• By Sharon Theimer

La revisión de salud nacional de Mayo Clinic revela que los afroamericanos son los más preocupados por la salud cardíaca

February 21, 2017

Una mujer afroamericana se estira antes de hacer ejercicioROCHESTER, Minnesota: Una nueva encuesta de Mayo Clinic reveló que más de 66 por ciento de los afroamericanos participantes se encuentra preocupado por la salud de su corazón (71 por ciento), lo cual es significativamente mayor a la respuesta de las personas de raza blanca (41 por ciento) y a las de origen hispano (37 por ciento). Las personas que viven en el sur (51 por ciento) también fueron significativamente más proclives a expresar su preocupación que quienes residen en el norte (39 por ciento) o en la zona occidental (35 por ciento) del país.

Estos resultados se descubrieron como parte de la revisión de salud nacional de Mayo Clinic, que se llevó a cabo por vez primera en enero de 2016 y que brinda una visión rápida acerca de la opinión y comportamientos de salud de los consumidores, en varias ocasiones durante todo el año.

“La revisión de salud nacional de Mayo Clinic nos permite entender mejor lo que los estadounidenses saben y practican en cuanto a salud, aparte de los pacientes que llegan a nuestras puertas. Cada encuesta nos permite precisar qué hacemos bien como país y qué necesitamos mejorar a fin de propiciar un diálogo acerca de estos importantes temas”, comenta el Dr. John Wald (doctor en medicina), director médico de Relaciones Públicas en Mayo Clinic.

Los buscadores en Internet ayudan a los consumidores a aprender más y manejar las enfermedades

Aunque mucha gente bromea acerca del “Dr. Google,” las personas que respondieron la encuesta confirmaron que para los estadounidenses, efectivamente, los buscadores son el medio más útil de informarse sobre las enfermedades (71 por ciento) y de manejar preventivamente su salud (62 por ciento).

En lo referente al conocimiento acerca de la salud cardíaca, se mencionó que los médicos (81 por ciento) son quienes más influyen sobre lo que el consumidor sabe, seguido por los familiares (63 por ciento). Las razones más probables por las que se piensa en la salud del corazón son, entre otras:

  • Un familiar o un amigo diagnosticado con una enfermedad del corazón (84 por ciento)
  • Visita al médico de cabecera (80 por ciento)
  • Conversaciones con la pareja o con los hijos (69 por ciento)

1 de cada 4 personas tiene antecedentes familiares de una enfermedad cardíaca antes de los 55 años

Casi un cuarto de las personas que respondieron (24 por ciento) mencionó tener antecedentes familiares de enfermedad cardíaca (por ejemplo: ataque cardíaco o cirugía para colocación de baipás o estent) antes de los 55 años. Esos antecedentes repercutieron sobre el conocimiento y las conductas de muchos de los participantes en la encuesta:

  • Ochenta y cinco por ciento respondió que sabía más sobre los síntomas del ataque cardíaco debido a los antecedentes familiares.
  • Las principales modificaciones implementadas en el estilo de vida debido a antecedentes familiares de enfermedad cardíaca incluyeron cambios alimentarios (67 por ciento), control regular de la presión arterial y del colesterol (59 por ciento), así como más ejercicio (51 por ciento).
  • Entre los de la generación de la explosión demográfica, 53 por ciento de quienes tenían  antecedentes familiares de enfermedad cardíaca respondió que tomó una aspirina diaria, y el mismo porcentaje mantenía una aspirina siempre al alcance.

Al preguntarles qué hacían para prevenir la enfermedad cardíaca, los hombres (68 por ciento) mostraban más propensión que las mujeres (60 por ciento) a decir que hacían ejercicio con regularidad, mientras que las mujeres (68 por ciento) eran más proclives que los hombres (58 por ciento) a responder que ingerían alimentos sanos para el corazón.

“El conocimiento otorga poder. Uno puede controlar su riesgo para enfermedad cardíaca con medidas preventivas, tales como alimentarse mejor y revisar a menudo el colesterol y la presión arterial. Con el fin de mejorarlo aún más, Mayo Clinic ahora ofrece un examen de sangre capaz de predecir la probabilidad de sufrir un ataque cardíaco dentro del transcurso de un año, lo que ayuda a intervenir pronto y evitar el ataque cardíaco antes de que ocurra”, comenta el Dr. Wald.

Oprima aquí para ver toda la información gráfica de la revisión de salud nacional.

Las mujeres hacen ejercicio para perder peso, mientas que los hombres hacen ejercicio para recreación

La encuesta también exploró algunas conductas sanas, como hacer ejercicio, y reveló que las mujeres tienen otras motivaciones diferentes. Las mujeres (70 por ciento) eran más proclives que los hombres (60 por ciento) a hacer ejercicio para perder peso o controlarlo, mientras que los hombres (59 por ciento) mostraron más propensión que las mujeres (45 por ciento) a hacer ejercicio para recreación. Menos de 50 por ciento de los participantes en la encuesta respondió que conocía cuál debía ser su frecuencia cardíaca objetivo durante el ejercicio. Mantener la frecuencia cardíaca objetivo puede disminuir el riesgo de hacer demasiado ejercicio o muy poco.

El trabajo o los estudios califican entre las cosas que más estresan a los estadounidenses

El estrés no aliviado puede dañar las arterias y empeorar otros factores de riesgo para enfermedad cardíaca. Al pedir a los participantes que escogieran el factor principal que más contribuyó a su nivel de estrés en el último año, estos mostraron más propensión a responder que era el trabajo o los estudios (29 por ciento):

  • Los nacidos durante la explosión demográfica (17 por ciento) fueron más propensos que los nacidos en el milenio (10 por ciento) a mencionar la política como su principal factor de estrés.
  • Los participantes de origen hispano (41 por ciento) fueron más propensos a responder que el trabajo o los estudios eran su principal factor de estrés que las personas de raza blanca (27 por ciento) o que los afroamericanos (18 por ciento).
  • Los participantes afroamericanos (20 por ciento) fueron más propensos a mencionar problemas de salud como su principal causa de estrés que las personas de raza blanca (10 por ciento) o las de origen hispano (4 por ciento).

“La tercera revisión de salud nacional reveló que los afroamericanos no solamente están más preocupados por la salud de su corazón, sino que también sufren de más estrés como resultado de sus problemas de salud. No queda claro si se debe empoderar a todos los estadounidenses a controlar sus riesgos y, en particular, a los que están más preocupados por su salud cardíaca; por lo tanto, converse con su médico acerca de estas dudas y averigüe sus antecedentes familiares”, concluye el Dr. Wald.

###

Información sobre la revisión de salud nacional de Mayo Clinic
La revisión de salud nacional de Mayo Clinic se llevó a cabo a través de la encuesta de ORC International Telephone CARAVAN en 1005 adultos residentes en los Estados Unidos continentales, entre el 15 y el 18 de diciembre de 2018. Si desea más información, visite healthcheckup.mayoclinic.org.

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro y dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación que ofrece atención experta e integral a todos los que necesitan recobrar la salud. Si desea más información, visite http://www.mayoclinic.org/espanol/ y https://newsnetwork.mayoclinic.org/.

CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
Sharon Theimer, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico
: newsbureau@mayo.edu.