Mayo Clinic News Network

News Resources


Share this:

Posted by Emily Hiatt (@emilyhiatt) · Mar 13, 2012

Niños asmáticos tienen mayor riesgo para herpes zóster, y la prematuridad duplica las posibilidades de sufrir asma

ROCHESTER, Minnesota — 13 de marzo de 2012.  Los científicos de Mayo Clinic presentaron los resultados obtenidos sobre las alergias infantiles y el asma durante la reunión anual de la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (AAAAI, por sus siglas en inglés), realizada entre el 2 y el 6 de marzo en Orlando, Florida.

El evento de la AAAAI congrega a alergólogos, especialistas en asma, inmunólogos clínicos y demás profesionales de la salud, procedentes girl using asthma inhalerde todo el mundo y que comparten un interés especial por la investigación y el tratamiento de las enfermedades alérgicas e inmunológicas.

Los estudios presentados por Mayo Clinic incluyeron los siguientes:

Mayo Clinic descubre que el asma aumenta el riesgo para herpes zóster en los niños

ROCHESTER, Minnesota — Una nueva investigación de Mayo Clinic descubrió que los niños asmáticos corren más riesgo de desarrollar la "culebrilla" causada por el virus del herpes zóster. Se calcula que en Estados Unidos anualmente hay un millón de casos de infecciones por herpes zóster y que el virus a menudo afecta a las personas de 60 años o más.

"Anteriormente no se sabía si los niños, por su condición de asmáticos, corrían mayor riesgo de presentar herpes zóster", comenta el autor principal, Dr. Young Juhn, pediatra del Centro Infantil de Mayo Clinic. "Estos resultados plantean que el asma aumenta significativamente el riesgo infantil de presentar herpes zóster".

El estudio se realizó con los datos del Proyecto Epidemiológico de Rochester. El Dr. Juhn y su equipo de Mayo Clinic examinaron los expedientes médicos de un estudio poblacional realizado entre 1996 y 2001, con un grupo de casos y otro de control, e identificaron a los pacientes menores de 18 años con eventos documentados de herpes zóster.

Los científicos luego compararon los 277 casos de herpes zóster con 277 sujetos del grupo de control que coincidían en sexo y edad, pero que no tenían herpes zóster, y analizaron la frecuencia del asma entre los niños con herpes zóster. De los 277 casos de herpes zóster, 53 por ciento eran hombres y 23 por ciento padecía asma antes de presentar el herpes zóster. En el grupo de control coincidente, 35 de los 277 sujetos padecían asma. El equipo descubrió que la incidencia del herpes zóster entre los pacientes asmáticos era 2,2 veces mayor que entre quienes no padecían asma.

"Los resultados del estudio nos sorprendieron porque nuestros trabajos anteriores, que en su mayoría mostraban que los asmáticos tenían más riesgo para infecciones microbianas, se basaban en aquellas infecciones microbianas vinculadas a las vías respiratorias, como la enfermedad neumocócica grave, las infecciones por estreptococo o la tos ferina", señala el Dr. Juhn. "El herpes zóster, sin embargo, no es una enfermedad respiratoria, y la inmunidad mediada por células es un importante mecanismo de defensa del huésped para no desarrollar el herpes zóster".

El equipo del Dr. Juhn se encuentra en el proceso de expandir el estudio hacia las personas adultas que padecen asma.

Otros investigadores fueron la Dra. Sonia Merha, el Dr. Robert Tarrell y Brian Lahr, por parte de Mayo Clinic; el Dr. Bong-Sung Kim, por parte del Gangneung Asan Hospital de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ulsan en Corea del Sur; y la Dra. Barbara Yawn por parte del Centro Médico de Olmsted en Rochester, Minnesota.

Mayo Clinic: Riesgo para asma se duplica en bebés prematuros de apariencia sana

ROCHESTER, Minnesota — Más de cinco millones de niños en Estados Unidos sufren de asma, lo que la convierte en la afección pediátrica más común, y con tasas crecientes de diagnóstico. Los médicos establecieron hace tiempo una relación entre el nacimiento prematuro y las afecciones respiratorias, pero sólo pocos mencionaron una conexión entre el parto antes de término y el asma. Un nuevo estudio de Mayo Clinic revela que en los bebés prematuros solamente por unas semanas y que al parecer no presentan síntomas respiratorios, el riesgo de desarrollar esta enfermedad cara y potencialmente mortal se duplica.

Los científicos descubrieron que en 1 de cada 4 bebés nacido entre las 34 y las 37 semanas de gestación (prematuridad tardía) se diagnostica asma hacia la edad de 8 años. Alrededor de 15 por ciento de los bebés nacidos a término contrajeron asma durante el período del estudio.

"Alrededor de 10 por ciento de los bebés nacen a esa edad gestacional, pero generalmente no se piensa en el riesgo de que desarrollen asma. Esto nos revela que los niños nacidos con prematuridad tardía tienen más riesgo de presentar asma, por lo que iniciaremos el diagnóstico antes y posiblemente también tomemos medidas preventivas con anterioridad", dice la coautora del trabajo, la Dra. Gretchen Matthews, pediatra y neonatóloga del Centro Infantil de Mayo Clinic. "No se sabía que esta población (con prematuridad tardía) era diferente. Puede ser grande la repercusión de esto sobre el asma".

