• By Soledad Andrade

Ayudas para tomar decisiones permiten a pacientes con depresión y sus médicos sentirse mejor con la elección medicamentosa

October 2, 2015

ROCHESTER, Minnesota: Elegir el antidepresivo correcto puede ser tarea desalentadora. Existen tantas alternativas como efectos imprevisibles de cada una, razón por lo que generalmente los pacientes con depresión invierten meses o años probando hasta encontrar el medicamento correcto, mientras los médicos se sienten inquietos o poco deseosos de ofrecer alternativas diferentes a sus medicamentos preferidos.

Dr. Victor Montori y un pacienteUn nuevo estudio de Mayo Clinic revela que una simple serie de tarjetas de conversación puede mejorar drásticamente la satisfacción de los pacientes y de los médicos durante la charla respecto a los medicamentos y permitir que se sientan más tranquilos respecto a la elección del antidepresivo. Los resultados se publican en la revista JAMA de Medicina Interna.

“El trabajo se realizó en estrecha colaboración con los pacientes, sus familiares y sus médicos para entender bien qué les preocupa realmente ante una situación como ésta. Nuestro deseo era transformar la evidencia, que muy a menudo es inexistente, en información exacta y fácil de acceder a fin de aplicarla dentro del contexto de las necesidades y preferencias individuales para en última instancia lograr algo que esperábamos fuesen conversaciones valiosas”, explica la Dra. Annie LeBlanc, primera autora del trabajo e investigadora de ciencias de la salud en Mayo Clinic.

El presente estudio evaluó la información de 117 médicos y 301 pacientes, provenientes de varias comunidades de Minnesota y Wisconsin. El estudio descubrió que al comparar la atención médica normal frente al empleo de las ayudas para tomar decisiones, las últimas permitieron a los pacientes sentirse más tranquilos con las decisiones en 5 de 100 puntos y con una probabilidad de satisfacción 2,4 veces mayor. Los médicos también informaron sentirse más tranquilos con la decisión tomada en 11 de 100 puntos, con una probabilidad de satisfacción 1,6 veces mayor. La medida hasta la que se involucra al paciente en el proceso de tomar decisiones durante los encuentros clínicos aumentó en 16 de 100 puntos. Es interesante anotar que el empleo de este medio no prolongó el tiempo de la conversación.

Los pacientes generalmente abandonan los antidepresivos debido a expectativas irreales, ineficacia del tratamiento o efectos secundarios inaceptables. Los médicos, por su parte, suelen enfocarse en la efectividad declarada del medicamento, en lugar de concentrarse en todas las necesidades y preferencias del paciente. El formato de las ayudas para tomar decisiones probadas en este ensayo es de medios de conversación basada en evidencias, creados para ayudar a pacientes y médicos a utilizar mejor la información sobre los antidepresivos a fin de tratar las situaciones específicas de quienes toman esos medicamentos. Emplear estos medios dentro del contexto de las conversaciones permite a pacientes y médicos realizar la elección contando con más información y en base a un enfoque centrado en el paciente.

A pesar de que este estudio no encontró diferencias en la eficacia ni en el cumplimiento con el medicamento, los científicos dicen que mejorar el proceso mediante el cual los pacientes y los médicos seleccionan el antidepresivo no sólo representa un paso hacia un tratamiento más eficaz de la depresión en el futuro, sino que permite a ambas partes sentirse más tranquilas con la elección medicamentosa.

“Brindar atención médica de alta calidad implica alinear el cuidado a los valores, preferencias y circunstancias de vida del paciente, junto a la mejor evidencia disponible”, explica la Dra. LeBlanc. “Estos medios son solamente una manera de alcanzar eficazmente el ideal de la atención médica centrada en el paciente para quienes sufren depresión. Además, este medio y sus tres minutos de capacitación están disponibles gratuitamente por Internet, lo que representa poco costo y carga para el sistema”. Si desea más información, visite Mayo Clinic’s Shared Decision Making Resource Center (Centro de Mayo Clinic para Recursos sobre Tomar Decisiones Compartidas).

El estudio estuvo financiado por la Agencia para Investigación y Calidad de la Atención Médica, bajo la Ley Estadounidense de Recuperación e Reinversión de 2009, y fue realizado como parte del Centro Robert D. y Patricia E. Kern de Mayo Clinic para la Ciencia de Brindar Atención Médica. No existe ninguna notificación respecto a conflictos de intereses.

Los coautores del estudio son: la Dra. Annie LeBlanc, el Dr. Mark Williams, Jonathan Inselman, Megan Branda, el Dr. Nilay Shah, Emma Heim, la Dra. Sara Dick, el Dr. Marc Matthews, la Dra. Kathleen Yost, Kathryn Shepel y el Dr. Víctor Montori, por parte de Mayo Clinic; la Dra. Kristen Dall-Winther del Sistema de Salud de Mayo Clinic; el Dr. Joseph Herrin de la Universidad de Yale; así como el Dr. Mark Linzer y la Dra. Deborah Boehm del Centro Médico del condado de Hennepin.

###

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a la investigación y educación médicas, que ofrece atención experta e integral a todos los que necesitan recobrar la salud. Si desea más información, visite http://www.mayoclinic.org/espanol/ y https://newsnetwork.mayoclinic.org/.

CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
Soledad Andrade, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico: newsbureau@mayo.edu