• By Soledad Andrade

Estudio de Mayo Clinic: marcador sanguíneo puede mostrar grave deterioro cognitivo; el avance es más rápido en los enfermos de Parkinson

September 18, 2013

ROCHESTER, Minnesota - 18 de septiembre de 2013.  Una mutación genética, conocida como GBA, que conduce a la aparición temprana de la enfermedad de Parkinson y a grave deterioro cognitivo (en alrededor de 4 a 7 por ciento de todos los enfermos), también altera el metabolismo de ciertos lípidos, cerámidas y glucosilcerámidas. Los científicos de Mayo Clinic descubrieron que los pacientes con la enfermedad de Parkinson que no tienen la mutación genética también tienen niveles sanguíneos mayores de estos lípidos; y más aún, los enfermos de Parkinson con niveles sanguíneos altos son más proclives a padecer deterioro cognitivo y demencia. La investigación se publicó electrónicamente en la revista PLOS ONE.

AVISO A LA COMUNICACIÓN MULTIMEDIA: Si desea audio o video de la exposición de la Dra. Mielke sobre el estudio, visite la Red Informativa de Mayo Clinic.

El descubrimiento puede convertirse en una advertencia importante para los enfermos de Parkinson, afección que ocupa el segundo lugar entre las enfermedades neurodegenerativas, después de la enfermedad de Alzheimer. No existe ningún biomarcador que indique quién desarrollará la enfermedad, ni quién va a desarrollar deterioro cognitivo después de la aparición de la enfermedad de Parkinson, comenta la Dra. Michelle Mielke, científica de Mayo Clinic y primera autora del estudio.

El deterioro cognitivo es un síntoma frecuente en la enfermedad de Parkinson, que puede ser incluso más debilitante para los pacientes y quienes los cuidan que los característicos síntomas motores. Es importante identificar pronto a los enfermos de Parkinson que corren más riesgo de desarrollar demencia a fin de prevenir o retrasar la aparición y avance de los síntomas cognitivos. El cambio en los lípidos sanguíneos puede ser una manera de detener el avance de la enfermedad, dice la Dra. Mielke.

Se ha planteado que este marcador sanguíneo del lípido también puede servir para predecir quién desarrollarán la enfermedad de Parkinson y, por ello, esta investigación es continua.

"A pesar de que actualmente no existe cura para la enfermedad de Parkinson, mientras antes se la encuentra, mejor es la probabilidad de combatirla", explica la Dra. Mielke. "Es particularmente importante encontrar un biomarcador e identificarlo en la fase preclínica de la enfermedad, antes de que empiece a aparecer".

El laboratorio de la Dra. Mielke investiga los biomarcadores sanguíneos para la enfermedad de Parkinson porque los análisis de sangre son menos invasivos y más baratos que las exploraciones cerebrales y las punciones lumbares, que son otros medios de investigar la enfermedad.

Este trabajo contó para su financiamiento con subsidios del Instituto Nacional del Envejecimiento (U01 AG37526) y de George P. Mitchell con la difunta Cynthia W. Mitchell. El estudio DEMPARK estuvo financiado por un subsidio ilimitado de Novartis y un subsidio del International Parkinson Fonds (Alemania) gGmbH (IPD). La continuación del estudio (LANDSCAPE) forma parte de la Red Competente para la Demencia Degenerativa (KNDD) y es financiada por el Ministerio de Educación e Investigación de la República Federal de Alemania (proyecto número 01GI1008C).

###

Información sobre Mayo Clinic

En el año 2014 se conmemoran 150 años de servicio a la humanidad de Mayo Clinic, entidad sin fines de lucro y líder mundial en atención médica, investigación y educación para gente procedente de todos los ámbitos de la vida. Si desea más información, visite: 150years.mayoclinic.orgMayoClinic.org o http://newsnetwork.mayoclinic.org/.


CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN: Soledad Andrade, Mayo Clinic Public Affairs, 507-284-5005, [email protected]

 

 

Please login or become a member to post a comment.