Mayo Clinic News Network

News Resources


Share this:

Posted by Emily Hiatt (@emilyhiatt) · Apr 30, 2012

Mayo Clinic descubre que enfriamiento corporal disminuye en casi 12 por ciento muerte de pacientes hospitalizados con paro cardíaco

ROCHESTER, Minnesota — 30 de abril de 2012.  El enfriamiento corporal forzado, conocido como hipotermia terapéutica, disminuyó las muertes ocurridas durante el internamiento hospitalario de los pacientes con paro cardíaco repentino en casi 12 por ciento, entre los años 2001 y 2009, informa un estudio de Mayo Clinic a presentarse durante la próxima reunión anual 2012 de la Academia Americana de Neurología en Nueva Orleans. Esta investigación forma parte de varias sinopsis de Mayo sobre las que se discutirá en la conferencia.

AVISO SOBRE EL VIDEO: Se ofrecen recursos en audio y video para los periodistas en el blog noticioso de Mayo Clinic.

El objetivo del enfriamiento terapéutico es lentificar el metabolismo corporal para evitar daños cerebrales y muerte. Se cree que la Illustration of stethoscope and heart monitorhipotermia terapéutica leve suprime las reacciones químicas nocivas en el cerebro y conserva las células. Dos estudios fundamentales publicados en el 2002 descubrieron que la hipotermia terapéutica era más eficaz para los pacientes con paro cardíaco repentino que las terapias tradicionales. Los científicos de Mayo analizaron la base de datos, que abarcaba a más de un millón de pacientes, y descubrieron que las tasas de mortalidad entre los pacientes hospitalizados por paro cardíaco repentino descendió de 69,6 por ciento en 2001 (el año anterior a la aparición de los estudios) a 57,8 por ciento en el 2009, que son los últimos datos disponibles.

"Dada la revisión de una cantidad grande de casos, confiamos que la reducción en la mortalidad de los pacientes hospitalizados con paro cardíaco sea significativa y sostenida", comenta el coautor Dr. Alejandro Rabinstein, neurólogo de Mayo Clinic. "Se continúa buscando respuestas a las siguientes preguntas: ¿Por qué se desarrolló esta tendencia, y cómo se la puede acelerar?", añade la coautora Dra. Jennifer Fugate.

Estas medidas son importantes porque la enfermedad se acumula con el tiempo en la corteza, y la inflamación en la corteza es un signo del avance de la enfermedad.

A continuación se mencionan otros estudios presentados durante la reunión de la Academia Americana de Neurología.

El paciente recibe mejor atención con cambios de guardia estructurados entre los residentes:

En el estudio, los residentes subalternos de neurología general, accidentes cerebrovasculares y las unidades de cuidados intensivos neurológicos de Mayo Clinic emplearon en la primera mitad de sus rotaciones un método no estructurado para los cambios de guardia, pasando luego a un sistema estructura durante la segunda mitad. Los residentes informaron que el cambio de guardia normalizado mejoró enormemente la comunicación, que incluía información sobre lo siguiente: antecedentes médicos pertinentes del paciente, análisis de laboratorio pendientes, recomendaciones respecto a enfermería y farmacia, y código actualizado para el paciente. Los residentes que utilizaron el método normalizado también se mostraron más proclives a compartir los resultados de los análisis con los pacientes y sus familiares antes del cambio de guardia. Dicha acción derivó en un aumento significativo de la satisfacción general con el proceso de cambio de guardia.

"Este estudio es particularmente oportuno ahora que los programas de residencia se ajustan a las nuevas restricciones en las horas laborales, establecidas en el año 2010", señala el autor principal Dr. Brian Moseley, residente de neurología y Profesor Adjunto de Neurología en Mayo Clinic. "Cuando uno se ve obligado a dejar las cosas debido a las restricciones en las horas laborales, son muchas las posibilidades de que se susciten errores a menos que la comunicación sea buena", dice el Dr. Jeffrey Britton, neurólogo de Mayo Clinic y coautor del estudio. "Estos métodos estructurados parecen lograr dos cosas: evitar errores y ofrecer más confianza al paciente y sus familiares respecto a que la información importante realmente se comunica", añade el doctor Britton.

