• By Soledad Andrade

Mayo Clinic celebra al milésimo paciente de implante coclear

September 17, 2013

Un experto explica cómo funcionan los implantes y quiénes califican

ROCHESTER, Minnesota - 17 de septiembre de 2013.  Durante más de 30 años, los implantes cocleares han tenido una profunda repercusión en la vida de los niños y adultos sordos o condificultades auditivas porque les han permitido recuperar la capacidad de escuchar. El programa de Mayo Clinic fue de los primeros en el país en ofrecer implantes cocleares a los pacientes, apenas se contó con la debida autorización. Los cirujanos de Mayo Clinic realizaron este mes la milésima cirugía de implante coclear en un paciente masculino de 40 años y procedente del norte de Minnesota que perdió la audición hace más de tres meses debido a una enfermedad, pero que en esta semana nuevamente pudo escuchar el sonido.

AVISO A LA COMUNICACIÓN MULTIMEDIA: Puede descargar video y audio de la Red Informativa de Mayo Clinic.

"Creo que uno no podría exagerar la profunda repercusión de estos aparatos en las personas", comenta el Dr. Colin Driscoll, uno de los otolaringólogos de Mayo Clinic. "La primera vez que se lo enciende, todos los pacientes se muestran muy emotivos; y pese a que a veces puedan sentir temor, siempre es un momento emocionante".

El implante coclear es en un dispositivo electrónico que restablece la audición en las personas que la han perdido significativamente debido a algún daño en el oído interno y en quienes los audífonos ofrecen sólo pocas ventajas. Muchas personas tienen implantes de cóclea, pero posiblemente uno ni se percata del asunto porque escuchan muy bien, anota el Dr. Dirscoll. El implante se compone de un procesador que se coloca detrás de la oreja para capturar y procesar las señales auditivas que luego se transmiten a un receptor colocado quirúrgicamente debajo de la piel, detrás de la oreja. El receptor envía señales mediante cables a la cóclea y luego, a través del nervio auditivo, al cerebro que reconoce dicha señal como un sonido.

Una vez colocado el implante, el cerebro necesita aprender a escuchar con el aparato, explica el Dr. Driscoll. Los pacientes se reúnen nuevamente con el audiólogo para programar el aparato entre una y tres semanas después de la cirugía. En dicha cita, los pacientes pueden empezar a escuchar sonidos, pero lleva tiempo acostumbrarse al implante porque hay que aprender a interpretar los sonidos a fin de entender el habla y el lenguaje, así como los sonidos ambientales. Los implantes cocleares benefician a una amplia gama de personas. Los pacientes más jóvenes pueden tener apenas 6 meses de edad y los más viejos, alrededor de 90 años. Algunos pacientes pueden haber nacido sordos, mientras que otros se vuelven sordos o tienen dificultades auditivas debido a la edad, a una afección, a un traumatismo o a una enfermedad. Muchas personas que tienen cóclea y nervio auditivo califican para el implante coclear.

Por lo general, las personas mayores luchan durante años con los audífonos porque temen dar el siguiente paso y someterse a la implantación quirúrgica de un dispositivo; pero después de dar dicho paso, suelen decir "debí haberlo hecho hace mucho", apostilla el Dr. Driscoll. Millones de personas en todo el mundo sufren de sordera o pérdida de la audición y la mayoría de ellas considera que los implantes cocleares les permite comunicarse bien y mejorar su calidad de vida.

Si desea una entrevista con el Dr. Driscoll sobre los implantes cocleares o entrevistar a algún paciente con implante coclear, por favor comuníquese con Soledad Andrade al correo electrónico [email protected] o al 507-284-5005.

###

Información sobre Mayo Clinic

En el año 2014 se conmemoran 150 años de servicio a la humanidad de Mayo Clinic, entidad sin fines de lucro y líder mundial en atención médica, investigación y educación para gente procedente de todos los ámbitos de la vida. Si desea más información, visite: 150years.mayoclinic.orgMayoClinic.org o http://newsnetwork.mayoclinic.org/.


CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN: Soledad Andrade, Mayo Clinic Public Affairs, 507-284-5005, [email protected]

 

Please login or become a member to post a comment.