Mayo Clinic News Network

News Resources


Share this:

Posted by Emily Hiatt (@emilyhiatt) · Sep 17, 2012

Mayo Clinic Health Letter de agosto de 2012

Estos son los puntos más destacados de la edición de agosto de Mayo Clinic Health Letter.

Cómo evitar que la pre-diabetes se convierta en diabetes

ROCHESTER, Minnesota — 17 de septiembre de 2012.  De acuerdo a la edición de agosto de Mayo Clinic Health Letter, es posible evitar que la resistencia a la insulina y la prediabetes se conviertan en diabetes con cambios en la dieta y el estilo de vida.

En personas con resistencia a la insulina, las células no responden normalmente a la insulina ni a la glucosa que es el combustible del cuerpo. Como resultado, el cuerpo produce más insulina para superar esta resistencia. Con el tiempo, las células se vuelven más resistentes, y el cuerpo no puede mantener el nivel de producción de insulina, los niveles de glucosa en la sangre se elevan y finalmente se desarrolla la diabetes tipo 2.

Sin embargo, la evolución de prediabetes a diabetes tipo 2 con frecuencia puede detenerse. Un estudio extenso conocido como Diabetes Prevention Program, descubrió que, en adultos mayores de 60 años, ciertos cambios sencillos en el estilo de vida reducían este riesgo de progresión hasta en un 71%. Los participantes que más redujeron su riesgo fueron los que:

  • Consumieron menos calorías y disminuyeron el consumo de grasa.
  • Hicieron ejercicio equivalente a una caminata diaria de 30 minutos a paso rápido, cinco veces a la semana.
  • Perdieron un poco de peso. La meta era perder 7% del peso corporal; por ejemplo, 14 libras para una persona que pesaba 200 libras.

Aparentemente, la causa de la resistencia a la insulina es una combinación de factores genéticos y de estilo de vida. Los factores de riesgo son: estilo de vida sedentario e historia familiar de diabetes. Otro factor de riesgo es pertenecer a uno de los siguientes grupos étnicos: afroamericano, nativo americano, asiático, hispano o isleño del Pacífico. Para aquellas personas que ya presentan resistencia a la insulina, el sobrepeso, especialmente con exceso de grasa alrededor del abdomen es el factor de riesgo que puede modificarse más fácilmente para evitar desarrollar diabetes tipo 2.

Se ha comprobado que varios medicamentos pueden reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Aunque los estudios presentan muchas limitaciones, al parecer la metformina es la que produce mejores resultados. El medicamento es menos efectivo en adultos mayores de 45 años y no se recomienda en pacientes mayores de 60 años. Aún para los adultos jóvenes, la metformina no es tan efectiva como lo son la pérdida de peso y el ejercicio.

Mantenga el rubor de la rosácea bajo control

ROCHESTER, Minnesota — 17 de septiembre de 2012.  El enrojecimiento de la cara junto con la presencia de protuberancias parecidas al acné podría indicar la presencia de rosácea, una condición inflamatoria común de la piel. La edición de agosto de Mayo Clinic Health Letter proporciona una visión general de esta condición progresiva y las maneras de tratarla.

La rosácea comienza con una tendencia a ruborizarse. Si bien cualquier persona puede contraer rosácea, se presenta con más frecuencia en mujeres de piel blanca, con ojos y cabellos de color claro y que se encuentran entre los 30 y 60 años de edad.

Las áreas rojas persistentes pueden presentarse en la parte central de la cara, especialmente en la nariz. Con el tiempo, los vasos sanguíneos de la nariz y las mejillas suelen hincharse y se hacen más visibles. También pueden presentarse pequeñas protuberancias de color rojo. Más de la mitad de las personas que padecen de rosácea experimentan ardor o sensación de cuerpo extraño en los ojos que se conoce como rosácea ocular. En raras ocasiones, cuando el curso de la enfermedad está avanzado, y con más frecuencia en los hombres, se presenta un engrosamiento del tejido sobre o alrededor de la nariz que proporciona una apariencia protuberante.

Usualmente, la rosácea requiere de tratamiento para desaparecer, pero los síntomas con frecuencia pueden controlarse con medicamentos y cuidado personal.