Los costos médicos suben significativamente cuando los pacientes pasan del estado de cognición normal al deterioro cognitivo leve y luego a la demencia completa:

Los científicos estudiaron 3591 pacientes de 70 a 80 años, categorizados en cuatro grupos: cognición normal, deterioro cognitivo leve, demencia recién descubierta y demencia predominante. El costo promedio por la atención médica subió de 6042 dólares en las personas del grupo normal a 11 678 dólares anuales en quienes sufrían demencia predominante. El costo promedio anual de las personas con deterioro cognitivo leve anualmente era de 859 dólares más que el de las personas normales, y el costo promedio de quienes sufrían demencia era de 4457 dólares más que las personas con deterioro cognitivo leve.

"Los datos sobre los costos médicos de toda la gama del deterioro cognitivo son básicos para encontrar tácticas costo-eficaces que posterguen y prevengan la aparición de la enfermedad de Alzheimer", acota la coautora, Dra. Cynthia Leibson, epidemióloga de Mayo Clinic. "Partiendo de estos datos, ahora se considerarán los costos vinculados a la demencia en las residencias de ancianos, y se identificarán los factores de riesgo subyacentes en las diferencias entre cada uno de los pacientes y categorías cognitivas".

Programa para prevención de accidentes cerebrovasculares reduce los factores de riesgo:

Los pacientes que participan en un programa para prevención de accidentes cerebrovasculares son más proclives a seguir una dieta y hacer ejercicio que quienes reciben atención médica normal, descubrieron los científicos de Mayo en un estudio financiado por la Asociación American del Corazón. El 61 por ciento de los pacientes participantes en un programa dirigido por un médico y ayudado por enfermeras mostró después de un año la reducción de por lo menos un factor de riesgo, tal como hipertensión, diabetes, tabaquismo o colesterol sanguíneo alto. En el grupo de pacientes que recibía la atención más tradicional solamente 33 por ciento mostró mejoría. Los pacientes estudiados habían sufrido accidentes cerebrovasculares ateroescleróticos, evento ocasionado por la obstrucción de un vaso sanguíneo que va o se encuentra en el cerebro, y corrían más riesgo de sufrir un segundo accidente cerebrovascular.

"El estudio revela que realizar cambios relativamente modestos en el modelo de atención médica tradicional para enfermedades crónicas puede marcar una gran diferencia en la salud de los pacientes con accidente cerebrovascular", dice la coautora, la Dra. Kelly Flemming, neuróloga de Mayo Clinic.

AVISO A LOS PERIODISTAS: Los expertos de Mayo Clinic estarán disponibles para los periodistas que deseen comentar sobre las investigaciones presentadas durante la reunión de la Academia Americana de Neurología. Se les solicita comunicarse con Emily Hiatt a la información de contacto ofrecida arriba.

###

Información sobre Mayo Clinic

En el año 2014 se conmemoran 150 años de servicio a la humanidad de Mayo Clinic, entidad sin fines de lucro y líder mundial en atención médica, investigación y educación para gente procedente de todos los ámbitos de la vida. Si desea más información, visite: 150years.mayoclinic.orgMayoClinic.org o http://newsnetwork.mayoclinic.org/.


CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN: Emily A. Hiatt Mayo Clinic Public Affairs, 507-284-5005, newsbureau@mayo.edu

espanol spanish Spanish News Release accidente cerebrovascular daño cerebral Dr Alejandro Rabinstein Dr Jeffrey Britton Dra Kelly Flemming enfriamiento corporal hipotermia terapéutica Mayo Clinic Rochester Neurología paro cardíaco

 

Have something to say? Please login or register to respond.