• By Sharon Theimer

Controlar los niveles de una proteína y un mineral específicos en la etapa inicial de la COVID-19 puede prevenir el desarrollo de una enfermedad grave

June 11, 2020
ilustración médica del coronovirus que representa a COVID19

PHOENIX, Arizona ― Controlar la proteína albúmina y los niveles de calcio en la sangre en la etapa temprana de la COVID-19 puede evitar el desarrollo de una enfermedad grave y la muerte, según un estudio realizado por un grupo de investigadores de Mayo Clinic que se publicó en la revista Gastroenterology. Los hallazgos se basan en las notables similitudes entre los cuadros clínicos y los resultados de las autopsias de pacientes que murieron a causa de COVID-19 y pacientes con disfunción orgánica producto de la liberación de ácido graso insaturado a causa de otras enfermedades, según informa el investigador principal Dr. Vijay Singh, gastroenterólogo de Mayo Clinic en Arizona.

El receptor del virus de la COVID-19 se encontró en las células adiposas y células pancreáticas que liberan enzimas y descomponen la grasa, dice el Dr. Singh.

«Cuando esto ocurre, los ácidos grasos insaturados que se generan por el proceso de descomposición de la grasa absorben el calcio sérico y la albúmina, y los restantes ácidos grasos insaturados dañan los órganos vitales, lo que finalmente puede provocar la muerte», agrega.

Si desde la etapa inicial de la infección por COVID-19 y de manera continua se aportan suplementos de calcio sérico y albúmina para mantener niveles normales, esto puede ayudar a bloquear y neutralizar los ácidos grasos insaturados, prevenir la disfunción orgánica y darle tiempo al paciente para combatir la infección, asegura el Dr. Singh.

 «Esto quizá ayude a prevenir casos graves de COVID-19 y evite la necesidad de tratar a los pacientes en las unidades de cuidados intensivos», agrega. «El aporte de suplementos para alcanzar y mantener los niveles normales de calcio sérico y albúmina es seguro y se puede analizar fácilmente en ensayos clínicos».

«El carbonato de calcio, que ayuda a mantener los niveles normales de calcio sérico, ya está disponible para venta libre, mientras que la albúmina normalmente se administra en hospitales por vía intravenosa y tiene un valor similar al de los antibióticos comunes», dice el Dr. Singh.

Los países con mayor consumo de grasa insaturada por persona también tuvieron tasas de mortalidad más altas durante las dos semanas con mayor número de muertes por COVID-19, entre el 25 de marzo y el 8 de abril, según los datos de la Organización para la Agricultura y Alimentación, señala el Dr. Singh.

«Entre otros 11 factores que incluyen el patrimonio, los recursos para el acceso a la atención médica y la información demográfica como la edad, la ingesta de grasa insaturada fue el único factor asociado a una mayor mortalidad, según un análisis multivariable. Curiosamente, la ingesta de grasa saturada era una medida de protección», afirma. 

El Dr. Singh resalta que, mientras que el aporte de calcio y albúmina en la etapa temprana de la COVID-19 puede evitar el daño que causa el ácido graso insaturado, hay varios ensayos clínicos que demostraron que el aporte de estos suplementos en las etapas más avanzadas no resulta eficaz.

###

Sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro dedicada a la innovación en la práctica, la educación y la investigación clínicas, que ofrece respuestas con un enfoque experto y compasivo para todos los que necesitan recobrar la salud. Visite la Red Informativa de Mayo Clinic si desea ver más noticias de Mayo Clinic y Hechos de Mayo Clinic para más información sobre Mayo.

Contacto con los medios: Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, newsbureau@mayo.edu

Please login or register to post a reply.