Mayo Clinic News Network

News Resources


Share this:

Posted by Emily Hiatt (@emilyhiatt) · Mar 22, 2013

Mayo Clinic Health Letter de marzo de 2013

Estos son los puntos más destacados de la edición de marzo de Mayo Clinic Health Letter.

Arcos caídos

Tratamientos no invasivos ofrecen buen apoyo a los arcos caídos

ROCHESTER, Minnesota: 22 de marzo de 2013.  El dolor continuo en la parte interna del pie y tobillo amerita una visita al médico, dice la edición de marzo de Mayo Clinic Health Letter. Ese tipo de dolor puede ser un síntoma del arco caído, o cambio ocurrido en aquel tendón que normalmente ofrece estabilidad al caminar y sujeta el arco del pie.

Cuanto antes se identifique este problema, conocido como disfunción del tendón tibial posterior, más posibilidad hay de que un tratamiento no invasivo surta efecto; y por el contrario, cuando se deja sin tratamiento, el tendón continúa degenerándose.

El tendón posterior corre por la porción interna de la parte inferior de la pierna, partiendo desde el músculo de la pantorrilla y uniéndose a los huesos dentro del pie. Entre los problemas más comunes del pie y tobillo están las lesiones de este tendón, que pueden suscitarse por el desgaste natural propio del transcurso del tiempo, debido a su uso excesivo en deportes de alto impacto, o por sufrir una caída.

La obesidad, la diabetes, la hipertensión y las inyecciones de esteroides pueden aumentar el riesgo de la disfunción del tendón tibial. Los arcos caídos son más comunes entre los adultos mayores de 40 años y las mujeres suelen presentarlos con más frecuencia que los hombres.

Los síntomas incluyen: hinchazón en la parte interior del tobillo; dolor que empeora al realizar alguna actividad o caminar sobre piso desigual; dificultad para caminar o permanecer de pie durante períodos prolongados; y por último, dolor en la parte exterior del tobillo debido al desplazamiento hacia fuera del hueso del talón.

El diagnóstico requiere de un examen físico y suele incluir también radiografías u otros exámenes radiológicos. El tratamiento depende de la extensión del problema del tendón, pues el objetivo es reducir el dolor, estabilizar el pie y evitar más daños a la integridad del pie.

Las alternativas conservadoras de tratamiento incluyen lo siguiente:

  • Suspender o disminuir aquellas actividades que empeoran el dolor del pie.
  • Aplicar compresas frías en la zona adolorida, tres o cuatro veces diarias, hasta por 20 minutos a la vez.
  • Tomar antiinflamatorios no esteroides, como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros) o el naproxeno (Aleve y otros) para disminuir la inflamación.
  • Perder peso y participar en actividades físicas de bajo impacto.
  • Usar un yeso corto para la pierna o una bota ortopédica para estabilizar el tendón.
  • Usar aparatos ortopédicos para controlar la posición del pie.

La cirugía puede considerarse cuando el dolor no mejora después de seis meses de tratamiento conservador. Entre las alternativas quirúrgicas están reemplazar el tendón dañado con otro tendón del pie, realinear los huesos para crear un arco más normal y fusionar las articulaciones para estabilizar el dorso del pie.

Es complicado: no sólo las calorías, sino también otros factores repercuten sobre la reducción de peso

ROCHESTER, Minnesota: Disminuir las calorías es fundamental para perder peso, pero la relación entre calorías y reducción de peso es complicada. La edición de marzo de Mayo Clinic Health Letter esclarece un poco la confusión existente respecto a la cuenta de calorías y la reducción de peso.

En general, se sabe que una libra de grasa equivale a 3500 calorías. Por lo tanto, disminuir 500 calorías a diario, o sea 3500 a la semana, significaría perder una libra de grasa; sin embargo, el metabolismo, la composición corporal y hasta la forma como el cerebro percibe la comida y bebida pueden alterar esta fórmula.

Cada libra perdida es de grasa, músculo y agua: cuando una persona en dieta baja una libra, no solamente pierde grasa, sino una mezcla de grasa, tejido graso (como el músculo) y agua. Además, el tipo de dieta adoptada también altera la composición y velocidad de la reducción de peso, independientemente de la cantidad de calorías disminuidas con la dieta. Por ejemplo: una dieta con baja ingesta de carbohidratos conduce a que el cuerpo pierda agua y a una disminución de peso más rápida de lo que se espera con la reducción de calorías. La advertencia es que la pérdida de agua suele ser temporal.

Tasa metabólica: se refiere a la energía que el cuerpo consume en reposo. El funcionamiento básico del organismo consume alrededor de 70 por ciento de la tasa metabólica. El resto, en su mayor parte, corresponde al mantenimiento del tejido muscular magro. La grasa quema muy pocas calorías en reposo. Las personas que tienen menos cantidad de tejido muscular posiblemente no queman tantas calorías en reposo como quienes tienen más, y por ello les es más difícil perder peso. Los ancianos tienen menos músculo y su metabolismo basal es igualmente menor; por otro lado, los hombres en general tienen más tejido magro que las mujeres.

