Mayo Clinic News Network

News Resources


Share this:

Started by Emily Hiatt (@emilyhiatt) · Jan 18, 2013

Mayo Clinic Health Letter de septiembre de 2012

Estos son los puntos más destacados de la edición de septiembre de Mayo Clinic Health Letter.

Los coágulos sanguíneos en los pulmones deben tratarse oportunamente

ROCHESTER, Minnesota — 18 de enero de 2013.  La embolia pulmonar se presenta cuando el flujo sanguíneo vital hacia el tejido pulmonar se obstruye en una o más arterias, y puede ser mortal si el paciente no recibe tratamiento oportunamente. La edición de septiembre de Mayo Clinic Health Letter explica la afección, los síntomas comunes, los factores de riesgo y las alternativas de tratamiento.

La sangre, por lo general, circula libremente por las arterias y venas. La embolia pulmonar se produce cuando un fragmento de un coágulo sanguíneo se desplaza desde otra parte del cuerpo y a través del torrente sanguíneo hasta los pulmones. Estos peligrosos coágulos generalmente se forman en las venas grandes de las piernas o pelvis, afección que se conoce como trombosis venosa profunda.

Síntomas: los síntomas pueden variar ampliamente, dependiendo de cuánto se afectó el pulmón, y del tamaño, cantidad y ubicación de los coágulos. Las personas con alguna enfermedad cardíaca o pulmonar subyacente son más proclives a presentar síntomas, tales como:

  • Falta de aire repentina, sea en reposo o en actividad
  • Dolor agudo en el pecho que puede empeorar con la inhalación
  • Mareo o desmayo
  • Sibilancia del pecho o jadeo
  • Piel fría y sudorosa o azulada
  • Taquicardia o arritmia cardíaca
  • Sudoración excesiva
  • Pulso débil

Algunas personas no presentan ningún otro signo o síntoma, aparte de los vinculados a la trombosis venosa profunda que podrían incluir enrojecimiento, hinchazón o dolor en la pierna.

Factores de riesgo: el riesgo de una embolia pulmonar aumenta con la edad, especialmente después de los 60 años. El riesgo también aumenta con:

  • Períodos prolongados de inactividad, debido a una hospitalización, al reposo en cama, e incluso por permanecer sentado largo rato durante un viaje
  • Algunas enfermedades, entre ellas los traumatismos y fracturas óseas, los trastornos neurológicos que impiden utilizar alguna pierna, los trastornos autoinmunes, algunos tipos de cáncer y una trombosis venosa profunda anterior
  • Una cirugía, especialmente algún procedimiento ortopédico que involucre la cadera, la rodilla o la pelvis; una neurocirugía mayor o una cirugía para cáncer
  • Exceso de peso y tabaquismo

Tratamiento: la embolia pulmonar, a pesar de que se considere una emergencia médica, puede ser difícil de detectar. Los síntomas pueden parecerse a los de un ataque cardíaco, de la insuficiencia cardíaca o de la neumonía. A fin de confirmar el diagnóstico, el médico podría solicitar algunos exámenes de sangre y una angiografía por tomografía computarizada o una ecografía. Los tratamientos más comunes consiste en la administración de anticoagulantes para licuar la sangre o disolver el coágulo.

Dispositivos para ayudar a disminuir el dolor fuerte y crónico de los nervios

ROCHESTER, Minnesota — Cuando el dolor fuerte y crónico de los nervios no responde a los medicamentos, ni a la cirugía, ni a la fisioterapia, la implantación de un dispositivo puede ofrecer alivio, dice la edición la septiembre de Mayo Clinic Health Letter.

Uno de los dispositivos es el que envía impulsos eléctricos por todo el nervio para bloquear o anular a los impulsos del dolor que se desplazan por el mismo nervio, y la otra alternativa es la bomba con medicamento que dispensa el fármaco directamente dentro del líquido que rodea la médula espinal.

La estimulación eléctrica tiene dos tipos de dispositivos que pueden usarse conjuntamente. Uno de ellos es el estimulador de la médula espinal, que consiste en colocar dentro del canal vertebral un cable que está conectado a un generador eléctrico ubicado debajo de la piel del abdomen. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) autorizó la utilización de los estimuladores de la médula espinal para aliviar el dolor de la pierna o brazo fruto de alguna cirugía fallida de la columna, de la neuropatía periférica o del síndrome del dolor regional complejo.

