• By Soledad Andrade

La enfermedad de Parkinson es la causa más común del parkinsonismo, pero no la única

August 21, 2014

ESTIMADA MAYO CLINIC:
A mi marido inicialmente le diagnosticaron la enfermedad de Parkinson, pero luego se determinó que padecía un parkinsonismo atípico. ¿Cuál es la diferencia y qué tratamientos funcionan mejor para esta afección?

RESPUESTA:
La persona que cuida del paciente le sostiene las manos
La situación de su marido no es rara en las personas que padecen parkinsonismo atípico. Cuando empiezan los síntomas, la afección puede diagnosticarse primero como la enfermedad de Parkinson; pero con el transcurso del tiempo, se torna evidente que la causa de los síntomas es otro trastorno subyacente. El tratamiento para el parkinsonismo atípico depende de varios factores, entre ellos, el diagnóstico específico, los síntomas, y la rapidez con la que avanza la enfermedad.

A fin de entender el parkinsonismo atípico, es bueno informarse un poco sobre el parkinsonismo en general. Primero, el parkinsonismo no es una enfermedad en sí misma, sino que es el nombre con el que se describe a un grupo de síntomas que incluye lo siguiente: temblor cuando la extremidad está en reposo, movimientos lentos, rigidez muscular y alteración del equilibrio y la postura. Cuando alguien presenta por lo menos dos de estos cuatro síntomas, se dice que padece parkinsonismo.

El parkinsonismo se debe a muchas causas. La enfermedad de Parkinson es la causa más común, pero no la única. El parkinsonismo puede derivar de ciertos medicamentos. Un tipo progresivo de demencia, conocido demencia de los cuerpos de Lewy, que abarca el deterioro de las capacidades físicas y mentales, también puede conducir al parkinsonismo.

El parkinsonismo también puede ser producto de otros tres trastornos del movimiento raros: atrofia multisistémica, parálisis supranuclear progresiva y degeneración corticobasal. Cuando el neurólogo sospecha que uno de estos tres trastornos es la fuente del parkinsonismo, pero todavía no se ha establecido un diagnóstico exacto, entonces se etiqueta la enfermedad como parkinsonismo atípico.

Otro término para este grupo de trastornos es “síndrome de Parkinson plus”, debido a que las personas que padecen una de estas enfermedades muestran síntomas de parkinsonismo junto con otras características. Por ejemplo, la atrofia multisistémica afecta al sistema nervioso autónomo que controla la actividad inconsciente del cuerpo, como la presión arterial y las funciones vesical e intestinal. Las personas que padecen el trastorno suelen tener presión arterial baja e incontinencia, aparte de los demás síntomas del parkinsonismo.

Las personas que padecen parálisis supranuclear progresiva normalmente presentan anomalías en los movimientos oculares y también inestabilidad en la marcha, por lo que sufren caídas al principio de la enfermedad. Quienes padecen la enfermedad de Parkinson normalmente no tienen ese problema sino hasta mucho más avanzada la enfermedad.

La degeneración corticobasal suele afectar sólo un lado del cuerpo, y sus síntomas tienden a empeorar gravemente y son difíciles de tratar. La enfermedad de Parkinson normalmente empieza en un lado del cuerpo y luego pasa al otro, pero los síntomas por lo general responden al tratamiento.

El problema de identificar con exactitud las enfermedades que componen el parkinsonismo atípico es que no existe ningún examen ni prueba que pueda aplicarse para diagnosticarlas. A pesar de la utilidad de ciertos exámenes, como las resonancias magnéticas cerebrales, el diagnóstico se basa mucho en los síntomas y en el examen físico y neurológico.

En estos tres trastornos, los síntomas se desarrollan lentamente, a veces durante el transcurso de cinco o más años. Por ello, lo que primero parecía ser la enfermedad de Parkinson, como ocurrió en el caso de su marido, puede cambiar a medida que aparecen otras características de la enfermedad subyacente.

Otra pista de que el trastorno del movimiento puede ser uno del grupo del parkinsonismo atípico es que los síntomas no mejoran con los medicamentos normales para la enfermedad de Parkinson. Esto es particularmente cierto con el fármaco llamado levodopa, que es el más comúnmente utilizado y el medicamento más eficaz para la enfermedad de Parkinson. En las personas que padecen un trastorno de parkinsonismo atípico, generalmente muestran poca o ninguna diferencia en los síntomas con la levodopa.

El tratamiento del parkinsonismo atípico normalmente no puede determinarse sino hasta identificar el trastorno exacto que produce los síntomas. Una vez que eso ocurra con su marido, entonces él podrá trabajar con el neurólogo para delinear un plan de tratamiento eficaz. Debido a que los trastornos del parkinsonismo atípico son raros, su marido quizás desee considerar buscar un neurólogo especializado en trastornos del movimiento, pues dichos especialistas conocen esas enfermedades y suelen tener mucha experiencia en su manejo.

Dr. James Bower, Neurología, Mayo Clinic de Rochester, Minnesota.

Please login or become a member to post a comment.

hand pain image