• By Soledad Andrade

Científicos de Mayo examinan factores de riesgo y resultados vinculados a operaciones de cáncer colorrectal e identifican puntos de referencia

September 2, 2015

ROCHESTER, Minnesota: En alrededor de 20 por ciento de los pacientes con cáncer colorrectal, el mal ya se ha diseminado (metástasis) más allá del colon al momento del diagnóstico, y el hígado es el lugar más común para dichas metástasis. A pesar de que el método de tratar los tumores primarios en el colon y las metástasis en el hígado continúa evolucionando y generalmente implica la administración de quimioterapia y la extirpación quirúrgica (resección) de ambos tipo de tumores, los expertos siguen debatiendo respecto a si la resección quirúrgica de los tumores primarios y de las metástasis debe realizarse al mismo tiempo (sincronizada) o en dos operaciones distintas (secuencial).

Ilustración médica del cáncer de colonEn la edición de agosto de Journal of Gastrointestinal Surgery (Revista de Cirugía Gastrointestinal), los científicos de Mayo Clinic comparan detalladamente los resultados de las resecciones colorrectal y hepática, tanto sincronizada como secuencial, en pacientes con cáncer colorrectal etapa IV, e identifican puntos de referencia para la práctica quirúrgica.

Resultados y conclusiones del estudio

Según los autores, los resultados del estudio brindan puntos de referencia nacionales y específicos al procedimiento para los resultados postoperatorios que facilitarán realizar comparaciones para mejorar la calidad. El análisis de los datos de pacientes dispuestos en categorías de riesgo específicas también permitió al estudio aportar los siguientes resultados:

  • Las grandes complicaciones después de la resección colorrectal y hepática sincronizada son variables y se relacionan tanto con la extensión de la resección hepática como con el tipo de cirugía colorrectal realizado.
  • El peligro de que el paciente obtenga malos resultados aumenta a medida que crece el riesgo de cada uno de los procedimientos quirúrgicos. Es decir, independientemente del momento de la cirugía, obtiene peores resultados el paciente que requiere procedimientos más riesgosos, tales como una resección hepática grande debido a la presencia de varias metástasis o de mayor tamaño y/o a resecciones colorrectales de alto riesgo, frente a quien se somete a cirugías menos complicadas.
  • La resección sincronizada de tumores colorrectales primarios y metástasis hepáticas es segura y eficaz en los pacientes que solamente requieren resecciones hepáticas menores.

“Nuestros resultados también demuestran que valorar antes de la operación los riesgos de los pacientes que requieren resección hepática y colorrectal puede permitir a los cirujanos predecir más exactamente el resultado y ayudar con la planificación y consejería preoperatorias de esos pacientes”, comenta el Dr. David Nagorney, autor principal del artículo y cirujano general de Mayo Clinic.

Diseño y objetivos del estudio

En el diseño del estudio, los científicos de Mayo utilizaron una gran base de datos multi-institucionales para identificar un conjunto de 43 408 pacientes sometidos a resecciones colorrectales y hepáticas debido a cáncer colorrectal etapa IV. Antes de realizar el presente estudio, solamente había disponibilidad de pocos datos sobre los resultados quirúrgicos de estos pacientes.

“El objetivo principal era establecer la magnitud del riesgo que cada operación, tanto la del hígado como la del colon, contribuía a la resección sincronizada a fin de determinar la combinación de operaciones de colon e hígado más segura de realizar al mismo tiempo”, añade el Dr. Nagorney.

A pesar de que estudios anteriores solamente hayan considerado la extensión de la resección hepática realizada, los científicos de Mayo también revisaron el tipo o ubicación de la resección colorrectal.

“Nuestro deseo era probar la hipótesis que tanto la extensión de la resección hepática como la ubicación o tipo de la resección colorrectal influían sobre el riesgo general y los resultados de estos pacientes”, señala el primer autor del artículo, Dr. Christopher Shubert, cirujano y becario Kern de Mayo Clinic.

Los científicos asignaron categorías de riesgo a cada una de las operaciones realizadas en el conjunto de datos, entre ellas las resecciones colorrectales y hepáticas, para luego comparar los resultados a los 30 días de la operación entre pacientes de grupos de riesgo similar. Además, dentro de cada categoría, compararon los datos de los resultados entre dos grupos de pacientes: quienes se sometieron a la resección colorrectal y hepática sincronizada y los que tuvieron operaciones secuenciales.

“La estratificación de los pacientes mediante categorías de riesgo permitió comparar más exactamente los resultados vinculados con las resecciones sincronizadas frente a los de las resecciones secuenciales”, acota el Dr. Shubert.

El estudio fue posible de realizar, en parte, gracias al Centro Robert D. y Patricia E. Kern de Mayo Clinic para la Ciencia de Brindar Atención Médica y al Programa de Resultados Quirúrgicos del mencionado centro, que está dirigido por otros autores del estudio, la Dra. Elizabeth Habermann y el Dr. Robert Cima. Fueron también coautores del trabajo el Dr. John Bergquist, el Dr. Cornelius Thiels, Kristine Thomsen, el Dr. Walter Kremers y el Dr. Michael Kendrick, todos pertenecientes a Mayo Clinic.

###

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a la investigación y educación médicas, que ofrece atención experta e integral a todos los que necesitan recobrar la salud. Si desea más información, visite http://www.mayoclinic.org/espanol/ y https://newsnetwork.mayoclinic.org/.

CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
Soledad Andrade, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico: newsbureau@mayo.edu