• By Soledad Andrade

Análisis por corte congelado en cáncer de mama puede ahorrar tiempo, ansiedad y más de 90 millones de dólares

February 23, 2016

Los investigadores observan el análisis por corte congelado en un laboratorio de patologíaROCHESTER, Minnesota: Ante un diagnóstico de cáncer de mama, las mujeres pueden tener miles de preguntas en la cabeza, pero la que posiblemente no se hagan es si la elección del proveedor de atención médica les ahorraría tiempo y dinero.

Los científicos de Mayo Clinic respondieron esa pregunta con lo que ellos consideran son estadísticas contundentes que posiblemente motiven a las mujeres y a los médicos, así como a todo el sistema de atención de la salud, a considerar una forma diferente de hacer las cosas, concretamente respecto a la mastectomía parcial como tratamiento del cáncer de mama en etapas iniciales.

 

Esta forma diferente sería la de llevar a cabo un análisis intraoperatorio por corte congelado para determinar si se extrajo completamente el tumor en la primera cirugía. De hacerse esto ampliamente en todas partes, se ahorrarían innumerables horas de trabajo, ansiedad y demás para las mujeres, así como decenas de millones de dólares. El estudio completo se publicó hoy por Internet en la Revista de la Práctica Oncológica.

Aplicación del análisis de corte congelado en Mayo
El análisis por corte congelado, cuyo precursor fue Mayo Clinic hace más de 100 años, se aplica allí en varias cirugías, entre ellas las mastectomías parciales por cáncer de mama. En un estudio publicado en 2014, los pacientes de Mayo Clinic en quienes se hizo el análisis por corte congelado tuvieron mucha menor propensión a requerir una segunda cirugía que los operados en otras instituciones mediante la intervención tradicional con informes patológicos postoperatorios.

“Con la aplicación habitual en la sede de Mayo Clinic en Rochester del análisis por corte congelado de los márgenes, rara vez (apenas 3 a 5 por ciento de casos) es necesario operar una segunda vez para extraer márgenes”, comenta la primera autora del trabajo Dra. Judy Boughey, cirujana de mamas del Centro Oncológico de Mayo Clinic. “Por tanto, en más de 95 por ciento de las pacientes que se someten a una mastectomía parcial, solamente es necesario operar una vez”, añade.

Los científicos identificaron varias ventajas de este método. Someterse a una cirugía y luego proseguir con los tratamientos de seguimiento, tales como la quimioterapia o la radioterapia, es preferible a esperar semanas hasta obtener el resultado patológico y luego tener que someterse a otra cirugía, según ocurre en 15 a 50 por ciento de veces.

Aun en los casos que no requieren otra cirugía, la paciente igual debe esperar el resultado final de patología para saber con seguridad, lo que le genera ansiedad innecesaria. Una segunda o más operaciones añaden gastos y posibles complicaciones para la paciente, aparte de que más cirugías también añaden cargas de tiempo y dinero sobre las familias y los empleadores. Reducir la cantidad de segundas operaciones permite a los cirujanos atender a más pacientes y reduce el costo de la atención médica en todo el sistema de salud.

“Nuestros equipos quirúrgicos y de patología sabían de forma intrínseca que esta práctica relativamente nueva no solo era lo mejor para las pacientes sino que también ahorraba gastos”, señala la coautora del trabajo, Dra. Elizabeth Habermann, directora científica del Programa de Resultados Quirúrgicos del Centro Robert D. y Patricia E. Kern para la Ciencia de Brindar Atención Médica de Mayo Clinic. “Esta investigación revela cómo se debe considerar la atención médica completa al determinar el costo total y el valor de los servicios de salud”.

¿Cuánto vale?
¿Cuánto realmente se ahorraría? Esa fue la pregunta que los científicos intentaban responder en este estudio. Para ello, partieron de la suposición de que un promedio de 35 por ciento de las primeras mastectomías parciales que se realizan sin análisis por corte congelado requiere una segunda operación. Conjuntamente con otros análisis complejos, los científicos determinaron que de aplicarse el análisis por corte congelado de los márgenes en 20 por ciento de las mastectomías parciales, el posible ahorro en el costo anual sería de 18,2 millones de dólares para quienes pagan por los servicios y de 400 000 dólares para los proveedores de atención médica.

Si todas las instituciones donde se realizan mastectomías parciales adoptaran el análisis por corte congelado de los márgenes, el posible ahorro anual (en base a una tasa promedio de 35 por ciento de segundas operaciones) sería de 90,9 millones de dólares para quienes pagan por los servicios médicos y de 18 millones para los proveedores de atención médica. En estas cifras no está calculados ni los ingresos perdidos, ni la productividad ni otros gastos directos e indirectos que la paciente y la comunidad afrontan.

El equipo de la investigación considera que la respuesta es clara para las pacientes: elegir un proveedor de atención médica que ofrezca el análisis intraoperatorio por corte congelado de los márgenes. Actualmente, son pocos los centros que pueden hacerlo, pero los científicos esperan que eso cambie y recomiendan a los centros quirúrgicos que consideren añadir esa capacidad a sus servicios.

“En las instituciones médicas que todavía no han incorporado el análisis intraoperatorio por corte congelado de los márgenes, añadirlo puede ser costo eficaz para el centro y disminuir el costo social de la atención del cáncer de mama; es decir, brinda una ganancia triple: para las pacientes, para los proveedores de atención médica y para los responsables de los pagos”, explica la Dra. Habermann.

“Todos deseamos los mejores resultados para las pacientes”, dice la Dra. Boughey. “Con menores tasas de segundas operaciones, el análisis por corte congelado de los márgenes cambia el panorama para las pacientes con cáncer de mama”.

Esta investigación fue un proyecto conjunto entre el Departamento de Cirugía, el Departamento de Medicina de Laboratorio y Patología, así como el Programa de Resultados Quirúrgicos del Centro Robert D. y Patricia E. Kern para la Ciencia de Brindar Atención Médica de Mayo Clinic. Además de las doctoras Boughey y Habermann, el Dr. Gary Keeney, patólogo de Mayo, también redactó el trabajo. Los análisis complejos se llevaron a cabo con el apoyo de analistas de McDermott+ Consulting LLC.

Puede ver un video con los comentarios de la Dra. Boughey acerca de un estudio anterior sobre el análisis por corte congelado de tejido.

###

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a la investigación y educación médicas, que ofrece atención experta e integral a todos los que necesitan recobrar la salud. Si desea más información, visite http://www.mayoclinic.org/espanol/ y https://newsnetwork.mayoclinic.org/.

CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
Soledad Andrade, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico: newsbureau@mayo.edu