• By Sharon Theimer

Experta de Mayo Clinic responde preguntas sobre detección del cáncer de mama, niveles de riesgo y estudios por imágenes

November 23, 2020
Mujer sentada en un sofá mirando por la ventana, cruzando las manos y luciendo triste, preocupada, preocupada

La pandemia de la COVID-19 ha hecho difícil que algunas pacientes se mantengan al día en las detecciones habituales para cáncer de mama. Al principio de la pandemia, las mamografías para detección disminuyeron considerablemente. Ahora, en cambio, los proveedores de atención médica se esfuerzan por correr la voz de que no solamente es seguro para las pacientes ir al examen y reanudar sus detecciones habituales, sino también de vital importancia.

En las siguientes preguntas y respuestas, la Dra. Saranya Chumsri, oncóloga de Mayo Clinic, responde preguntas acerca de la detección del cáncer de mama, los diferentes niveles de riesgo para los distintos grupos étnicos y lo último en estudios por imágenes.

P. ¿Puede un retraso en la detección del cáncer de mama hacer la diferencia entre la vida y la muerte para algunas pacientes?

R. Cuando el cáncer de mama se detecta pronto, como en etapa 1 o 0, es sumamente curable; pero si se espera hasta que el cáncer empiece a desarrollarse, especialmente si comienza a diseminarse a los ganglios linfáticos, entonces la tasa de curación es mucho menor. Cuando empieza a diseminarse a otras partes, ya se vuelve incurable.

Pienso en un par de pacientes de los últimos meses, quienes desde que empezó la pandemia el pasado mes de febrero o marzo, tenían un bulto en la mama, pero decidieron no venir por la COVID-19. Como el tumor crece, el cáncer llega a atravesar la piel en algunas pacientes y hay muchos casos tristes de ese tipo. Creo que cuando alguien siente algo diferente en la mama, comparado con lo que era anteriormente, necesita hacer el intento de salir a buscar atención médica lo más rápido posible.

P. El riesgo de contraer la COVID-19 por venir a un examen de detección, como la mamografía, es bajo. No obstante, si a las pacientes todavía les angustia ir a una clínica u hospital, ¿pueden optar por examinarse ellas mismas?

R. La consistencia de las mamas de algunas pacientes dificulta que se hagan un autoexamen. Para empezar, algunas mujeres pueden tener irregularidades en las mamas y, por tanto, tener dificultad para discernir cuál bulto es cáncer y cuál no. Entonces, el autoexamen de las mamas es bueno, pero no basta.

P. ¿Cómo puede una paciente determinar el riesgo que tiene para cáncer de mama?

R. Existen maneras de calcular el riesgo que cada paciente tiene para cáncer de mama. Actualmente, hay varios modelos que se utilizan en la práctica clínica y, entre ellos, están el modelo de Gail y otro llamado modelo de Tyrer-Cuzick. Estos modelos toman en consideración la edad de la menarquia, el número de hijos y si ya hubo anteriormente una biopsia de mama. Todo esto puede integrar el cálculo para obtener el riesgo aproximado que esa persona tiene durante toda su vida para cáncer de mama.

Si las pacientes cumplen con ciertos criterios, como ocurre con el modelo de Gail, cuando es superior a 1,66 por ciento en 5 años, algunas pacientes podrían calificar para recibir lo que se conoce como quimioprevención. Eso significa que los mismos bloqueadores hormonales que sirven para evitar que el cáncer de mama reaparezca también ayudan a prevenirlo en las pacientes de alto riesgo. Esos medicamentos permiten reducir el riesgo en hasta 65 por ciento, más o menos.

Cuando a una mujer le preocupa su riesgo para cáncer de mama, vale la pena que hable con el médico de cabecera, porque ese profesional puede ayudarla a calcular los riesgos. Si cumple con los criterios, lo mejor sería ver a un especialista en mamas para considerar los medicamentos antes mencionados con el fin de prevenir el cáncer de mama, además de someterse a la detección adecuada con una mamografía y una resonancia magnética de las mamas.

P. ¿Es diferente el nivel de riesgo entre los distintos grupos étnicos?

R. Los tipos de cáncer de mama son diferentes entre los distintos grupos étnicos. Las mujeres jóvenes afroamericanas y latinoamericanas, por ejemplo, son quienes con mayor frecuencia sufren el tipo agresivo que se conoce como cáncer de mama triple negativo. Lamentablemente, no existen muchos tratamientos dirigidos para estas mujeres y, por ello, necesitan buscar atención médica cuanto antes.

P. ¿Qué es lo último en estudios por imágenes, y puede hablar sobre los riesgos de la exposición a la radiación durante la mamografía?

R. La dosis de radiación que realmente se recibe en la mamografía es mínima, casi igual a sentarse bajo el sol durante varias horas. Por lo tanto, la cantidad de radiación que recibe la mama es mínima. Aparte de la mamografía, hay también la tomosíntesis, que consiste en una mamografía tridimensional con imágenes más claras para mujeres con tejido mamario denso. 

Mayo Clinic también usa otro examen conocido como imágenes moleculares de las mamas y en el que se aplica una dosis pequeña de radiación para resaltar al cáncer. La dosis de radiación es igualmente bajísima, similar a sentarse al sol un par de horas.

Otro examen que se usa es la resonancia magnética de las mamas que es el estudio más sensible de todos y examina el área completa de la mama, incluidos los ganglios linfáticos que la rodean. No obstante, la resonancia magnética de las mamas tiene sus fallas. Debido a ser tan sensible, puede detectar otras cosas desconocidas que no siempre resultan ser cáncer de mama. Cuando aparecen estas cosas en la resonancia magnética, por lo general, hay que hacer una biopsia a la paciente, porque esa es la única manera de descubrir qué son esas manchas. Entonces, hay una especie de compensación, puesto que si bien por un lado es más sensible, también su especificidad es menor. Esa es la razón por la que la detección con la resonancia magnética de las mamas se considera solamente para las pacientes con alto riesgo.


La información de esta publicación era exacta en el momento en que ocurrió, pero dada la naturaleza cambiante de la pandemia de la COVID-19, tanto los conceptos científicos como las pautas y las recomendaciones pueden haber cambiado desde la fecha original de la publicación.  

Para más información y toda la cobertura sobre la COVID-19, visite la Red Informativa de Mayo Clinic  y mayoclinic.org.

Señores periodistas: Pueden citar información de este artículo, siempre y cuando se la atribuyan a Mayo Clinic. Para entrevistar a la Dra. Saranya Chumsri, por favor, comuníquese en Mayo Clinic con relaciones para medios de comunicación, al newsbureau@mayo.edu.