• By Sharon Theimer

La amplia mayoría de los niños deja de mojar la cama sin atención médica

March 27, 2017

a child asleep on a light blue bed sheet with a wet spotESTIMADA MAYO CLINIC:
Mi hijo tiene 8 años y moja la cama pocas veces por semana. Hemos intentado varias cosas para ayudar a evitarlo, tales como suspenderle las bebidas dos horas antes de acostarse y colocar protectores en el colchón que disparan una alarma cuando moja la cama. ¿Debemos llevarlo a un especialista, o suelen los niños dejar de mojar la cama a medida que avanzan en edad?

RESPUESTA:
Mojar la cama es común en los niños de la edad de su hijo, sobre todo en los varones. Sin embargo, hacia la adolescencia, la mayoría de esos niños deja de mojar la cama sin ningún tipo de atención médica. No es necesario que lleve a su hijo al médico si el niño no presenta ningún otro problema urinario relacionado con este asunto, tal como accidentes durante el día o infecciones de las vías urinarias. No obstante, si observa otros problemas médicos que pueden relacionarse con la enuresis nocturna (mojar la cama por la noche), entonces sería buena idea hacer una cita con el proveedor principal de atención médica.

Aprender a ir el baño es un proceso complicado. La secuencia de eventos que debe ocurrir en el cerebro y en la vejiga, así como la conexión entre ambos para que el cuerpo del niño sea capaz de regular bien la función vesical durante el día y por la noche puede llevar varios años.

Muchos niños no tienen ninguna dificultad para permanecer secos durante el día, pero constantemente mojan la cama por la noche. No se sabe por qué algunos niños tienen problemas para controlar la vejiga por la noche, mientras que otros no; pero la enuresis nocturna suele ser más común en los niños de sueño pesado.

No hay nada que un niño pueda hacer o dejar de hacer para evitar mojar la cama y nunca se lo debe castigar por ello. Las técnicas que ustedes aplican para intentar frenar la enuresis nocturna, o sea limitarle los líquidos antes de acostarse y colocar una alarma para cuando moja la cama, posiblemente ayuden y son medidas razonables. No obstante, tengan paciencia a medida que se esfuerzan en ayudar a su hijo y procuren no desalentarse si el problema no desaparece. La alarma que suena cuando la cama se moja, por ejemplo, generalmente necesita por lo menos dos semanas para que se pueda observar una respuesta y de hasta 12 semanas para disfrutar completamente de noches sin enuresis nocturna.

Comuníquese con el proveedor de atención médica de su hijo si nota cualquiera de los siguientes síntomas: pujo extraño durante la micción, chorro de orina pequeño o fino, goteo después de la micción, orina espesa o de color rosa, manchas de sangre en la ropa interior o en los pijamas, enrojecimiento o sarpullido en la zona genital, o mojar la cama durante el día o la noche. Además, consulte al proveedor de atención médica de su hijo si el niño siente dolor o ardor al orinar, porque esos síntomas pueden ser la señal de una infección de las vías urinarias o de un problema de la vejiga o del riñón. Pese a ser raro, en algunos casos, los accidentes durante el día y por la noche pueden ser la primera señal de diabetes.

Si su hijo esconde la ropa interior mojada o haber mojado la cama, o si parece estar particularmente estresado al respecto, consulte al proveedor de atención médica acerca de otras maneras de ayudar a que el niño sienta menos ansiedad por mojar la cama.

Rara vez, se puede usar un medicamento recetado para controlar la enuresis nocturna. Existen medicamentos que pueden disminuir la producción de orina durante la noche, calmar la vejiga o cambiar el patrón de sueño y vigilia del niño. Sin embargo, esos medicamentos no curan la enuresis nocturna y el niño puede volver a mojar la cama después de suspenderlos.

Tenga presente que la mayoría de los niños supera la enuresis nocturna con la edad. A menudo, todo lo que se necesita es apoyo, comprensión y paciencia.

Dr. Patricio Gargollo, Urología Pediátrica de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Comment

Please login or register to post a comment.