• By Sharon Theimer

¿Cómo afecta la COVID-19 al corazón?

mayo 27, 2020

Los efectos de la COVID-19 sobre los pulmones son bien conocidos, pero a medida que continúa la pandemia, hay más información respecto a la función del virus llamado SARS-CoV-2 sobre el corazón. “Ante una enfermedad respiratoria viral, incluida la gripe y la COVID-19, las personas con enfermedad cardiovascular conocida corren mayor riesgo de complicaciones más graves”, comenta el Dr. Leslie Cooper, director del Departamento de Cardiología en Mayo Clinic.

“Se sabe que la función cardíaca puede disminuir durante una infección severa por SARS-CoV-2, pero esa disminución, a veces, es consecuencia de la respuesta inflamatoria sistémica a la infección y, ocasionalmente, en algunos se debe a una infección viral directa en el corazón”, añade. 

Dos problemas cardíacos principales

Según el Dr. Cooper, predominan dos problemas cardíacos relacionados con la COVID-19: la insuficiencia cardíaca que ocurre cuando el músculo cardíaco no bombea la sangre tan bien como debería, y los ritmos cardíacos anómalos o arritmias que pueden deberse a la infección o a los medicamentos empleados para tratar el virus.

La insuficiencia cardíaca puede ser consecuencia de la respuesta inflamatoria sistémica ante la infección, de la existencia de presiones pulmonares altas debido a un daño del pulmón, o de una inflamación cardíaca conocida como miocarditis.

“Dentro del contexto de la infección de la COVID-19, en muchas personas que se presentan con insuficiencia cardíaca, no se sabe si ese problema está relacionado con la miocarditis o es la respuesta del organismo a la inflamación sistémica de la COVID-19”, explica el Dr. Cooper. 

En los pacientes mayores con arteriopatía coronaria o hipertensión, posiblemente se trate de una insuficiencia cardíaca derivada de mayores exigencias al corazón y de una capacidad ya disminuida en la reserva cardíaca. En los pacientes de menos edad, en cambio, posiblemente se trate de una miocarditis primaria causada por el virus.

Vea: la exposición del Dr. Cooper acerca de cómo afecta la COVID-19 al corazón (en inglés).

Señores periodistas: los fragmentos de sonido de la intervención del Dr. Leslie Cooper (en inglés) están en las descargas al final de este artículo. Favor añadir “Dr. Leslie Cooper, Cardiología de Mayo Clinic”.

Dudas sobre los medicamentos

Existe cierta controversia respecto a si los medicamentos empleados para la presión arterial pueden aumentar el riesgo de sufrir insuficiencia cardíaca. 

“Aunque no se sepa con certeza si los medicamentos para la presión arterial llevan a un cierto deterioro de la función cardíaca, por ahora, no hay evidencia de que los medicamentos más empleados en Estados Unidos para los trastornos cardiovasculares conlleven mayor riesgo de contraer COVID19 o de sufrir las consecuencias de la infección”, anota el Dr. Cooper.

Recomienda continuar con los medicamentos, a menos que el médico imparta otras instrucciones.

Problemas prolongados de la salud cardíaca

Existen pocos datos disponibles acerca de los problemas cardiovasculares prolongados a causa del virus de la COVID-19 porque es una enfermedad nueva, pero el Dr. Cooper anuncia que Mayo Clinic ya empezó los estudios.

“Hay que determinar los efectos prolongados de la COVID-19, tanto para la salud poblacional como la individual”, dice el Dr. Cooper. Añade que el financiamiento de la Asociación Americana del Corazón y de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos es lo que lidera la investigación relacionada con el impacto cardiovascular de la COVID-19.

Conservar la salud cardíaca

“Sabemos que para todos es un período estresante debido al impacto económico y social de la enfermedad, aunque nosotros mismos no la tengamos, pero eso pone a la gente en más riesgo de contraer todo tipo de enfermedades relacionadas con el estrés”, señala el Dr. Cooper.  

Quienes tienen problemas cardíacos conocidos, sea presión arterial alta u otra enfermedad, deben enfocarse en practicar los fundamentos de una buena salud cardíaca. “Cuidar de uno mismo, prestar mucha atención a la higiene de las manos, procurar mantener el nivel anterior de actividad física y comer bien son cruciales para conservar la salud”, señala el médico.

Comenta que aunque se deba seguir las instrucciones de evitar reuniones grupales grandes y de mantener la distancia social, también hay que hacer tiempo para permanecer en conexión con los demás porque eso conserva la salud emocional del corazón. “Mantener el contacto social a través del Internet o el teléfono es realmente importante, así que no pierda el contacto para que no se deprima ni se sienta aislado”, añade.

Prestar atención a las emergencias

“Sentir falta de aire es algo muy frecuente y, hoy en día, solo un porcentaje minoritario de quienes la sienten están realmente infectados con la COVID-19. Ahora, igual que antes, cuando se siente dolor en el pecho o falta de aire, hay que buscar atención médica y llamar al proveedor de cuidados de salud o, en casos graves, al 911 para pedir ayuda”, anota el Dr. Cooper.   

_________________________________________________

Para más información y toda la cobertura del COVID-19, visite la Red Informativa de Mayo Clinic y mayoclinic.org.

###

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a innovar la práctica clínica, la educación y la investigación, así como a ofrecer pericia, compasión y respuestas a todos los que necesitan recobrar la salud. Visite la Red Informativa de Mayo Clinic para leer más noticias sobre Mayo Clinic y Datos sobre Mayo Clinic para más información sobre Mayo..

Contacto para los medios de comunicación:
Sharon Theimer, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico: newsbureau@mayo.edu.

Please login or register to post a reply.