Además de la mejor calidad de vida que el diagnóstico precoz y el pronto tratamiento del asma podrían ofrecer a millones de niños en Estados Unidos, también sería factible ahorrar miles de millones de dólares en el ambiente laboral y en gastos médicos.

"Si logramos identificar a estos niños a una edad temprana, podemos prevenir el absentismo escolar, la ausencia de los padres al trabajo, y talvez hasta algunas hospitalizaciones o visitas al hospital", añade la Dra. Matthews.

De acuerdo con los informes de la Fundación del Asma y Alergia, anualmente en Estados Unidos se les atribuye a los ataques de asma un promedio de 14 millones de días de absentismo escolar infantil, y 15 millones de días laborales perdidos o menos productivos entre los adultos. El monto total del tratamiento y control del asma en Estados Unidos es de alrededor de 18 mil millones de dólares anuales.

La Dra. Matthews condujo el estudio en la Unidad de Investigación Epidemiológica sobre el Asma Pediátrica, utilizando el Proyecto Epidemiológico de Rochester, que es un sistema de expedientes médicos para investigación del condado de Olmsted en Minnesota.

La Dra. Matthews identificó a los bebés prematuros y nacidos a término sin complicaciones respiratorias al nacimiento, y analizó los diagnósticos poblacionales de asma hacia la edad de 8 años.

Otros autores del estudio fueron el Dr. William Carey, el Dr. Young Juhn y Brian Lahr, todos pertenecientes a Mayo Clinic.

Mayo Clinic: La alergia infantil a la penicilina podría no conducir a padecer alergias a varios medicamentos

ROCHESTER, Minnesota — La penicilina es un antibiótico que se receta a menudo a la población pediátrica, y a pesar del planteamiento de investigaciones anteriores respecto a que los pacientes con alergia a la penicilina podrían correr más riesgo de desarrollar alergias a otros medicamentos, hasta ahora ningún estudio había analizado la situación infantil. Mayo Clinic estudió las alergias infantiles a la penicilina para determinar si esos niños podrían presentar reacciones adversas a otros antibióticos.

El equipo de Mayo revisó los datos de 778 expedientes médicos de pacientes menores de 18 años con alergia a la penicilina determinada en base al resultado positivo en la prueba cutánea, y comparó las diferencias con la proporción de niños con resultado negativo en la prueba cutánea para la penicilina y alergia a varios medicamentos. Los científicos descubrieron que los niños alérgicos a la penicilina no tienen más riesgo de presentar alergias a varios medicamentos.

"Me sorprendieron los resultados del estudio porque la mayoría de la literatura médica sobre adultos plantea que los pacientes con alergia a la penicilina corren más riesgo de desarrollar otras alergias a medicamentos", señala la coautora del trabajo Dra. Valerie Martin, médico de Medicina para Niños y Adolescentes del Centro Infantil de Mayo Clinic. "Estos resultados son útiles para los pacientes pediátricos con alergia a la penicilina confirmada, que vacilan ante otros medicamentos debido a la preocupación de presentar una reacción adversa".

Entre los 778 niños estudiados, de los cuales 411 eran del sexo masculino, 712 (92 por ciento) obtuvo un resultado negativo en la prueba cutánea para la penicilina, y 66 (8 por ciento) obtuvo un resultado positivo en dicho examen. De los pacientes con resultado positivo, 14 (21 por ciento) presentaban alergias a varios medicamentos; mientras que 167 (23 por ciento) de los pacientes con resultado negativo en las pruebas cutáneas también padecían alergias a varios medicamentos.

Los resultados también son útiles para aquellos médicos que podrían mostrarse reacios a recetar medicamentos a los pacientes con alergias confirmadas a la penicilina, añade la Dra. Martin.

"Es necesario investigar más sobre este tema para determinar la razón por la que los niños con alergia a la penicilina parecen ser menos proclives a desarrollar otras reacciones adversas a los medicamentos, a diferencia de los adultos alérgicos a la penicilina", concluye la Dra. Martin.

El Dr. Miguel Park de Mayo Clinic es coautor del estudio.

###

Información sobre Mayo Clinic

En el año 2014 se conmemoran 150 años de servicio a la humanidad de Mayo Clinic, entidad sin fines de lucro y líder mundial en atención médica, investigación y educación para gente procedente de todos los ámbitos de la vida. Si desea más información, visite: 150years.mayoclinic.orgMayoClinic.org o http://newsnetwork.mayoclinic.org/.


CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN: Emily A. Hiatt, Mayo Clinic Public Affairs, 507-284-5005, newsbureau@mayo.edu

 

espanol spanish Spanish News Release alergia alergia a la penicilina asma Dr Miguel Park Dr William Carey Dr Young Juhn Dra Valerie Martin Herpes Zoster Mayo Clinic Rochester

 

Have something to say? Please login or register to respond.