• By Emily Hiatt

Mayo Clinic Health Letter: Puntos destacados de la edición de diciembre de 2014

December 30, 2014

ROCHESTER, Minnesota: Estos son los puntos más destacados de la edición de diciembre de Mayo Clinic Health Letter. Puede citar esta publicación con la frecuencia que desee, pero para reimprimirla debe pagar una cuota.  Es necesario hacer referencia a Mayo Clinic Health Letter; por lo que según sus políticas editoriales, incluya la siguiente información para suscribirse: Visite http://healthletter.mayoclinic.com/ o llame gratis para solicitar información sobre suscripciones al 1-800-333-9037, extensión 9771. Texto completo de la publicación: Mayo Clinic Health Letter de diciembre de 2014 (sólo para periodistas).

Mitos y verdades respecto a cómo afectan los medicamentos a las personas mayores

El farmacéutico cuenta las tabletas de una receta médicaLas personas mayores deben prestar especial atención a la seguridad de los medicamentos, dice la edición de diciembre de Mayo Clinic Health Letter. La razón es que los ancianos suelen tomar más de un medicamento a la vez y la interacción entre los fármacos puede producir efectos secundarios que no ocurrirían si se tomase un medicamento solo. Además, los cambios físicos en las personas mayores pueden alterar la eficacia de un medicamento y los efectos secundarios, a diferencia de lo que podrían experimentar otras personas más jóvenes.

Considere los siguientes mitos y verdades:

Mito: Cuando un fármaco funciona bien en una determinada dosis, tomar más es mejor.

Verdad: Los beneficios de muchos fármacos no aumentan después de una determinada dosis, pero los riesgos sí lo hacen. Por ejemplo, tomar dos pastillas de acetaminofén (Tylenol y demás) alivia el dolor con un mínimo riesgo de efectos secundarios; pero tomar cuatro pastillas de acetaminofén no alivia mejor el dolor, sino que aumenta enormemente el riesgo de presentar efectos secundarios nocivos y toxicidad. Tomar ciertos medicamentos en dosis muy alta puede ser especialmente nocivo para las personas mayores porque la función del riñón y del hígado generalmente disminuye con el transcurso del tiempo, reduciendo la capacidad del cuerpo de procesar y eliminar los fármacos.

Mito: Un fármaco administrado en una determinada dosis durante años no puede producir efectos secundarios nuevos.

Verdad: En los ancianos, un fármaco que se toma sin inconvenientes durante años puede ser la causa de nuevos efectos secundarios problemáticos. Al envejecer, el peso corporal puede cambiar y la digestión, la circulación y la función del riñón y del hígado también puede lentificarse. Dichos cambios tienen la capacidad de alterar el procesamiento, la circulación y la excreción de los fármacos, volviendo al medicamento más o menos eficaz que antes. Añadir nuevos medicamentos, fármacos de venta sin receta médica y suplementos herbarios o alimentarios, así como consumir alcohol pueden derivar en interacción y posibles efectos secundarios nuevos.

Mito: Es obvio cuando algo es efecto secundario de un medicamento o síntoma de una enfermedad o afección.

Verdad: Los efectos secundarios de ciertos fármacos pueden malinterpretarse por enfermedades o afecciones relacionadas con la edad o hasta por síntomas de lo que se conoce como “hacerse mayor”. Además, los efectos secundarios de algunos fármacos también son capaces de empeorar los síntomas de una enfermedad o afección existente. A pesar de que los médicos y los farmacéuticos puedan remitirse a listas sobre los fármacos a utilizar con cuidado o evitar con las personas mayores, ninguna lista incluye todos los medicamentos. Por ello, tanto los pacientes como los médicos y los farmacéuticos deben siempre considerar la posibilidad de que cualquier síntoma o señal de “vejez”, tal como debilidad, somnolencia, confusión, ansiedad o pérdida de la memoria, puede ser efecto secundario de un medicamento.

 

Sugerencias para la terapia domiciliaria con oxígeno

La terapia con oxígeno administrada a largo plazo en el domicilio puede ayudar a las personas con enfermedades pulmonares crónicas a sentirse mejor, ser más activos y pensar con mayor claridad. Además, puede reducir el riesgo de algunas complicaciones, tales como problemas del corazón y de los vasos sanguíneos, así como la necesidad de ingresar al hospital.

La edición de diciembre de Mayo Clinic Health Letter ofrece información y sugerencias sobre el uso del oxígeno en casa.

Portabilidad: Las fuentes de oxígeno actuales son más fáciles de usar, más ligeras y más portátiles que antes. Anteriormente, se utilizaban grandes tanques de acero que casi impedían salir de casa a quienes necesitaban oxígeno. Si bien esas fuentes inmóviles de oxígeno todavía son útiles por su capacidad, ahora existen otras fuentes portátiles que incluyen tanques más ligeros con oxígeno líquido y gas comprimido. Otra alternativa es un concentrador portátil de oxígeno, que consiste en una máquina que extrae oxígeno del aire ambiental, requiere una fuente de poder y tiene pilas recargables o un adaptador de corriente.

