• By Soledad Andrade

¿Cómo enfrentar la temporada de influenza?

June 19, 2015

Junto con el inicio de las bajas temperaturas comienza la aparición de las enfermedades de invierno, entre ellas la influenza. En Estados Unidos, durante la temporada invernal 2014-2015, la influenza A subtipo H3N2 fue la que predominó. Según el doctor Robert Orenstein, Jefe de la División de Enfermedades Infecciosas de Mayo Clinic en Arizona, las cepas que se presentan en Latinoamérica generalmente son las mismas que surgieron antes en Norteamérica. Por ser la principal causa de ausentismo laboral durante la temporada invernal, el especialista nos aclara algunos puntos acerca de esta enfermedad, como por ejemplo la importancia de la vacunación.

Dr. Robert Orenstein

Dr. Robert Orenstein

P: ¿Cuáles son los síntomas de la influenza?
R: La influenza, comúnmente  conocida como gripe, es una infección viral que afecta comúnmente el tracto respiratorio superior y se presenta anualmente en los meses más fríos del año. Los síntomas de la influenza incluyen usualmente dolor de garganta, congestión nasal, tos, fiebre, dolor de cabeza, fatiga y dolor de músculos.

P: ¿Cuáles fueron las enfermedades más comunes durante el invierno en Estados Unidos?
R: En el 2014 la influenza A subtipo H3N2 fue la enfermedad viral que circuló más predominantemente. Otros virus respiratorios, como el virus respiratorio sincicial, frecuentemente se presentan en los meses de invierno. Debido a que estas enfermedades virales rompen todos los mecanismos protectores del tracto respiratorio, éstas frecuentemente se presentan acompañadas de bacterias infecciosas como sinusitis, exacerbación de una bronquitis crónica y neumonía.

P: ¿Cuál es la más agresiva?
R: Todas estas enfermedades dependen de la interacción entre la persona y el agente infeccioso. Las cepas de la influenza pueden causar enfermedades leves a serias. 

P: ¿Es la influenza que se presentó en Estados Unidos la misma que tendremos este invierno en Latinoamérica?
R: Las cepas de influenza que circulan varían anualmente. Generalmente las cepas que aparecen en Latinoamérica son las mismas que surgieron antes en Estados Unidos. En la temporada 2014-15 hubo un desvío significativo de las cepas que se preveía impactarían a Estados Unidos, provocando así que la vacuna fuera menos efectiva.

P: En el primer año de la influenza H1N1, la gente estaba asustada y trataba de conseguir tratamiento en casa debido a que no había suficientes recursos para combatirla. Parece que en los últimos inviernos no hay o no se escucha mucho acerca de esa influenza, o ¿está más controlada ahora?
R: El H1N1 era una nueva cepa emergente. Cuando aparecen cepas nuevas entre las poblaciones que no tienen inmunidad, la carga de la enfermedad es mayor. Estos cambios frecuentemente llevan a epidemias. Esto ocurrió con la H1N1. Desde esta emergencia, mucha gente ya ha tenido la enfermedad o ha sido vacunada contra la cepa (desde hace varias temporadas), disminuyendo así su impacto.

P: ¿Cuántos tipos de vacunas hay?
R: Ahora se producen múltiples vacunas contra la influenza. Existe una vacuna nasal cuadrivalente contra la influenza en virus vivos que es usada principalmente en niños sanos de 2 a 8 años de edad, pero aprobada hasta los 49 años; sin embargo, no debe administrarse a mujeres embarazadas o personas inmunodeprimidas. La más usada comúnmente es la vacuna inactivada inyectable. Estas vacunas pueden diferir en el número de cepas incluidas: 3 o trivalentes (protegen contra dos tipos de influenza A y un tipo de influenza B), 4 o cuadrivalentes (2 A y 2 B). Usualmente la vacuna incluye una cepa de influenza A y B, dependiendo de la predicción de los tipos que circularán para esa temporada. Una adición reciente es la vacuna trivalente de dosis alta para personas mayores de 65. Las vacunas recientemente producidas sólo en pollos ahora pueden ser genéticamente diseñadas fuera del embrión para eliminar el riesgo de las personas alérgicas a los huevos, e incluyen un cultivo celular producido y una vacuna trivalente recombinante para adultos mayores de 18 años.

P: ¿Por qué es recomendable la vacuna? ¿Qué piensa acerca de la controversia de que es mejor no ponerse la vacuna?
R: La vacuna para la gripe se recomienda a la población para reducir la repercusión sobre la salud personal y reducir la transmisión a otros. Existe mucha evidencia que fundamenta el rol de estas vacunas en cuanto a disminuir la carga de esta enfermedad y la muerte, cuando se la selecciona adecuadamente. La influenza puede causar una enfermedad, desde leve a mortal. Está asociada con una carga social importante, como ausencia laboral y escolar, además de aumentar los ingresos al hospital. Igual que en la bolsa de comercio, las experiencias pasadas no aseguran los resultados futuros. Por eso, aquellos que dicen que no necesitan la vacuna porque nunca se enferman, simplemente están girando el cañón de la pistola cargada.

P: ¿Cuándo se debe buscar ayuda médica? ¿Cuáles son los síntomas para decidir si ir o no al servicio de urgencia?
R: Se requiere atención médica ante dificultad progresiva para respirar o cuando se agravan otras condiciones de la salud que ameritan atención médica. Debe buscar consejo médico si está embarazada o bajo inmunosupresión, debido a medicamentos o enfermedad.

P: ¿Cuáles con las complicaciones más frecuentes?
R: La pulmonía es la más frecuente, pero la influenza puede estar asociada con muchas otras complicaciones, incluyendo infección de oído, sinusitis, bronquitis, encefalitis y fatiga post-infección, y también puede empeorar otras enfermedades crónicas.

P: ¿Existen tratamientos nuevos para la gripe?
R: Todavía no se encuentran disponibles nuevos tratamientos.

P: ¿Tiene otras recomendaciones que hacer respecto a las enfermedades de invierno?
R: Los adultos con enfermedades crónicas y que son fumadores deberían colocarse la vacuna antineumocócica conjugada (PCV 13).

###

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a la investigación y educación médicas, que ofrece atención experta e integral a todos los que necesitan recobrar la salud. Si desea más información, visite http://www.mayoclinic.org/espanol/ y https://newsnetwork.mayoclinic.org/

CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
Soledad Andrade, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico: newsbureau@mayo.edu

Comment

Please login or register to post a comment.