• By Sharon Theimer

Preguntas y respuestas: La genética desempeña una función en el peso, pero no es la única culpable

January 24, 2018

Ilustración médica de la relación entre la genética y la obesidadESTIMADA MAYO CLINIC:
¿Cuán grande es la función de la genética sobre el peso? Cuando existe una predisposición genética a la obesidad, ¿cuán eficaz puede ser a largo plazo la dieta u otra estrategia para bajar de peso?

RESPUESTA:
La genética desempeña una función en el peso, pero no es la única culpable. El entorno, el estilo de vida y las alternativas sanas también contribuyen mucho al peso corporal. Sin embargo, los genes son los que marcan una diferencia en el tipo de estrategia que funciona mejor para alguien. Hay que considerar todos estos factores al decidir cómo se proseguirá para lograr bajar de peso.

La obesidad es un problema importante en Estados Unidos. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), el 66 por ciento de los estadounidenses es gordo y el 33 por ciento restante es obeso. Esto es preocupante porque la obesidad se relaciona con muchos problemas de salud graves, incluido diabetes, enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares. El CDC además calcula que el costo médico anual de la obesidad en Estados Unidos es de alrededor de 150 000 millones de dólares.

Dado que el 66 por ciento de la población de Estados Unidos es gorda, queda claro que se necesita una mejor manera de controlar el peso. En lugar de enfocar la pérdida de peso como un problema igual en todos, lo necesario es una estrategia más personalizada.

Los análisis genéticos pueden servir en el desarrollo de un método personal para bajar de peso. Por ejemplo, sus genes pueden marcar una diferencia en factores como cuán lleno se siente al comer, su nivel de apetito y cómo su cuerpo usa la energía y consume calorías. Todos estos, el gasto energético, cuán lleno se siente, el apetito, la composición corporal y el vaciado gástrico, pueden evaluarse. Algunos análisis específicos también sirven para revelar cómo responde el cuerpo a ciertos medicamentos.

Esa información puede ser muy valiosa en la creación de un programa para bajar de peso ajustado a sus necesidades corporales y que haga más probable que usted pierda peso y se mantenga así a largo plazo.

Un ejemplo de cómo este tipo de evaluación cuidadosa puede marcar una diferencia puede verse en el consumo de los medicamentos para bajar de peso. Actualmente, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos autorizó cinco medicamentos para bajar de peso dirigidos a la gente obesa. Normalmente, cuando se emplean estos medicamentos, alrededor de 30 por ciento de las personas no responde (no baja de peso o pierde muy poco con el medicamento); aproximadamente 30 por ciento responde moderadamente, y el 30 por ciento restante responde de manera significativa y pierde el equivalente al 10 por ciento de su peso corporal total en un año.

Los estudios recientes revelan que, dependiendo en parte de la composición personal, los proveedores de atención médica pueden algún día aplicar exámenes específicos y análisis genéticos para seleccionar el medicamento correcto para el paciente correcto. En el futuro, la genética posiblemente también ayude a ver cuán eficaces serían para alguien los procedimientos para bajar de peso, como la cirugía de baipás gástrico o la colocación de un globo dentro del estómago.

No obstante, es importante anotar que los tratamientos médicos para bajar de peso, como los medicamentos y la cirugía, deben estar acompañados por cambios en el estilo de vida, tales como una alimentación balanceada y ejercicio regular. Si no se pone esmerada atención y esfuerzo en esas áreas, ninguna intervención para bajar de peso tendrá éxito con el tiempo.

Dr. Andrés Acosta, Gastroenterología y Hepatología de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

COMMENT

Please login or register to post a comment.