Comodidad: A fin de inhalar el oxígeno, la mayoría de personas usa una cánula nasal, o sea un sistema de mangueras que conecta los orificios nasales con la fuente de oxígeno. El sistema de cánula nasal se compone de dos puntas que descansan dentro de los orificios nasales y se conectan a dos mangueras apoyadas sobre las orejas que luego se juntan bajo del mentón. Este método es conveniente, pero puede irritar los conductos nasales. Por ello, el médico posiblemente recomiende para más comodidad que se aplique un rociador nasal o un lubricante a base de agua, como la jalea K-Y. De lo contrario, también se puede añadir un humidificador a la unidad estacionaria de oxígeno para uso en casa a fin de disminuir los efectos secantes del oxígeno.

Seguridad: El oxígeno mismo no es explosivo, pero puede acelerar rápidamente un incendio, incluso a partir de una chispa o una brasa. Cuando se usa oxígeno, se debe evitar todo tipo de llama abierta y material inflamable, tal como los productos derivados del petróleo, el alcohol de fricción, la gasolina, los disolventes de la pintura, los líquidos de limpieza, los aerosoles como los rociadores contra insectos y los protectores solares, y las cremas para la cara o los productos para el cabello a base de aceite o alcohol.

Los recipientes del oxígeno deben guardarse en una zona ventilada, no dentro de un armario, ni detrás de las cortinas ni debajo de ropa. Con el transcurso del tiempo, los recipientes del oxígeno dejan escapar pequeñas cantidades y cuando se acumula oxígeno dentro de un espacio pequeño, eso potencialmente plantea un peligro de incendio.

 

Rinitis no alérgica: posible causa del catarro perenne

El catarro que dura meses puede ser una rinitis no alérgica, también llamada rinitis vasomotora. La edición de diciembre de Mayo Clinic Health Letter habla sobre esta afección, cómo tratarla y cómo pueden los médicos distinguirla de las alergias (rinitis alérgica) y de otras infecciones crónicas de los senos nasales.

El término rinitis se refiere a la inflamación de las membranas mucosas de la nariz. La rinitis alérgica y no alérgica comparten muchas señales y síntomas, tales como estornudos, congestión nasal, catarro o mucosidad en la garganta. La diferencia es que la rinitis no alérgica ocurre sin la participación del sistema inmunitario y consiste en una irritación del revestimiento nasal; por ello, el tratamiento es un poco diferente al de las alergias.

Diagnóstico: Los médicos diagnostican rinitis no alérgica una vez descartada la presencia de alergias mediante una prueba cutánea o análisis de sangre. A fin de descartar infecciones crónicas de los senos paranasales y otros problemas similares, sería adecuado realizar una endoscopia nasal o una exploración por tomografía computarizada.

Causas: La rinitis no alérgica se presenta cuando algo irrita e inflama el revestimiento de la nariz, lo que ocasiona la dilatación de los vasos sanguíneos y aumenta la cantidad de líquido y sangre en el revestimiento de la nariz. Los desencadenantes pueden ser el polvo, los olores fuertes, la exposición al aire frío o seco, las complicaciones de una gripe, la comida picante o muy condimentada, las bebidas alcohólicas, el estrés, ciertos medicamentos como la aspirina o el ibuprofeno (Advil, Motrin IB y demás), los medicamentos para tratar la hipertensión y también los sedantes, los antidepresivos, los anticonceptivos orales y los fármacos para el tratamiento de la disfunción eréctil.

Algunos desencadenantes provocan síntomas pasajeros o pueden evitarse fácilmente, mientras que otros pueden ocasionar síntomas crónicos.

Cuidados en casa: La mejor manera de curar la rinitis no alérgica es evitando los desencadenantes, pero eso no siempre es posible. Cuando los síntomas son leves, sonarse suavemente la nariz, poner un humidificador o permanecer hidratado puede ayudar. Enjuagar los conductos nasales con solución salina también puede ser útil porque la sal ayuda a extraer el líquido del revestimiento nasal hinchado, encogiéndolo y facilitando la respiración. Los enjuagues retiran las mucosidades, el polvo y la suciedad.

Las farmacias venden paquetes de solución salina en polvo y frascos listos para usar. De lo contrario, usted mismo puede fabricar la solución salina en casa mezclando 8 onzas de agua destilada con ¼ de cucharita de sal sin yodo y ¼ de bicarbonato de soda. Los enjuagues pueden hacerse con una botella plástica especialmente diseñada para el efecto que viene con la mezcla o con una tetera neti, aparato que sirve para irrigar la nariz y se parece a una tetera pequeña.

Medicamentos: Cuando los remedios caseros no son suficiente, un médico puede recomendar medicamentos que podrían incluir un rociador nasal con corticosteroide, un rociador nasal con antihistamínico, un rociador nasal con anticolinérgico anti-goteo o descongestionantes nasales.

Mayo Clinic Health Letter es un boletín de noticias mensual de ocho páginas que contiene información confiable, precisa y práctica sobre lo último en salud y medicina. Para suscribirse, por favor, visite http://www.HealthLetter.MayoClinic.com.

###

Los periodistas pueden hacerse miembros de la Red Informativa de Mayo Clinic para recibir las últimas noticias sobre la salud, la ciencia y la investigación, así como para tener acceso a video, audio, texto y elementos gráficos que pueden descargarse o integrarse.

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a la investigación y educación médicas, que ofrece atención experta e integral a todos los que necesitan recobrar la salud. Si desea más información, visite http://www.mayoclinic.org/espanol/ y http://newsnetwork.mayoclinic.org/.

CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
Emily Hiatt, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico: [email protected]

Please login or become a member to post a comment.