. Descubrieron que durante un período de 20 años, una de cada cuatro personas con artritis reumatoide tiene la probabilidad de desarrollar enfermedad renal crónica, mientras que la probabilidad de la población general es de una en cada cinco.

“A pesar de que esto no parezca demasiado, en realidad representa una gran diferencia que conlleva implicaciones importantes para la evolución de la artritis reumatoide y el control de la enfermedad”, comenta el Dr. Matteson.

El médico añade que la presencia de una enfermedad cardíaca es también más común entre los pacientes con artritis reumatoide que padecen enfermedad renal crónica.

Los factores que según el estudio contribuyen al mayor riesgo para desarrollar una enfermedad renal entre los pacientes de artritis reumatoide son, entre otros, el consumo de corticoesteroides como la prednisona y la cortisona, mayor “velocidad de sedimentación” (examen de sangre que mide la inflamación) en el primer año de la artritis reumatoide, obesidad, hipertensión y dislipidemia o presencia anormalmente alta de colesterol en la sangre.

Actualmente no existen pautas médicas específicas para controlar la enfermedad renal crónica en los pacientes con artritis reumatoide, dice el Dr. Matteson, quien luego comenta que abriga la esperanza que la investigación mantenga más atentos a los médicos respecto al riesgo de los pacientes con artritis reumatoide de desarrollar enfermedad renal y que eso conduzca a la creación de pautas.

El Dr. Matteson recomienda a los médicos tener cautela con los medicamentos administrados a las personas con artritis reumatoide, con el objetivo de reducir el riesgo de presentar enfermedad renal inducida por fármacos. Añade que los pacientes con artritis reumatoide deben someterse a exámenes de sangre y orina para detectar cualquier problema renal una o más veces al año, dependiendo de los medicamentos que tomen y de otras afecciones que padezcan, tales como diabetes o presión arterial alta.

“La enfermedad renal se puede detectar de manera muy sencilla en los pacientes con artritis reumatoide, y las técnicas son iguales a las utilizadas en la población general”, explica el Dr. Matteson.

A fin de reducir el riesgo de desarrollar enfermedad renal, el Dr. Matteson dice que los pacientes deben vigilar su presión arterial y mantenerla bajo control, ingerir una alimentación con bajo contenido de sal, evitar o reducir el consumo de medicamentos con toxicidad directa sobre los riñones, tales como los antiinflamatorios no esteroides, y controlar al máximo posible la artritis reumatoide y la inflamación.

Está planificado investigar más para entender qué contribuye a la enfermedad renal en la artritis reumatoide y cómo intervenir para reducir el riesgo, acota el Dr. Matteson.

El estudio se financió gracias al subsidio R01 AR46849 del Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Músculo-esqueléticas y de la Piel y al subsidio R01AG034676 del Instituto Nacional del Envejecimiento.

###

Información sobre Mayo Clinic
En el año 2014 se conmemoran 150 años de servicio a la humanidad de esta entidad sin fines de lucro y líder mundial en atención médica, investigación y educación. Si desea más información, visite: 150years.mayoclinic.org, MayoClinic.org/espanol o http://newsnetwork.mayoclinic.org/.

CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
Soledad Andrade, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico: [email protected]

Please login or become a member to post a comment.

Senior woman appearing to have head pain or stroke