• By Emily Hiatt

Controlar la infección por enterovirus D68

October 16, 2014

Escrito por Greg Brown, especialista noticioso de Mayo Clinic

Una madre sostiene el termómetro y en el trasfondo aparece un niño enfermo en camaSegún los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), las infecciones por enterovirus son comunes durante los meses del verano y otoño, pero los hospitales de todo Estados Unidos están atendiendo a más niños de lo normal que presentan enfermedades respiratorias graves producidas por el enterovirus D68. El CDC está controlando la situación y ayuda a examinar las muestras. Los proveedores de atención médica deben considerar una infección por enterovirus D68 en los niños pequeños que se presentan con enfermedades respiratorias graves o debilidad muscular inexplicable, aparte de informar a los departamentos de salud estatal respecto a cualquier aumento inusual en los casos.

A pesar de que no exista ninguna vacuna ni medicamento específico para tratar la infección por enterovirus, se puede ofrecer a los niños atención de apoyo, incluso oxígeno, o administrarles tratamientos respiratorios y líquidos en caso necesario.

Desde mediados de agosto, los médicos clínicos del Centro Pediátrico de Mayo Clinic han tratado a gran cantidad de niños con enfermedades respiratorias agudas, que abarcan silbido del pecho y dificultad para respirar. Un caso fue confirmado como infección por enterovirus D68 y se sospecha que varios otros igualmente se deben al virus. Los adultos también pueden sufrir una infección por enterovirus D68, aunque el brote actual de la enfermedad parece afectar fundamentalmente a los niños. Se desconoce la razón para esto. El enterovirus D68 es particularmente fuerte en quienes padecen asma y enfermedades reactivas de las vías respiratorias.

Si usted o su hijo(a) padecen asma y/o una enfermedad reactiva de las vías respiratorias, el CDC le recomienda lo siguiente:

  • Revise con el proveedor principal de atención médica el plan de acción para el asma y actualícelo.
  • Tome los medicamentos recetados para el asma de la manera recomendada, especialmente los medicamentos que sirven para controlar la afección a largo plazo.
  • Mantenga a mano los medicamentos de alivio.
  • Reciba la vacuna antigripal, en cuanto esté disponible.
  • En caso de presentar síntomas nuevos o peores del asma, siga los pasos delineados en el plan de acción para el asma. Si los síntomas no pasaran, llame de inmediato al proveedor principal de atención médica.

Controle diligentemente la salud de su hijo(a) con las siguientes medidas:

  • Esté atento(a) a cualquier síntoma respiratorio del niño y busque ayuda, tal como haría si pareciera que el niño sufre algo más que una enfermedad sin importancia, sobre todo si el pequeño muestra dificultad para respirar o tiene antecedentes de asma u otra afección crónica del corazón o de los pulmones.
  • Evite entrar en contacto con personas enfermas. Si su hijo(a) está enfermo(a), debe quedarse en casa y evitar entrar en contacto con otras personas hasta que la enfermedad se resuelva.
  • Recurra a remedios caseros, como líquidos y tratamientos antigripales de venta libre, según necesite y de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta.
  • Cubra la tos y los estornudos con un pañuelito de papel, y lávese las manos con agua y jabón después de disponer de ellos o de secreciones respiratorias, de entrar en contacto con alguien enfermo, de cambiarle los pañales o ayudar al niño a ir al baño, de tocar cualquier superficie en zonas públicas y antes de preparar la comida o de comer.
  • Vacune a los niños contra infecciones respiratorias prevenibles, por ejemplo la vacuna antineumocócica y la antigripal. Verifique que tanto la persona encargada de cuidar a su hijo(a) como los maestros estén informados respecto a la afección, y que quien cuida al niño sepa cómo ayudarle si presenta síntomas relacionados con el asma.

El especialista en enfermedades infecciosas del Centro Pediátrico de Mayo Clinic Dr. W. Charles Huskins, comparte información sobre estas enfermedades, lo que los padres deben detectar y cómo prevenir su dispersión (en inglés).

Please login or become a member to post a comment.