El segundo tipo de dispositivo es el estimulador de los nervios periféricos que, con efecto mejor dirigido que los estimuladores de la médula espinal, se coloca en las ramas nerviosas que salen de la médula espinal. Estos estimuladores podrían utilizarse para tratar el dolor de la pierna posterior a la cirugía de la columna, la neuralgia posherpética y algunos tipos de dolor de cabeza. Esta nueva tecnología aún no cuenta con la autorización de la FDA.

La implantación de bombas con medicamentos generalmente se realiza para aliviar el dolor crónico de espalda o producido por el cáncer. Este sistema de administración de medicamentos consiste en una pequeña sonda flexible que se coloca en el líquido cefalorraquídeo. La sonda está conectada a una bomba que infunde el medicamento y está implantada en la parte inferior del abdomen. La bomba ajustable está programada para dispensar el medicamento, que se repone al dispositivo mediante inyección a través de la piel.

Las bombas para administración de medicamentos son eficaces, pero tienen sus limitaciones. Los pacientes pueden desarrollar cada vez más tolerancia hacia el analgésico, y por ello, lo más común es ofrecer las bombas con analgésico a los pacientes cuya expectativa de vida es corta o se encuentran en otras situaciones extremas.

Los dispositivos para estimulación nerviosa y las bombas con analgésico son eficaces para disminuir el dolor, pero no lo eliminan. El objetivo razonable de estas tecnologías es reducir el dolor a la mitad, lo cual podría ser suficiente para permitir que el paciente opere con más normalidad, sobre todo combinado con otros medios para controlar el dolor.

Los músculos centrales: ¿por qué es importante mantenerlos fuertes?

ROCHESTER, Minnesota — Los músculos centrales, ubicados en la sección media del tronco y en la pelvis, son fundamentales para realizar toda actividad física, desde doblar la ropa y cargar las bolsas de los víveres, hasta servir una pelota de tenis o golpear la bola con el palo de golf. La edición de septiembre de Mayo Clinic Health Letter trata sobre la importancia de reforzar y mantener fuertes los músculos centrales.

Los músculos centrales se componen de 29 pares de músculos. En ocasiones, estos músculos se describen como una caja muscular cuyo extremo superior es el diafragma, aquel músculo grande ubicado debajo de los pulmones, y cuyo borde inferior o base incluye el piso pélvico y los músculos que rodean la cadera. Los músculos abdominales forman la parte frontal de la caja muscular, mientras que la parte posterior está formada por los músculos paraespinales que sostienen la columna y los músculos glúteos mayores.

Esta caja muscular cimenta el movimiento de los brazos y piernas. Los músculos centrales sujetan al cuerpo para que se mantenga equilibrado, ofreciendo una base estable para realizar las actividades cotidianas y hacer ejercicio. El buen estado físico de los músculos centrales disminuye el riesgo de sufrir dolor en la parte inferior de la espalda y ayuda a mantener una buena postura.

Los ejercicios que se concentran en la sección media del tronco sirven para fortalecer los músculos centrales. Otra alternativa es simplemente equilibrarse sobre una pierna, manteniendo la pelvis y espalda estables. Los ejercicios de Pilates, el tai chi y el yoga abarcan muchos movimientos que desarrollan los músculos centrales. Un entrenador personal o un fisioterapeuta puede sugerirle algunos ejercicios, porque aprender la técnica adecuada es lo mejor para obtener el máximo beneficio, sin exponerse a sufrir lesiones.

Mayo Clinic Health Letter es un boletín de noticias mensual de ocho páginas que contiene información confiable, precisa y práctica sobre lo último en salud y medicina. Para suscribirse, por favor, visite http://www.HealthLetter.MayoClinic.com.

###

Información sobre Mayo Clinic

En el año 2014 se conmemoran 150 años de servicio a la humanidad de Mayo Clinic, entidad sin fines de lucro y líder mundial en atención médica, investigación y educación para gente procedente de todos los ámbitos de la vida. Si desea más información, visite: 150years.mayoclinic.orgMayoClinic.org o http://newsnetwork.mayoclinic.org/.


CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN: Emily A. Hiatt, Mayo Clinic Public Affairs, 507-284-5005, newsbureau@mayo.edu

En español spanish Spanish News Release dolor crónico de nervios embolia pulmonar flujo sanguíneo Mayo Clinic Rochester músculos centrales tejido pulmonar

 

Have something to say? Please login or register to respond.