Mayo Clinic News Network

News Resources


Share this:

Started by Emily Hiatt (@emilyhiatt) · Jun 27, 2012

Experto de Mayo Clinic habla sobre prácticas de natación seguras para disminuir las enfermedades relacionadas con el agua

ROCHESTER, Minnesota — 27 de junio de 2012.  Con la llegada del calor y humedad de la estación estival, los niños buscarán las piscinas para enfriarse. Si bien la natación es refrescante, divertida y un buen ejercicio, hasta las piscinas con cloro contienen muchos microbios que pueden enfermar a los niños. Los expertos pediátricos de Mayo Clinic advierten que muchos nadadores podrían no saber sobre la existencia de enfermedades relacionadas con las piscinas que están llenas de microbios.

AVISO SOBRE EL VIDEO: Para descargar un video de calidad broadcast de este informe, por favor inscríbase en la Red Informativa de Mayo Clinic.

"Una piscina es básicamente una tina comunitaria en donde nadie utiliza champú", comenta el Dr. Thomas Boyce, especialista en Doctor pushing virtual first aid buttonenfermedades infecciosas infantiles del Centro Pediátrico de Mayo Clinic. "Los niños también pueden contraer enfermedades en las piscinas adecuadamente tratadas con cloro porque éste no elimina los microbios de manera instantánea y, en realidad, no erradica para nada al criptosporidio que es el microbio común que causa las enfermedades gastrointestinales relacionadas con el agua".

Los brotes de enfermedades debidas a la recreación acuática llegan al máximo durante el verano. Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, el 21,6 por ciento de las personas en Estados Unidos no sabe que nadar cuando uno tiene diarrea pone a los otros nadadores en peligro de contraer una enfermedad relacionada con el agua. A fin de evitar que los microbios ingresen al agua, el Dr. Boyce recomienda a los padres que lleven al baño con frecuencia a los niños menores de 7 años, que los pañales se cambien en el baño y no junto a la piscina, y que se les lave la cola con agua y jabón a los niños pequeños antes de meterlos al agua.

La natación es una gran forma de mantener refrescados a los niños y de hacer ejercicio durante el verano, pero el Dr. Boyce advierte que los niños que tragan agua mientras nadan corren riesgo de presentar diarrea, meningitis viral y otras enfermedades. El médico añade que los padres pueden mantener a salvo a los niños si los enjuagan antes de entrar a la piscina, si no permiten que un niño con diarrea nade, y si enseñan a los niños que no deben tragar el agua de la piscina cuando nadan.

Para programar una entrevista con el Dr. Boyce, por favor, comuníquese con Emily Hiatt al número telefónico 507-284-5005 o envíe un correo electrónico a newsbureau@mayo.edu. Para más información sobre otros peligros de la natación, tales como el ahogo, la otitis externa, la dermatitis cercarial y picaduras de medusa, visite http://www.mayoclinic.com.

###

Información sobre Mayo Clinic

En el año 2014 se conmemoran 150 años de servicio a la humanidad de Mayo Clinic, entidad sin fines de lucro y líder mundial en atención médica, investigación y educación para gente procedente de todos los ámbitos de la vida. Si desea más información, visite: 150years.mayoclinic.orgMayoClinic.org o http://newsnetwork.mayoclinic.org/.


CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN: Emily A. Hiatt Mayo Clinic Public Affairs, 507-284-5005, newsbureau@mayo.edu

En español spanish Spanish News Release ahogo criptosporidio dermatitis cercarial diarrea Dr Thomas Boyce otitis externa picaduras de medusa

 

Have something to say? Please login or register to respond.