• By Sharon Theimer

Los síntomas del cáncer de garganta dependen de las estructuras afectadas

September 11, 2017

Ilustración médica de la anatomía de la gargantaESTIMADA MAYO CLINIC:
¿Tiene el cáncer de garganta alguna primera señal, o normalmente no se lo descubre sino hasta las últimas etapas? ¿Cómo se lo trata?

RESPUESTA:
La garganta incluye a varias estructuras importantes que son necesarias cada minuto del día y de la noche para respirar, tragar y hablar. Desgraciadamente, el cáncer puede abarcar a cualquiera de ellas y, a veces, a todas esas estructuras. Los síntomas del cáncer, cuán pronto se los puede reconocer y el tratamiento del cáncer dependen de las estructuras implicadas.

La garganta se compone de todos los conductos entre la lengua y el esófago, e incluye tres áreas principales: la primera abarca la base de la lengua y las amígdalas que, junto con el velo del paladar y la parte superior de las paredes laterales de la faringe, se conocen como orofaringe; la segunda corresponde a la caja de voz, o laringe, que se compone de la epiglotis (colgajo de cartílago que ayuda a cerrar la tráquea para tragar) y las cuerdas vocales; y, la tercera es la hipofaringe que incluye la porción inferior de las paredes laterales y la parte posterior de la garganta que está antes de la apertura hacia el esófago.

Los tumores que se presentan en esas tres áreas tienen síntomas diferentes, se comportan de forma distinta y generalmente se tratan diferente. Por eso, los cirujanos de cabeza y cuello, que son quienes diagnostican y tratan, subdividen estas áreas de la garganta en secciones separadas.

Por ejemplo, en la orofaringe, la mayoría de los tumores son carcinomas de células escamosas y la mayor parte son producto del VPH, aunque el tabaco y el alcohol también pueden participar en algunos de esos tumores. El cáncer que se produce en esa área, especialmente el causado por el VPH, es de lento crecimiento y normalmente se desarrolla en varios meses; además, no suele producir dolor, ni interferir con la deglución ni con el habla y tampoco provoca muchos otros síntomas.

Muchas personas descubren el cáncer de orofaringe cuando notan un bulto en el cuello, que es resultado de la diseminación del cáncer a los ganglios linfáticos. En el 80 por ciento de las personas, no se diagnostica el cáncer que afecta a las amígdalas y a la base de la lengua sino hasta que el mal llega a los ganglios linfáticos.

No obstante, este tipo de cáncer responde bien a la terapia y es sumamente tratable, incluso en etapa avanzada. En Mayo Clinic, la mayoría del cáncer de las amígdalas y de la base de la lengua se trata mediante cirugía robótica para extirpar el cáncer y los ganglios linfáticos, seguido por radioterapia. Ese tratamiento logra excelentes resultados, sin sacrificar la capacidad de deglución del paciente.

Cuando el cáncer abarca la caja de la voz, generalmente afecta también al habla. Poco después del inicio del cáncer, las personas suelen notar que la voz se les pone ronca; por ello, muchos casos de este tipo de cáncer se detectan en las primeras etapas. Las personas que tienen ronquera durante 6 semanas deben acudir a un examen donde un otorrinolaringólogo especializado en el tratamiento del cáncer de cabeza y cuello, porque tratar antes el cáncer de la voz es mucho más eficaz que tratarlo en etapas avanzadas.

El cáncer inicial de la caja de la voz se trata quirúrgicamente, por lo general con la operación con láser, o con radioterapia. Ambos tratamientos son sumamente eficaces. Cuando se deja sin tratar. el cáncer de la caja de la voz puede crecer y destruir más la laringe. En ese punto, el tratamiento generalmente implica una cirugía más extensa, junto con radiación y quimioterapia, lo que suele imponer un costo bastante alto para el habla y la función deglutoria.

Por último, el cáncer de la hipofaringe normalmente implica síntomas como dolor al tragar y dificultad con los alimentos sólidos, y es más común en la gente con antecedentes prolongados de tabaquismo y consumo diario de alcohol. Este cáncer casi siempre se presenta en etapa avanzada y el tratamiento suele ser una combinación de cirugía, quimioterapia y radiación.

Si está preocupado por la posibilidad de alguno de estos tipos de cáncer o nota síntomas que le afectan el habla o la deglución, haga una cita para que lo evalúen, porque cuanto antes se diagnostica el cáncer, mejores oportunidades hay de tratarlo con éxito.

Dr. Eric Moore, Otorrinolaringología de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

COMMENT

Please login or register to post a comment.