• By Soledad Andrade

Síndrome de insuficiencia respiratoria aguda: estudio identifica pacientes quirúrgicos con riesgo de presentar peligroso trastorno pulmonar

April 22, 2014

ROCHESTER, Minnesota — El síndrome de insuficiencia respiratoria aguda es la causa principal de insuficiencia respiratoria después de una cirugía. Los pacientes que desarrollan este trastorno pulmonar postoperatorio corren mayor riesgo de fallecer en el hospital, y quienes lo sobreviven pueden todavía presentar efectos físicos en años posteriores. Un estudio dirigido por Mayo Clinic ayuda a los médicos a identificar mejor a la mayoría de pacientes Hombre con una mascarilla para respiraren peligro, lo que constituye el primer paso hacia la prevención de esta peligrosa y cara complicación quirúrgica. Los científicos descubrieron nueve factores de riesgo independientes, entre ellos, sepsis, cirugía vascular aórtica de alto riesgo, cirugía cardiaca de alto riesgo, cirugía de emergencia, cirrosis hepática, y reingreso al hospital desde otro lugar diferente al domicilio, tal como un asilo médico o casa de reposo.

Los resultados se publican en la revista Anesthesiology (Anestesiología).

“Este síndrome es una de las razones frecuentes por las que se requiere apoyo respiratorio durante más tiempo después de una operación, y aproximadamente 20 a 25 por ciento de los pacientes que lo desarrollan mueren por su causa”, comenta el primer autor Dr. Daryl Kor, anestesiólogo de Mayo Clinic. “Ha quedado bien documentado que quienes desarrollan este síndrome permanecen más tiempo en cuidados intensivos y su internación en el hospital es igualmente mayor, además de que el síndrome puede continuar repercutiendo sobre la persona durante varios años”.

La prevención  del síndrome de insuficiencia respiratoria aguda se ha convertido en una prioridad para el Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre, parte de los Institutos Nacionales de Salud, anotan los científicos.

Lo primero que los médicos deben hacer para prevenir la afección es identificar quiénes corren más riesgo, pero es difícil hacerlo con cada paciente, explican los científicos. El estudio analizó a 1562 pacientes quirúrgicos considerados con alto riesgo para desarrollar el síndrome y descubrió lo siguiente:

  • El síndrome de insuficiencia respiratoria aguda se desarrolló en 117 pacientes, equivalente al 7,5 por ciento.
  • Nueve factores independientes sirven para predecir el síndrome: sepsis; cirugía vascular aórtica de alto riesgo; cirugía cardiaca de alto riesgo; cirugía de emergencia; cirrosis; reingreso al hospital desde otro lugar diferente al domicilio, tal como un asilo médico o casa de reposo; mayor frecuencia respiratoria; y, dos medidas que indican hipoxemia o nivel de oxígeno en la sangre inferior a lo normal.
  • La identificación de esos nueve factores de riesgo en los pacientes quirúrgicos permitió a los científicos refinar los modelos anteriores para predicción del riesgo; el nuevo modelo puede servir para, antes de la cirugía, identificar a los pacientes con alto riesgo que podrían participar en estudios de prevención del síndrome de insuficiencia respiratoria aguda.

Los resultados podrían cambiar la forma en que se atiende en el quirófano a los pacientes con alto riesgo para el síndrome, acota el Dr. Kor.

“Por ejemplo, se puede ser un poco más conservador en la manera de transfundir productos sanguíneos, o realizar la ventilación pulmonar de forma un poco diferente a como se haría si la persona tuviese un puntaje más bajo”, dice el Dr. Kor. “Esperamos también que al identificar a los pacientes de alto riesgo, sea posible seleccionar mejor la población en estudios futuros para analizar métodos específicos de prevención. Anteriormente, dichos estudios no eran factibles de realizar porque no se podía identificar a los grupos de alto riesgo con ningún grado de exactitud.”

Las futuras investigaciones podrían incluir la función específica de la anestesia y determinar si es preciso modificar ciertos aspectos de los cuidados ofrecidos en el quirófano en los pacientes con alto riesgo de desarrollar el síndrome, añade el Dr. Kor.

Otros autores del estudio son médicos y científicos de Mayo Clinic en Rochester y Jacksonville, Florida, del Centro Médico Beth Israel Deaconess, de la Escuela de Medicina Albert Einstein, del Centro Médico Suroccidental de la Universidad de Texas, del Centro Médico de la Universidad de Duke, del Massachusetts General Hospital, de Ciencias de la Salud de la Universidad de Wake Forest, del Brigham and Women’s Hospital, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan y del St. Joseph Mercy Hospital. De igual manera, colaboró en el estudio el Grupo Estadounidense para Ensayos sobre Enfermedades y Lesiones Graves, financiado por los Institutos Nacionales de Salud.

El estudio se financió mediante un subsidio para desarrollo profesional de la Fundación para Educación e Investigación sobre Anestesia en Rochester, por los subsidios U01-HL108712-01, UL1 TR000135 y KL2 TR000136 de los Institutos Nacionales de Salud y por el Comité de Mayo Clinic para Investigación sobre Cuidados Intensivos.

###

Información sobre Mayo Clinic
En el año 2014 se conmemoran 150 años de servicio a la humanidad de esta entidad sin fines de lucro y líder mundial en atención médica, investigación y educación. Si desea más información, visite: 150years.mayoclinic.org, MayoClinic.org/espanol o http://newsnetwork.mayoclinic.org/.

CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
Soledad Andrade, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico
: [email protected]

Please login or become a member to post a comment.