• By Soledad Andrade

Donación de diez millones de dólares para programa de residencia médica en neurocirugía aborda la escasez nacional

January 19, 2016

Vista ampliada del recinto médico de Mayo Clinic en Florida, con cielo azul y agua en el trasfondoJACKSONVILLE, Florida: Una donación de diez millones de dólares por parte de un paciente agradecido y de su esposa financiará un programa de residencia médica en neurocirugía en el campus de Mayo Clinic en Florida, con el fin de abordar la escasez nacional de especialistas en procedimientos de cabeza y columna vertebral.

“Este país tiene una enorme necesidad de neurocirujanos capacitados”, comenta el Dr. Robert Wharen Jr., director de Neurocirugía en Mayo Clinic de Florida. “Actualmente hay escasez de neurocirujanos y la realidad es que eso va a empeorar, porque la cantidad de neurocirujanos que piensa jubilarse en los siguientes 10 años supera a la de médicos que es posible capacitar”, añade.

La donación de diez millones de dólares por parte de los señores John y Carolyn Sonnentag de Mount Dora, Florida, creará un fondo de dotación que sustentará a perpetuidad la educación de los residentes en neurocirugía.

El señor John Sonnentag casi había perdido la capacidad de hablar debido a un raro tumor espinal. Durante dos años, fue de médico en médico, intentando descubrir la causa del dolor debilitante que casi le imposibilitaba dormir acostado y finalmente, caminar. Un grupo de cirujanos de la ciudad de Tampa identificó el tumor, pero no logró operarlo debido a su ubicación. Le informaron que solamente tres neurocirujanos podían hacerlo en ese estado: dos de ellos trabajaban en Mayo Clinic de Florida. Por ello, los señores Sonnentag llegaron a Mayo Clinic hace casi tres años.

El Dr. Wharen programó la cirugía para el día siguiente, después de la operación de otro paciente con un tumor ubicado exactamente en el mismo lugar de la columna vertebral.

“Mayo Clinic es sumamente afortunada por contar con pacientes tan agradecidos”, dice el Dr. Wharen, y luego añade: “cuando escuché que los señores Sonnentag tenían interés en hacer una donación para financiar el programa de residencia médica en neurocirugía, me sentí muy agraciado porque sabía que en el futuro, la educación médica se volvería cada vez más y más difícil a medida que el financiamiento para la atención de la salud mengua igualmente más y más. Tener un paciente agradecido que esté dispuesto a hacer una donación que permita dotar el programa de residencia a perpetuidad para que exista una generación tras otra de neurocirujanos es simplemente increíble”.

Cuando el programa de residencia de Mayo esté completamente desarrollado, permitirá educar a siete residentes en las varias etapas de la capacitación de siete años de duración, y a medida que uno de ellos se gradúe, otro ingresará al programa. Hasta ahora, el programa incluye a cuatro residentes y el quinto se unirá a ellos este verano.

El costo de capacitar a un futuro neurocirujano durante siete años alcanza casi el millón de dólares. El Dr. Wharen informó que Mayo Clinic de Florida fue la primera institución que inauguró un nuevo programa de residencia en varios años, debido al tope impuesto por el gobierno al financiamiento de la educación médica hace muchos años, que obliga a las instituciones a asegurar otras fuentes de financiación para empezar un nuevo programa.

El programa también exige un compromiso de parte del profesorado. Los residentes serán capacitados por un equipo de expertos del Departamento de Neurocirugía de Mayo Clinic en Florida, que incluye especialistas en cirugías espinales complejas, cirugía de cráneo, tumores cerebrales, epilepsia, cirugía nerviosa funcional, estimulación cerebral profunda, neurocirugía vascular, embolización y pinzamiento de aneurismas, así como malformaciones arteriovenosas.

Los residentes se capacitarán en neurología, cuidados intensivos, cirugía de adultos y niños, cirugía para traumatismos y cirugía de nervios periféricos, además de enfocarse en la investigación o estudio de un área particular de la neurocirugía, para luego prestar sus servicios durante un año como jefes de residentes.

“A medida que avance la residencia y los neurocirujanos se gradúen, algunos terminarán integrándose al personal de Mayo, mientras que la mayoría saldrá a engrosar la fuerza laboral de la neurocirugía para ayudar a pacientes en todo el país o el mundo”, acota el Dr. Wharen.

Los señores Sonnentag adoran el baile, pero no pudieron bailar en su boda. Gracias a la cirugía, pudieron bailar juntos en la celebración de sus “bodas de oro” matrimoniales en el 2015 y también con el Dr. Wharen y su esposa, que fueron los invitados de honor de tan especial evento.

“Nos consideramos muy afortunados y debido a toda la emoción y todo lo que nos sucedió, optamos por hacer esto”, expresa Carolyn Sonnentag.

Los señores Sonnentag crearon múltiples compañías a partir de un pequeño negocio familiar de concreto en Wisconsin y aseveran que siempre apoyaron la educación y que también deseaban ayudar a otras familias similares a la suya que en algún momento pueden necesitar la experiencia de un neurocirujano como el Dr. Wharen.

“Nos satisface mucho hacerlo porque puede haber alguien por allí que necesite este tipo de atención médica”, asegura John Sonnentag. El Dr. Wharen nunca me preguntó si podía costearlo, ni me cuestionó nada, sino que solamente me dijo: ‘yo me encargaré del problema’. Ahora, él quiere ampliar su visión y yo deseo ayudarle a hacerlo”, concluye.

La donación crea el “Fondo John H. y Carolyn O. Sonnentag para Residencia Médica en Neurocirugía” en el campus de Florida y en honor del Dr. Robert E. Wharen Jr.

###

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a la investigación y educación médicas, que ofrece atención experta e integral a todos los que necesitan recobrar la salud. Si desea más información, visite http://www.mayoclinic.org/espanol/ y https://newsnetwork.mayoclinic.org/.

CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
Soledad Andrade, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico: newsbureau@mayo.edu