• By Sharon Theimer

Científicos de Mayo Clinic identifican nuevas estrategias para mejorar terapia de células T con receptor de antígeno quimérico

December 5, 2018

Ilustración de una célula inmunitaria que elimina a otra cancerosaSAN DIEGO: Los científicos de Mayo Clinic desarrollaron dos estrategias nuevas que podrían mejorar el rendimiento de la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico en el tratamiento del cáncer y presentan los resultados de su investigación preclínica durante la reunión anual del 2018 de la Sociedad Americana de Hematología en San Diego.

Reducir la toxicidad de la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico

“Aunque se haya comprobado que la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico tiene éxito en el tratamiento de ciertos tipos de cáncer, su empleo se ha visto restringido por las toxicidades graves”, comenta Rosalie Sterner, estudiante de doctorado combinado en medicina e investigación que trabaja en el Laboratorio de Ingeniería para Células T del Dr. Saad Kenderian, hematólogo de Mayo Clinic. Sterner explica que entre las toxicidades relacionadas con la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico está el síndrome de liberación de citocinas, en el que los pacientes presentan fiebre, náusea, dolor de cabeza, sarpullido, taquicardia, presión arterial baja, dificultad para respirar y neurotoxicidad.

Sterner dice que algunos pacientes que reciben terapia de células T con receptor de antígeno quimérico enferman durante el tratamiento y requieren ingresar a la unidad de cuidados intensivos. Igualmente, anota que se ha informado acerca de fallecimientos relacionados con los efectos secundarios de la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico. Por ello, Sterner y sus colegas desarrollaron una estrategia para reducir las toxicidades graves relacionadas con la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico.

Esta estrategia implica bloquear, mediante un anticuerpo con grado clínico (lenzilumab), a la proteína estimulante de colonias de granulocitos macrófagos que es producida tanto por las células T con receptor de antígeno quimérico como por otras células.

“Al bloquear la proteína estimulante de colonias de granulocitos macrófagos, descubrimos menos toxicidades en los modelos preclínicos. Además, demostramos que las células T con receptor de antígeno quimérico funcionaban mejor después del bloqueo de la proteína estimulante de colonias de granulocitos macrófagos”, señala Sterner.

Luego, los científicos aplicaron la tecnología para edición genética conocida como CRISPR (repeticiones palindrómicas cortas agrupadas y regularmente interespaciadas) a fin de generar células T con receptor de antígeno quimérico que no secretaban la proteína estimulante de colonias de granulocitos macrófagos. Sterner anota que estas células T con receptor de antígeno quimérico modificadas fueron más eficaces que las células T con receptor de antígeno quimérico normales.

De acuerdo con estos hallazgos, el equipo investigativo ahora prosigue con un ensayo clínico fase II para el anticuerpo que bloquea la estimulación de colonias de granulocitos macrófagos durante la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico. Si el resultado del ensayo coincide con los hallazgos previos, la terapia puede convertirse en Mayo Clinic en la norma para la atención médica durante la terapia de células T con receptor de anígeno quimérico.

El estudio también se publicó en Blood.

Mejorar las tasas de respuesta a la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico en el linfoma de células B

“En la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico, los médicos extraen y modifican las células T de un paciente para que reconozcan y combatan el cáncer. Una vez modificadas las células T, estas se vuelven a infundir en el paciente para que busquen a las células cancerosas y las eliminen”, explica el Dr. Reona Sakemura, hematólogo y fellow posdoctoral en el laboratorio del Dr. Kenderian.

El Dr. Sakemura indica que las tasas de respuesta a la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico varían según la enfermedad. Por ejemplo, en la leucemia linfoblástica aguda de células B, se ha visto tasas de respuesta de más del 90 por ciento, a diferencia del tratamiento con la quimioterapia tradicional que ha mostrado unas tasas de respuesta del 10 al 30 por ciento. En otros tipos de cáncer de la sangre, como el linfoma y la leucemia linfocítica crónica, las tasas de respuesta al tratamiento de la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico continúa siendo baja.

A fin de mejorar la eficacia de la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico en este tipo de cánceres, el Dr. Sakemura y sus colegas desarrollaron una estrategia para combinar la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico y un fármaco dirigido contra una proteína llamada “AXL” que está presente en el cáncer y en el entorno del cáncer. El fármaco, llamado “TP-0903”, no solamente elimina a las células cancerosas, sino que también realza la potencia de las células T con receptor de antígeno no quimérico para combatir a las células cancerosas y potencialmente reducir la toxicidad relacionada con este tratamiento.

Aunque es necesario llevar a cabo más estudios y ensayos clínicos, el Dr. Sakemura dice lo siguiente: “Creemos que el último efecto mencionado, a la postre, podría utilizarse como método innovador para incrementar la eficacia de la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico y extenderla a otros cánceres de células B”.

###

Información sobre el Centro Oncológico de Mayo Clinic
En calidad de institución principal y financiada por el Instituto Nacional del Cáncer, el Centro Oncológico de Mayo Clinic realiza investigaciones básicas, clínicas y poblacionales para traducir los descubrimientos en mejores métodos de prevención, detección, diagnóstico y tratamiento. Si desea más información sobre los ensayos clínicos para cáncer, llame gratuitamente a la Oficina para Ensayos Clínicos, al 1-855-776-0015.

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro y dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación que ofrece atención experta e integral a todos los que necesitan recobrar la salud. Infórmese más acerca de Mayo Clinic. Visite la Red Informativa de Mayo Clinic.

Contacto para los medios de comunicación:
Sharon Theimer, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico: newsbureau@mayo.edu.

Please login or register to post a reply.