• By Sharon Theimer

Estudio descubre que la terapia hormonal mejora la calidad del sueño en las mujeres que empiezan la menopausia

August 30, 2017

Una mujer cansada sobre unos cojinesROCHESTER, Minnesota: Para muchas mujeres, los efectos secundarios de la menopausia no se detienen cuando ellas terminan el día y se preparan a descansar.

Entre 40 y 60 por ciento de las mujeres en etapa perimenopáusica y principio de la menopausia enfrentan problemas con el sueño debido a ese cambio físico. La mayoría de ellas informa también acerca de sofocos y sudores nocturnos, los cuales pueden ser disruptivos para conciliar el sueño o permanecer dormida.

Un nuevo estudio publicado en Menopausia: la revista de la Sociedad Norteamericana de Menopausia descubrió que una dosis baja de terapia hormonal surte efecto para aliviar los problemas del sueño en esa población. El estudio tuvo un objetivo doble: descubrir cómo afectan dos tipos de terapia hormonal sobre la calidad del sueño y las conexiones entre sofocos, calidad del sueño y terapia hormonal.

“La mala calidad del sueño, con el tiempo, afecta no solamente al humor; pues la privación de sueño puede llevar a enfermedad cardiovascular, entre otros riesgos para la salud. Cuando el sueño no es de buena calidad, las consecuencias pueden ser graves, sean mentales o físicas”, comenta la  Dra. Virginia Miller (doctora en investigación), directora del Centro para Investigación sobre la Salud Femenina de Mayo Clinic.

El estudio analizó dos tipos de terapia hormonal, el estrógeno oral (estrógeno equino conjugado) y un parche (17 beta-estradiol), a fin de descubrir cómo afectan sobre la calidad del sueño. Las participantes pertenecían al Estudio Kronos sobre Prevención Temprana con Estrógeno y todas acababan de entrar en la menopausia. Informaron acerca de la calidad del sueño mediante el Índice Pittsburgh sobre Calidad del Sueño y registraron también la intensidad de los sofocos y de los sudores nocturnos durante ese tiempo.

Las participantes notaron una mejoría en la calidad del sueño durante los cuatro años que recibieron dosis bajas de la terapia hormonal, y dicha mejoría duplicó a la del grupo que recibió placebo.

Los investigadores asimismo descubrieron que la calidad del sueño mejoró con cambios en los sofocos y en los sudores nocturnos, aunque la Dra. Miller dice que aún es difícil determinar si la mala calidad del sueño es producto de esos síntomas o si estos son consecuencia del mal dormir.

“La menopausia afecta a gran parte de la población, por lo que es importante continuar investigando cómo promover, en general, mejor la salud femenina durante esa fase de la vida”, concluye la Dra. Miller.

###

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro y dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación que ofrece atención experta e integral a todos los que necesitan recobrar la salud. Si desea más información, visite http://www.mayoclinic.org/es-es/about-mayo-clinic o http://newsnetwork.mayoclinic.org/category/espanol-2/.

CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
Sharon Theimer, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico
: newsbureau@mayo.edu.