• By Soledad Andrade

La reparación y restablecimiento del cartílago se vuelve más común

March 1, 2016

Persona con la rodilla lesionada o dolor en la rodillaESTIMADA MAYO CLINIC:
Acabo de escuchar que en las articulaciones de la rodilla, se usa cartílago. El verano pasado se me diagnosticó osteopenia, artritis degenerativa, estrechamiento moderado del compartimento lateral y derrame en la articulación de la rodilla derecha. Ahora, ya no puedo estirarla y está un poco hinchada. Me han puesto dos inyecciones que ayudaron con el dolor durante un tiempo, pero me pregunto si el cartílago serviría en mi caso.

RESPUESTA:
Si bien es cierto que los procedimientos para restablecer y reparar el cartílago se vuelven más comunes, en situaciones como la suya en las que hay se ha perdido bastante cartílago, esos procedimientos no suelen tener éxito. Sin embargo, para tratar los síntomas vinculados con la artritis de la rodilla y las afecciones que la acompañan, existen otras alternativas eficaces.

La rodilla tiene dos tipos de cartílago. El primero es el cartílago articular que provee a la articulación de una superficie lisa y lubricada. El segundo es el menisco que provee un cojín al cartílago articular para que realice aquellas actividades en las que se carga el peso del cuerpo.

Los problemas que usted tiene implican al cartílago articular. Cuando surgen problemas con el cartílago articular, éstos suelen ser resultado de una lesión o defecto localizados, o se producen debido a la artritis, o sea a la pérdida difusa de cartílago.

De ambos problemas, las lesiones y defectos localizados son mucho menos comunes y normalmente se presentan en personas más jóvenes que sufrieron una lesión deportiva o padecen otras afecciones, tales como osteocondritis desecante. La artritis, en cambio, es mucho más común. La osteoartritis suele presentarse a medida que uno envejece y la superficie del cartílago articular se desgasta con el transcurso del tiempo. Además, pueden suscitarse casos de artritis inflamatoria, como la artritis reumatoide.

Tanto los defectos localizados del cartílago como la artritis presentan síntomas similares, que son de pérdida del movimiento, dolor e hinchazón. Por lo tanto, es importante llevar a cabo una evaluación exhaustiva a fin de precisar el problema. Eso incluye hacer una revisión detallada del historial médico, un examen físico y exámenes por imágenes, tales como radiografías o resonancias magnéticas, en caso necesario.

Los procedimientos para reparación o restablecimiento del cartílago pueden servir para tratar un defecto o una lesión del cartílago articular, pero no surten efecto en la artritis. A fin de entender por qué, posiblemente ayude compararlo con el proceso de reparación de un camino: un defecto localizado o una lesión en el cartílago articular equivalen a la existencia de uno o dos baches en el camino, los cuales pueden repararse para que el camino quede bien. La artritis equivale a la presencia de muchos baches en el camino, que al arreglarlos cada uno por separado, no se restablece el camino en general, sino que aparecen más baches con el transcurso del tiempo. Lo necesario es un método más integral para que la superficie quede sólida.

En su caso, tener “artritis degenerativa con moderado estrechamiento del compartimento lateral” significa que usted ha perdido mucho cartílago articular. Por lo tanto, no se le recomienda el restablecimiento o reparación del cartílago, sino otros tratamientos disponibles. El manejo de la artritis generalmente incluye perder peso, modificar las actividades, tomar medicamentos orales para reducir la inflamación y hacer fisioterapia para recuperar la fuerza y el movimiento.

Varios medicamentos inyectables también pueden aliviar los síntomas de la artritis. De ellos, el más común es la cortisona que posiblemente fue lo que se le administró en las inyecciones. Ese medicamento funciona como antiinflamatorio y puede mejorar el dolor y la hinchazón. Otra alternativa común de inyección es el ácido hialurónico, o la viscosuplementación.

Los avances más recientes incluyen las inyecciones de plasma rico en plaquetas o un concentrado de aspirado de médula ósea que usa factores de crecimiento o las propias células corporales de reparación para aliviar los síntomas.  A pesar de que los estudios han mostrado algunos resultados esperanzadores, todavía es necesario estudiar más el asunto. Actualmente, la mayoría de compañías de seguro de salud clasifica estos tratamientos como experimentales y podrían no cubrir el costo de los mismos.

Otra alternativa bajo investigación es la inyección de células madre de la mesénquima, que emplea las propias células grasas de la persona en un procedimiento realizado en dos etapas. Un ensayo clínico de fase I para este tratamiento acaba de obtener autorización y pronto empezará a inscribir pacientes.

En los casos de artritis grave con síntomas que continúan pese a un manejo integral, sería razonable proseguir con una cirugía como la artroplastia de rodilla o el reemplazo de la articulación.

Consulte a su médico acerca de otros tratamientos para su caso. Aunque el restablecimiento del cartílago probablemente no funcione, existen otras alternativas que tal vez mejoren sus síntomas y le ayuden a sentirse mejor.

Dr. Aaron Krych, Cirugía Ortopédica de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Comment

Please login or register to post a comment.