El primer paso es evitar factores desencadenantes que causan enrojecimiento facial. Estos incluyen:

  • Temperaturas extremas.
  • Exposición al sol.
  • Alimentos y bebidas calientes.
  • Alimentos condimentados.
  • Alcohol.
  • Estrés, ira o turbaciones.
  • Baños calientes o saunas.
  • Medicamentos que dilatan los vasos sanguíneos incluyendo algunos medicamentos para la presión.

Los medicamentos tópicos pueden reducir los granos tipo acné. Las opciones que se usan comúnmente incluyen el metronidazol , la tretinoína, el peróxido de benzoilo, el ácido azelaico y la sulfacetamida. Los medicamentos tópicos pueden usarse solos o en combinación con antibióticos orales. Una vez que mejoran los síntomas, es posible mantener la rosácea en remisión con el uso de medicamentos tópicos.

Contusión cerebral pone en crisis al cerebro

ROCHESTER, Minnesota — 17 de septiembre de 2012.  Existe una creciente preocupación acerca de las contusiones cerebrales que se presentan tanto en niños y adolescentes que participan en actividades deportivas, como en atletas profesionales. La edición de agosto de la Mayo Clinic Health Letter informa acerca de lo que sucede cuando se presentan contusiones cerebrales y por qué pueden ser peligrosas.

Una contusión cerebral es un tipo de daño cerebral traumático. Se presenta cuando un golpe en la cabeza o un impacto repentino sacude la cabeza y causa que la corteza cerebral, de consistencia gelatinosa, choque rápidamente con la parte interna del cráneo o se mueva dentro del mismo.

Inmediatamente después de una contusión, el cerebro está en crisis. Muchas células del cerebro se activan a la vez, lo cual puede causar una repentina emisión de sustancias químicas en el cerebro que se conocen como neurotransmisores. En un período de minutos u horas después de la contusión, la pérdida de energía del cerebro puede causar dolores de cabeza, mareos, náuseas o vómitos, desequilibrio, lenguaje incoherente, fatiga y desorientación. Los síntomas que pueden presentarse incluyen:

  • Dificultad para concentrarse o recordar.
  • Sensibilidad a la luz o al ruido.
  • Dolor de cabeza persistente.
  • Irritabilidad inexplicable u otros cambios en la personalidad.
  • Problemas para dormir.
  • Depresión y problemas para adaptarse psicológicamente.
  • Alteración de los sentidos del gusto y el tacto.

Si se presentan estos síntomas, es muy importante evitar otra contusión, puesto que el cerebro es vulnerable a que se presente una hinchazón rara pero fatal. Lo más importante durante la recuperación es descanso físico y mental. La mayoría de las personas se recuperan completamente en un periodo de una o dos semanas y no tienen mayores síntomas. Cuando la recuperación toma más tiempo, es común que se presenten dolores de cabeza persistentes. Para alguien que ha tenido múltiples contusiones, con cada contusión, la recuperación se hace más incierta.

Un profesional médico siempre debe ser quien evalúe cualquier golpe que se recibe en la cabeza. Cuando se sospecha que un atleta joven o niño ha sufrido una contusión, éste debe abandonar el campo de juego inmediatamente.

Mayo Clinic Health Letter es un boletín de noticias mensual de ocho páginas que contiene información confiable, precisa y práctica sobre lo último en salud y medicina. Para suscribirse, por favor, llame al 800-333-9037 (llamada gratuita), extensión 9771 ó visite http://www.HealthLetter.MayoClinic.com.

###

Información sobre Mayo Clinic

En el año 2014 se conmemoran 150 años de servicio a la humanidad de Mayo Clinic, entidad sin fines de lucro y líder mundial en atención médica, investigación y educación para gente procedente de todos los ámbitos de la vida. Si desea más información, visite: 150years.mayoclinic.orgMayoClinic.org o http://newsnetwork.mayoclinic.org/.


CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN: Emily A. Hiatt, Mayo Clinic Public Affairs, 507-284-5005, newsbureau@mayo.edu

En español spanish Spanish News Release Mayo Clinic Rochester

 

Have something to say? Please login or register to respond.