• By Emily Hiatt

Los antecedentes familiares de cálculos renales aumentan el riesgo, pero medidas preventivas pueden ser beneficiosas

October 8, 2014

 ESTIMADA MAYO CLINIC:
Mi familia tiene antecedentes de cálculos renales, y me gustaría prevenirlos si fuera posible. ¿Qué debo hacer entonces? ¿Debo evitar ciertos alimentos o bebidas?

Ilustración de cálculos renales

Cálculos renales
© Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica. Todos los derechos reservados.

RESPUESTA:
Los antecedentes familiares de cálculos renales sí aumentan el riesgo de desarrollar cálculos, pero se pueden tomar varias medidas para ayudar a prevenir su formación. Una de las más importantes es beber abundantes líquidos todos los días. Ciertas elecciones en la alimentación y mantener un peso saludable pueden también disminuir el riesgo.

Los riñones filtran los desechos y los fluidos excedentes de la sangre, los que son eliminados del cuerpo en la orina. Los cálculos renales se forman cuando la orina contiene más sustancias formadoras de cristales, como calcio, oxalato y ácido úrico, que las que puede diluir. Al mismo tiempo, debido a genética u otros factores, posiblemente la orina no contenga sustancias que evitan la agrupación de cristales, lo que crea un medio ideal para la formación de cálculos renales.

Para personas con familiares que han tenido cálculos renales, el riesgo de cálculos es alrededor del doble que el de personas que no poseen antecedentes familiares. Otros factores que pueden elevar el riesgo incluyen las cirugías que modifican el proceso digestivo, como el baipás gástrico, y las enfermedades que afectan la digestión, como la enfermedad inflamatoria intestinal o la diarrea crónica.

Las personas que viven en climas más cálidos tienden a presentar más cálculos renales que quienes viven en climas más fríos, lo que parece estar relacionado al mayor tiempo que pasan a la intemperie en el clima cálido y, como resultado, a la cantidad de sudor producido. La transpiración puede conducir a la deshidratación, la cual es un factor de riesgo importante para cálculos renales.

Debido a que la deshidratación es una de las principales causas de cálculos renales, beber abundantes líquidos todos los días es clave para prevenir su formación. Cuando se producen cerca de dos litros y medio de orina al día, se está consumiendo la cantidad adecuada de líquidos. Por supuesto, medir la cantidad de orina producida puede no ser práctico, así que una buena aproximación es que la orina debe verse casi transparente. Si es oscura, la orina está más concentrada, y es más probable que se formen cálculos.

La mejor bebida a elegir es el agua. Para aumentar el beneficio, agréguele limón, ya que el ácido cítrico tiene efectos protectores contra los cálculos renales. Las limonadas sin azúcar y los refrescos dietéticos a base de cítricos también son buenas opciones. Evite los refrescos oscuros porque contienen ácido fosfórico, que podría elevar el riesgo de cálculos renales. Asimismo, las bebidas no deben contener azúcar o deben tener un bajo contenido de la misma, ya que las bebidas y los alimentos dulces elevan el riesgo de otras condiciones, como obesidad y diabetes.

Algunas personas afirman que beber jugo de arándanos rojos previene cálculos. Sin embargo, la investigación no ha mostrado efectos beneficiosos. Un estudio incluso demostró que el jugo de arándanos rojos eleva el riesgo de formación de cálculos renales. Empero, como regla general, si le gusta el jugo de arándanos rojos, está bien beberlo como parte de su esfuerzo de beber abundantes líquidos.

La alimentación también juega un papel en la probabilidad de presentar cálculos renales. Una dieta con alto contenido de proteínas, sodio y azúcar podría elevar el riesgo de formación de cálculos renales en algunas personas. Por este motivo, procure mantener una dieta con poca sal y azúcar. Limite las proteínas de fuentes animales y, en su lugar, trate de elegir proteínas de fuentes vegetales, como frijoles, cacahuates, lentejas y chícharos.

Si tiene sobrepeso, la manera en que su cuerpo absorbe algunas sustancias, incluidos los oxalatos, puede verse afectada. Así que lograr un peso saludable posiblemente también ayude a disminuir su riesgo de presentar cálculos renales.

Si le preocupan temas relacionados a los cálculos renales, considere conversar sobre ellos con su médico, quien puede revisar sus antecedentes familiares y su historial médico, así como platicar sobre posibles cambios en el estilo de vida que podrían ser beneficiosos en su caso.

Dra. Amy Krambeck, Urología, Mayo Clinic, Rochester, Minnesota.

 

 

Please login or become a member to post a comment.