• By Emily Hiatt

La detección del cáncer pulmonar permite encontrarlo en etapa temprana

December 31, 2014

ESTIMADA MAYO CLINIC:
En mi último examen físico, el médico sugirió someterme a una detección para cáncer de pulmón porque yo solía fumar aproximadamente un paquete de cigarrillos al día, pero lo dejé hace 12 años. Ahora tengo 63 años y gozo de buena salud. ¿Es realmente necesario que me someta a la detección, y qué implica la misma?

Ilustración de los pulmones con un tumor cancerosoRESPUESTA:
Los programas de detección sirven para descubrir el cáncer de pulmón en etapa temprana, cuando es más factible tratarlo con éxito. De manera general, se recomienda realizar la detección en las personas que corren más riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, entre los que normalmente están quienes solían fumar mucho en algún momento de su vida.

El cáncer de pulmón actualmente es la primera causa de muerte en Estados Unidos, donde anualmente mueren más personas con esa enfermedad que debido al cáncer de colon, mama y próstata combinados. No obstante, los estudios han demostrado que un programa organizado de detección puede reducir en 20 por ciento la cantidad de personas que fallece por cáncer de pulmón.

De manera particular, un estudio conocido como Ensayo Nacional de Detección Pulmonar descubrió que la detección beneficia a tres segmentos específicos de la población. El primer grupo incluye a personas que ya tuvieron cáncer de pulmón antes y el segundo grupo abarca a la gente que fumó un paquete o más de cigarrillos al día durante 30 años o más tiempo.

El tercer grupo corresponde a quienes fumaron un paquete o más al día durante 20 años o más tiempo y tienen también otro factor que les aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón. Ese otro factor puede ser de antecedentes familiares de cáncer de pulmón, tener enfisema u otro trastorno pulmonar, haber recibido radioterapia, o haber sido diagnosticado con cáncer en otra parte del cuerpo.

Los programas para detección del cáncer de pulmón utilizan un examen por imágenes conocido como tomografía computarizada de dosis baja, o TC, exploración que permite buscar cáncer en los pulmones. La realización de la tomografía computarizada implica acudir a una cita de aproximadamente una hora, aunque la exploración misma dura menos de un minuto. La tomografía computarizada de dosis baja es indolora y similar a una radiografía. En esta la exploración, una computadora genera imágenes detalladas de los pulmones y estructuras circundantes que luego son revisadas por un radiólogo, o médico especializado en diagnosticar afecciones a través de exámenes por imágenes.

Las tomografías computarizadas para detectar cáncer de pulmón son importantes debido a su capacidad de revelar el cáncer mucho antes de que se presenten síntomas o se lo pueda ver en una radiografía de tórax. La tomografía computarizada puede mostrar un cáncer tan pequeño como un grano de arroz y eso es importante porque la supervivencia después del tratamiento para el cáncer de pulmón se relaciona directamente con la etapa en la que se descubre el cáncer.

Cuando el cáncer de pulmón se identifica en las primeras etapas mediante una tomografía computarizada de detección, generalmente se lo puede curar con una cirugía. Además, el tratamiento del cáncer de pulmón en las primeras etapas suele realizarse con técnicas de invasión mínima, y después de una cirugía de invasión mínima, las personas normalmente se recuperan más rápido y retoman su actividad regular antes de lo que harían si se sometiesen a métodos quirúrgicos más invasivos.

Dejar de fumar fue una excelente decisión de su parte — quizás la mejor decisión médica de su vida. Dejar de fumar disminuye drásticamente el riesgo de muchos problemas médicos y mejora la salud y el bienestar en general. Someterse a la detección del cáncer pulmonar simplemente refuerza esa decisión de continuar protegiendo su salud, ahora y en el futuro.

Dr. Stephen Cassivi, Cirugía torácica, Mayo Clinic de Rochester, Minnesota.

Please login or become a member to post a comment.

Woman having a mammogram