• By Soledad Andrade

La pérdida de la audición afecta a gente de toda edad

May 9, 2014

El mes de mayo ha sido designado como el mes para mejorar la audición y el habla a fin de concienciar al público sobre la pérdida de la audición y explicar mejor sus problemas. Según los Institutos Nacionales de Salud, se calcula que 33 por ciento de estadounidenses de 65 a 75 años de edad y cerca de 50 por ciento de los mayores de 75 años experimentan algún grado de pérdida auditiva. En este país, a la edad de 65 años, una de cada tres personas presenta algún tipo de pérdida auditiva. Al respecto, Jenne Tunnell, Doctora en Nube de palabras que dice pérdida auditiva y sorderaAudiología y especialista del Sistema de Salud de Mayo Clinic, opina lo siguiente: “a pesar de que la pérdida de la audición es común en las personas mayores, el problema afecta a gente de toda edad. Algunos nacen con pérdida auditiva y otros pueden perderla a temprana edad”.

Los médicos creen que la herencia y la exposición crónica a ruidos fuertes son los dos factores principales que, con el tiempo, contribuyen a la pérdida de la audición. Otros factores, tales como una infección del oído, pueden impedir a los oídos conducir los sonidos tan bien como deberían. Desgraciadamente, muchos tipos de pérdida auditiva son imposibles de revertir.

A fin de intentar evitar los efectos secundarios negativos relacionados con la pérdida de la audición no tratada, hay que mantenerse atento a las primeras señales. Empiece por tomar la siguiente prueba del Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación.

  • ¿Tiene dificultad para escuchar cuando habla por teléfono?
  • ¿Tiene dificultad para seguir la conversación cuando varias personas hablan al mismo tiempo?
  • ¿Se quejan los demás de que usted sube demasiado el volumen del televisor?
  • ¿Tiene que hacer esfuerzo para entender la conversación?
  • ¿Tiene dificultad para escuchar cuando hay un trasfondo ruidoso?
  • ¿Ha observado que usted suele pedir a los demás que repitan lo que dijeron?
  • ¿Cree que muchas de las personas con las que habla parecen mascullar o no hablar claro?
  • ¿Le resulta difícil entender bien a los demás y responde otra cosa? 
  • ¿Tiene dificultad para entender a las mujeres y a los niños?
  • ¿Se molestan los demás porque usted no les entiende cuando le hablan?

Tenga presente que esta prueba sirve solamente como información general, puesto que únicamente los audiólogos pueden diagnosticar pérdida de la audición. Si respondió afirmativamente a tres o más de las preguntas, llame al médico y consulte sobre realizarse un examen de audición.

La pérdida auditiva deriva en una pérdida de inteligibilidad, en la que frecuentemente se pierden o distorsionan las palabras, y eso conduce a quienes tienen problemas para escuchar a creer que “todo el mundo masculla”. Sin embargo, nadie tiene que vivir en un mundo de silencio o de sonidos poco distinguibles. Usted y el audiólogo pueden tomar medidas para mejorar lo que puede escuchar. Las personas que pierden la audición suelen lidiar con problemas como el dolor de no escuchar bien, baja autoestima, estrés y el consiguiente cansancio, depresión, pérdida de intimidad, retraimiento, aislamiento social y posible dependencia a sustancias químicas.

Hay muchas afecciones que pueden provocar la pérdida de la audición. Algunas de las razones más comunes son:

  1. Exposición a ruidos peligrosos. Muchas actividades recreativas, como el tiro y la caza, la música estridente, las herramientas eléctricas, el equipo pesado, las podadoras de césped, las motos de nieve y las motosierras pueden producir sonidos capaces de dañar el oído interno cuando no se usa un dispositivo de protección adecuado. Si se encuentra en una situación ruidosa en la que necesita levantar la voz o gritar para que le escuche alguien que está a menos de un metro de distancia (3 pies), el ruido posiblemente esté en niveles peligrosos. Las señales de una excesiva exposición al ruido pueden ser que después se presente tintineo en los oídos y se escuche a todos como si mascullasen.
  2. Avanzar en edad. La gente de más de 50 años es proclive a perder gradualmente el oído, año a año.
  3. Herencia. Los antecedentes familiares desempeñan una función en la capacidad de resiliencia de la audición y, al parecer, varios tipos de pérdida auditiva ocurren en familias.
  4. Medicamentos. Algunos medicamentos pueden causar pérdida auditiva. Si usted presenta alguna señal de pérdida auditiva, consulte con el proveedor de atención médica que le recetó los medicamentos.
  5. Traumatismo y/o infección. Una lesión en el oído puede ocasionar la pérdida temporal o permanente de la audición. Entre los ejemplos de esto están el tímpano perforado y la otitis del nadador.

Las ayudas auditivas son unos dispositivos que amplifican el sonido para quienes han perdido la audición y los hay de muchas marcas, modelos, formas y tamaños. Los tipos principales son los siguientes:

  • Completamente dentro del canal auditivo
  • En el canal auditivo
  • En el oído
  • Detrás de la oreja
  • Receptor en el oído (RITE, por sus siglas en inglés)

Cuando las ayudas auditivas no son suficientes para ayudar en una pérdida auditiva demasiado fuerte, otra alternativa es la cirugía para implante coclear. El implante coclear es un dispositivo pequeño que circunvala las partes del oído interno que no funcionan y convierte el sonido en impulsos eléctricos que envían información al cerebro. El proveedor de atención médica puede determinar si usted es apto para un implante coclear y explicarle las ventajas y riesgos del procedimiento.

Please login or become a member to post a comment.

sideline football