• By Soledad Andrade

Muchas mujeres con anomalías uterinas pueden tener un embarazo normal

August 18, 2015

ESTIMADA MAYO CLINIC:
Tengo 36 años y en los últimos seis meses he perdido dos embarazos. Fui al médico para hacerme exámenes y se descubrió que tengo útero doble, pero el médico me dijo que todavía puedo tener un hijo y que el útero doble no necesariamente es la causa de los dos abortos espontáneos anteriores. ¿Existe alguna manera de descubrir si el útero doble realmente es la causa de los abortos, y cuándo se piensa en operar a alguien en mi situación?

RESPUESTA:
Mujer triste sentada frente a una cuna vacía en la sala de recién nacidos
Cuando el útero de una mujer tiene una forma diferente a lo normal, como ocurre con el útero doble, el riesgo de perder el embarazo puede ser mayor; sin embargo, eso no significa que las mujeres con anomalías uterinas no puedan embarazarse y tener una gestación y parto normales. En su caso concreto, realizar otros análisis revelaría la estructura específica del útero y esos resultados permitirían al médico determinar si para reducir el riesgo de perder otro embarazo, usted necesita tratamiento, como una operación.

En el desarrollo y crecimiento normales del feto, el útero normalmente empieza como dos cavidades separadas que luego se unen y forman una unidad. En las mujeres con útero doble, las dos cavidades no se fusionan durante el desarrollo fetal, sino que se asientan una al lado de la otra. Otra situación común es que la unión de ambas cavidades uterinas no se desarrolle de manera completa y que las dos secciones del útero quedan separadas por una capa de tejido llamado tabique, en lo que se conoce como útero tabicado.

En una situación como la suya, con dos abortos espontáneos anteriores, es importante investigar si el útero doble tiene cavidades completamente separadas o si se trata de un útero tabicado. Dicha evaluación puede hacerse mediante ecografía o resonancia magnética (IRM). El médico también puede realizar un examen conocido como sonohisterografía, que implica introducir agua dentro del útero para luego verlo con la ecografía. Ese examen generalmente ofrece mejores imágenes que la ecografía sola y permite al médico tomar medidas exactas del útero.

Si los exámenes mostraran que usted tiene el útero tabicado, eso puede haber contribuido a los abortos espontáneos. Un tabique entre las cavidades uterinas puede no contar con suficiente provisión sanguínea para sustentar al embrión, lo que significa que cuando el embrión se implanta en el útero, aumenta la posibilidad de perder el embarazo.

El tabique puede extraerse con un procedimiento quirúrgico simple que consiste en llenar el útero con un líquido, generalmente solución salina, para agrandarlo; luego, el médico introduce a través de la vagina unas pequeñas tijeras quirúrgicas para recortar el tabique. Una vez extirpado el tabique y recuperado el útero del procedimiento, el ambiente es más propicio para que se implante el embrión y crezca. A fin de permitir que el útero se recupere, los médicos suelen sugerir a las mujeres que esperen entre dos y tres ciclos menstruales a partir del procedimiento, antes de intentar embarazarse.

Si usted tiene útero doble y las dos cavidades están completamente separadas, es menos probable que la causa de los abortos espontáneos haya sido la estructura uterina. No obstante, usted tiene más riesgo de lo normal de enfrentar complicaciones durante el embarazo. Por ejemplo, usted puede correr más riesgo de presentar sangrado durante los últimos meses de gestación, aunque generalmente ese sangrado es menor y no suele poner en peligro el embrazo. Debido a que las cavidades uterinas son de menor tamaño que un útero normal, el útero doble también puede aumentar el riego de un parto prematuro y, en algunos casos, es posible que el nacimiento del bebé ocurra mediante una operación cesárea.

Si bien las anomalías en la forma del útero pueden ocasionar algunas dificultades durante la gestación, muchos otros factores también pueden llevar a la pérdida del embarazo. Dichos factores incluyen, entre otros, características genéticas, deficiencias hormonales y enfermedades subyacentes. Valdría la pena consultar con el médico sobre todas las posibles causas para sus abortos espontáneos, antes de proseguir con ningún tratamiento y de tomar una decisión respecto a un nuevo embarazo.

Dr. Charles Coddington III, Endocrinología Reproductiva e Infertilidad de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Comment

Please login or register to post a comment.