• By Sharon Theimer

Cuando del color de los alimentos se trata, lo mejor es lo natural

December 28, 2017

Tazones con forma de corazón con varios alimentos sanosESTIMADA MAYO CLINIC:
He notado que muchos alimentos, incluidos los cereales del desayuno, ya no usan colorantes artificiales. ¿Se debe esto a que los colorantes alimentarios son nocivos?

RESPUESTA:
Aunque no existen pruebas contundentes de que los colorantes artificiales de los alimentos causen problemas médicos, tampoco aportan ningún beneficio para la salud; por lo tanto, dejar de añadirlos a los alimentos no es mala idea. Cuando piense en añadir color a la comida, en lugar de concentrarse en los colorantes artificiales, déjese guiar por los colores naturales de los alimentos. Incluir en la comida diaria alimentos de diferentes colores naturales aporta una variedad de vitaminas y nutrientes buenos para la salud.

En Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) regula los aditivos que pueden incorporarse en la comida, entre ellos los colorantes artificiales. Antes de que un aditivo pueda incorporarse a la comida, la FDA lo hace atravesar por un riguroso proceso de aprobación para verificar que no sea peligroso.

Sin embargo, eso no significa que se eliminan todos los riesgos, pues es imposible garantizar la seguridad absoluta: por ejemplo, ciertos colorantes artificiales pueden desencadenar reacciones alérgicas en algunas personas. Lo que en realidad ocurre es que al considerar la autorización de un aditivo, la FDA aplica una norma de “certeza razonable de inocuidad” con el uso normal. Todos los aditivos alimentarios que existen en tiendas y supermercados cumplen con esas normas de seguridad de la FDA.

No obstante y según usted observa, algunas compañías han optado por retirar los colorantes artificiales de sus productos, como es el caso de los cereales para el desayuno. Esa decisión probablemente no obedezca a un problema con la inocuidad del producto ni a evidencias científicas, sino más bien a una demanda comercial en pos de dicho cambio. A muchos consumidores les interesa reducir la cantidad de aditivos de su comida, y con esa idea en mente, se inclinan hacia productos sin colorantes artificiales. Además, al retirar los colorantes artificiales, las compañías posiblemente esperan que los productos tengan una apariencia más “natural”, aunque muchos todavía sean bastante procesados.

Los colorantes artificiales suelen añadirse en la comida para hacerla más apetitosa. Como parte de las preferencias de los seres humanos, existe una tendencia a comer más cuando la comida tiene mayor variedad, y en eso está incluido al color de los alimentos. Los tonos vivos de los alimentos tienden a aumentar el apetito por ellos, lo que permite aprovechar esa preferencia natural hacia la variedad si se desea optar por una alimentación sana.

En lugar de alimentos bañados en aditivos artificiales, busque los que tienen colores naturales. Las fresas y las frambuesas de color rojo, la col y la berenjena de color morado, las zanahorias y las mandarinas de color naranja, los pimientos y los limones de color verde, así como muchos tipos de verduras y hortalizas son buenos ejemplos de alimentos coloridos y saludables que aportan una amplia variedad de la nutrición que el cuerpo necesita a diario.

Otra ventaja de incluir gran cantidad de alimentos con colores naturales en la comida diaria es que muchos de ellos son frutas y verduras con baja densidad energética. Eso significa porciones mayores con menor cantidad de calorías, comparado frente a alimentos con más densidad energética que contienen muchas calorías en porciones más pequeñas. Uno puede comer más cantidad de los alimentos de baja densidad energética y sentirse más lleno con menos calorías.

El punto es que, cuando del color de los alimentos se trata, hay que pensar en lo natural. Aunque es improbable que los colorantes artificiales de los cereales del desayuno y de otros alimentos procesados sean nocivos para usted, tampoco le aportan nada bueno. Para una alternativa más sana, deje que los colores de la madre naturaleza creen una mezcla colorida en su alimentación.

Katherine Zeratsky, Enfermera y Licenciada en Dietética, Endocrinología y Nutrición de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Please login or register to post a reply.