• By Sharon Theimer

Conexión entre casos nuevos de diabetes y COVID-19

February 26, 2021
El personal médico de la Unidad de Cuidados Intensivos en Mayo Clinic ataviado con equipo de protección individual ayuda con el respirador a un paciente con COVID-19.

Las personas que tienen una afección subyacente, como diabetes, corren más riesgo de enfermar gravemente con la COVID-19 y ahora, al parecer, también existe una relación entre infecciones graves de COVID-19 y casos nuevos de diabetes.

Los estudios preliminares descubrieron que en más del 14 por ciento de los pacientes recuperados después de una hospitalización debido a la COVID-19 también se estableció por primera vez el diagnóstico de diabetes tipo 1 o tipo 2. Los expertos en medicina están observando atentamente este asunto.

«Cuando el sistema inmunológico no funciona muy bien y tiende a atacar las células que producen insulina —aunque la glucosa sea normal— se lo puede diagnosticar con ciertos análisis, como las pruebas de anticuerpos; pero si esas personas contraen una enfermedad, puede empeorar la glucosa en esos individuos. Entonces, la explicación de por qué se puede diagnosticar diabetes tipo 1 después de la COVID-19 sería que esas personas ya tenían una predisposición», comenta el Dr. Yogish Kudva, endocrinólogo de Mayo Clinic que se enfoca en la diabetes.

Los investigadores dicen que aún no se sabe si la diabetes es el resultado directo de un caso grave de COVID-19. En cuanto a la diabetes tipo 2, el virus puede acelerar el desarrollo de la enfermedad en quienes tienen factores de riesgo, como prediabetes, obesidad y presión arterial alta.

«Esas personas tienen una predisposición a anomalías en la glucosa, a regulación anormal de la glucosa y si a esto se suma la presencia de un caso grave de la enfermedad del coronavirus, entonces, se acelera el avance desde ese estado hacia otro más descontrolado», explica el Dr. Kudva.

Añade que si bien todavía queda mucho por saber acerca de los efectos a largo plazo de la COVID-19, es claro que los diabéticos corren más riesgo de enfermar gravemente con el coronavirus.

«Parece que la enfermedad del coronavirus es más grave en las personas con diabetes. No es que los diabéticos tengan más propensión a la COVID-19, sino que cuando la contraen, la enfermedad es mucho más grave y parece avanzar con mayor rapidez. Da la impresión de que esto ocurre tanto con la diabetes tipo 2 como con el tipo 1», anota el Dr. Kudva.

El médico dice que es importante empezar inmediatamente a mejorar las enfermedades subyacentes que pueden llevar a la diabetes, así como cumplir con las precauciones de seguridad para la COVID-19.

«Hay que prestar rigurosamente atención a todas las principales medidas de prevención, como usar mascarilla, mantener la distancia física y lavarse las manos… creo que esas cosas no dejan de ser relevantes ahora y continuarán siéndolo durante mucho tiempo más, porque apenas estamos en la mitad de la pandemia. En mi opinión, el segundo punto es el estado físico. Dadas las limitaciones existentes, la gente debe hacer lo que pueda, pero siempre cumpliendo con todas las pautas de lo que se puede hacer sin peligro, tanto adentro como afuera, para mejorar el estado físico. Obviamente, la actividad física es un componente importante de la vida diaria y al mejorar el estado físico, también mejora la capacidad de resistir enfermedades graves. Ese es el segundo componente y el tercero sería que, en caso de enfermar, hay que buscar pronto atención médica. Por último, el cuarto componente es la vacuna», concluye el Dr. Kudva.


Señores periodistas: Pueden descargar fragmentos (en inglés) con calidad de teledifusión de la entrevista al Dr. Kudva al final de la noticia en inglés. Por favor, añadir: «Dr. Yogish Kudva, Endocrinología de Mayo Clinic».

Señores periodistas: Pueden citar información de este artículo, siempre y cuando se la atribuyan a Mayo Clinic. Para entrevistar al Dr. Yogish Kudva o a cualquier otro experto de Mayo Clinic, contacten con relaciones para medios de comunicación, al newsbureau@mayo.edu.

Por seguridad de los pacientes, del personal y de las visitas, Mayo Clinic aplica estrictamente la política de usar mascarillas. Toda persona que aparece sin mascarilla corresponde a grabaciones hechas antes de la COVID-19 o en áreas donde no se atiende pacientes y se cumple tanto con la distancia física como con otros protocolos de seguridad. 

La información de esta publicación era precisa hasta ese mismo momento, pero dada la naturaleza cambiante de la pandemia de la COVID-19, tanto los conceptos científicos como las pautas y las recomendaciones pueden haber cambiado desde la fecha original de la publicación.

Para más información y toda la cobertura de la COVID-19, visite la Red Informativa de Mayo Clinic y mayoclinic.org.