Respuesta a la reducción de calorías: reducir las calorías de manera drástica o ingerir todas en una sola comida diaria desencadena una cascada de respuestas en el organismo. Es decir, el cuerpo reduce la tasa de metabolismo para conservar energía, haciendo más difícil perder la cantidad de peso correspondiente a la reducción calórica. Por ello, una mejor táctica para bajar de peso es disminuir las calorías gradualmente e ingerirlas distribuidas entre pocas comidas diarias.

Elección de comida y bebida: los investigadores no pueden explicarlo a ciencia cierta, pero las calorías del alcohol, consumidas en cantidad moderada, o de porciones moderadas de frutos secos no parecen contribuir a aumentar de peso. Por otro lado, en el otro extremo de la escala de los azúcares están los sustitutos utilizados en productos como las sodas de dieta que tienen pocas calorías, pero que quienes las consumen tienden a pesar más que las personas que no lo hacen.

Otros factores: el nivel de estrés, la genética, así como la cantidad de sueño y de bacterias en el intestino están entre otros factores que pueden sesgar la fórmula entre calorías y pérdida de peso.

Si bien calcular exactamente las calorías para bajar de peso es complicado, los dos puntos básicos para el control y reducción de peso son más bien simples: primero, lo mejor es ingerir una alimentación baja en calorías, con alto contenido de frutas, verduras, granos integrales y frutos secos; segundo, es importante mantenerse activo y tener como objetivo hacer actividad física de intensidad moderada durante 150 minutos semanales.

Mayo Clinic desarrolla cirugía sin incisión para el codo del tenista

ROCHESTER, Minnesota: Los médicos de Mayo Clinic acaban de desarrollar un nuevo método para tratar el codo del tenista que podría eliminar la necesidad de someterse a cirugía en algunos pacientes que no responden a las terapias conservadoras. La edición de marzo de Mayo Clinic Health Letter trata sobre esta nueva técnica, conocida como fasciotomía y tenotomía quirúrgica.

El tratamiento inicial de reposo y fisioterapia no funciona en 10 por ciento de las personas que sienten dolor en el tendón del codo, o sufren del codo del tenista. La fibrosis degenerativa que generalmente se desarrolla en el tendón no mejora con el tratamiento de reposo y para esos pacientes, el siguiente paso es la cirugía para extraer el tejido fibroso. El procedimiento puede realizarse como cirugía abierta, que implica cortar el tejido sano para llegar al tendón, o mediante un método de mínima invasión que conlleva varias incisiones pequeñas. Ambas técnicas quirúrgicas requieren de anestesia y tiempo en el quirófano.

La fasciotomía y tenotomía quirúrgica, en cambio, no requiere de incisiones ni anestesia, sino tan sólo de de una sustancia para entumecer el sitio del procedimiento. Los médicos localizan el tejido fibroso con la ayuda de la ecografía y luego introducen en ese lugar un instrumento parecido a una aguja de punta hueca que al activarse, se mueve rápidamente hacia adelante y hacia atrás, deshaciendo la fibrosis con la energía ecográfica mientras se succiona el tejido tratado.

Los médicos de Mayo Clinic informaron que la experiencia clínica inicial fue positiva. Desde que se introdujo el procedimiento hace más de un año, se han realizado 2500 en todo el mundo, ninguno con complicaciones mayores; por lo tanto, el procedimiento parece seguro cuando lo realizan manos experimentadas. Sin embargo, todavía no se han publicado estudios a gran escala sobre la eficacia del procedimiento, aunque varios grupos se encuentran recogiendo datos y se espera que publiquen los resultados el próximo año.

Mayo Clinic Health Letter es un boletín de noticias mensual de ocho páginas que contiene información confiable, precisa y práctica sobre lo último en salud y medicina. Para suscribirse, por favor, visite http://www.HealthLetter.MayoClinic.com.

###

Información sobre Mayo Clinic

En el año 2014 se conmemoran 150 años de servicio a la humanidad de Mayo Clinic, entidad sin fines de lucro y líder mundial en atención médica, investigación y educación para gente procedente de todos los ámbitos de la vida. Si desea más información, visite: 150years.mayoclinic.orgMayoClinic.org o http://newsnetwork.mayoclinic.org/.


CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN: Emily A. Hiatt, Mayo Clinic Public Affairs, 507-284-5005, newsbureau@mayo.edu

 

 

En español spanish Spanish News Release arco caído calorías Diabetes hipertensión inyecciones de esteroides Mayo Clinic Rochester obesidad reducción de peso

 

Have something to say? Please login or register to respond.