• By Emily Hiatt

Los tratamientos y las medidas de autocuidado pueden ayudar a aliviar las molestias del eccema

October 15, 2014

ESTIMADA MAYO CLINIC:
Mi hija de 10 años tiene piel muy seca, que parece empeorar cuando empiezan las clases. Desarrolló en los brazos y parte inferior de las piernas unas áreas rojas que le producen picor, las mismas que desaparecen después de un tiempo, pero realmente le fastidian. ¿Cuál puede ser la causa? ¿Debemos aplicar loción en esas zonas, o algo más fuerte? ¿En qué punto debe verla un dermatólogo?

RESPUESTA:
Sarpullido en la piel y eccema en las piernas
Según su descripción, parece que su hija sufre una afección conocida como eccema. En los niños, esta afección generalmente brota de nuevo en el otoño cuando vuelven a la escuela. A fin de descubrir si es eccema, haga una cita con el proveedor principal de atención médica o con el dermatólogo para realizar una evaluación de los síntomas. Existen varios tratamientos y medidas de autocuidado que pueden ayudar a aliviar las molestias.

El eccema, también conocido como dermatitis atópica, es común en los niños. Los síntomas normalmente incluyen sequedad, descamación de la piel y zonas rojas que pueden supurar. En muchos casos, el eccema puede provocar comezón fuerte. Los síntomas del eccema tienden a aparecer y desaparecer.

Muchos niños que padecen eccema ven que sus síntomas empeoran en el otoño, y eso puede deberse a un par de razones. Primero, la sequedad del aire interior de la mayoría de escuelas puede secar mucho la piel, especialmente cuando el clima enfría y se enciende la calefacción. Segundo, el estrés a menudo suele conducir a rebrotes del eccema. Cuando los niños vuelven a la escuela, sienten más estrés y ansiedad que durante el verano, lo que puede recrudecer los síntomas.

El proveedor principal de atención médica o el dermatólogo pueden determinar si la afección de su hija es eccema simplemente con un examen de la piel. En la mayoría de casos, no es necesario realizar análisis de sangre ni pruebas en la piel. Existen varios medicamentos de venta libre y bajo receta médica capaces de aliviar la comezón y reparar los daños de la piel, así que consulte al médico cuáles son los correctos para su hija.

Además, aliente a la niña a adoptar las siguientes medidas para el cuidado de la piel sensible: remojarse diariamente con agua tibia en una tina de baño o en la ducha durante alrededor de 15 minutos; al salir, usar una toalla suave para secarse con palmaditas, sin frotar la piel. Una vez seca la piel, aplicar cualquier medicamento recomendado y luego cubrirla con el humectante. Usar solamente champú, jabón, humectante y demás productos para la piel que sean hipoalergénicos y no contengan colorantes ni perfumes.

La niña debe vestirse en capas, de manera que cuando sienta mucho calor, pueda quitarse una capa de ropa para evitar calentarse excesivamente porque la sudoración empeora los síntomas del eccema, especialmente cuando se lo deja secar sobre la piel. Debe también evitar usar ropa apretada y telas ásperas que irritan la piel.

La niña debe procurar no rascar la piel. Rascarse puede aumentar los síntomas y conducir a una infección. Si la comezón fuese difícil de resistir, cubra la zona con compresas frías y húmedas. Tomar un baño tibio añadiendo bicarbonato de sodio o avena cruda en el agua también puede aliviar la comezón.

Intente hasta el máximo posible que su hija mantenga un ambiente propicio para la piel. Por ejemplo, use un humidificador para añadir humedad en el aire de la casa; haga que el ambiente de la niña sea libre de humo, y manténgala alejada de aquellos lugares donde tenga exposición al humo de segunda mano.

Consulte al médico de la niña otras maneras de aliviar los síntomas. A pesar de que no exista cura para el eccema, por lo general se lo puede tratar con eficacia para que los síntomas ocasionen menos molestias y sea más fácil controlarlo.

Dra. Dawn Davis, Dermatología, Mayo Clinic de Rochester, Minnesota.

Please login or become a member to post a comment.

Doctor examining little girl