• By Sharon Theimer

Los métodos anticonceptivos reversibles y de uso prolongado no alteran la capacidad de concebir más adelante

September 27, 2017

Young romantic couple on a bench in a parkESTIMADA MAYO CLINIC:
Mi marido y yo estamos en la década de los 20 años y queremos esperar alrededor de 5 para empezar nuestra familia. ¿Qué tipo de anticonceptivo me recomendarían? ¿Se vuelve más difícil concebir después de usar algún método para controlar la natalidad durante largo tiempo?

RESPUESTA:
Si bien existe una amplia variedad de alternativas anticonceptivas seguras y eficaces, a veces, puede ser complicado decir cuál es la elección correcta. Para alguien en su situación, que desea embarazarse dentro de pocos años, los tipos de métodos reversibles y de uso prolongado para controlar la natalidad (también llamados métodos anticonceptivos) probablemente sean la mejor alternativa. Hay varios entre los que puede escoger y ninguno alterará su capacidad de concebir, cuando decida embarazarse.

Los anticonceptivos reversibles y de uso prolongado permiten controlar la natalidad de forma constante y confiable, sin necesidad de pensar regularmente en ellos, como ocurre con las alternativas de pastillas anticonceptivas, condones, métodos naturales de planificación familiar y esponjas anticonceptivas. Existen tres tipos básicos de anticonceptivos reversibles y de uso prolongado: los dispositivos intrauterinos (IUD, por sus siglas en inglés), los implantes y las inyecciones. Todos estos anticonceptivos requieren que un proveedor de atención médica los prescriba.

El dispositivo intrauterino es un aparato pequeño que el profesional médico coloca en el útero durante la consulta. Existe un dispositivo intrauterino sin hormonas que impide al espermatozoide fertilizar el óvulo. Hay también otros dispositivos intrauterinos que contienen la hormona progesterona e igualmente impiden al espermatozoide fertilizar el óvulo porque afinan el revestimiento uterino y espesan la mucosidad del cuello del útero.

Según el tipo elegido, el dispositivo intrauterino puede permanecer colocado por 3, 5 o 10 años. La tasa de fracaso del dispositivo intrauterino, bajo uso normal, es de menos de 1 embarazo en 100 mujeres por año. En cuanto se retira el dispositivo intrauterino, la fertilidad natural se restablece.

El implante anticonceptivo se coloca en la parte superior del brazo, apenas por debajo de la piel del lado interior, y consiste en una varilla flexible de plástico con un tamaño similar a un fósforo. El implante libera una dosis baja y constante de una hormona que impide el embarazo porque suprime la ovulación, afina el revestimiento uterino y espesa la mucosidad del cuello del útero. El implante puede evitar los embarazos por un período de hasta 3 años, tiempo después del cual hay que retirarlo y reemplazarlo.

Los implantes son tan eficaces como los dispositivos intrauterinos y la protección que ofrecen contra el embarazo supera el 99 por ciento. El implante debe retirarlo un proveedor de atención médica y se lo puede hacer en cualquier momento. En cuanto se retira el implante, la mujer recupera su nivel de fertilidad normal.

La inyección anticonceptiva es un método de control de la natalidad que se administra mediante  jeringa una vez cada tres meses. Esta inyección contiene la hormona progestina y evita el embarazo de forma de similar a la del implante anticonceptivo, pues suprime la ovulación e impide a los ovarios liberar óvulos, además de espesar la mucosidad del cuello del útero para impedir que los espermatozoides lleguen a los óvulos.

Cuando una mujer recibe las inyecciones con horario, o sea cada 12 semanas, la confiabilidad de este método anticonceptivo es superior a la del dispositivo intrauterino y del implante. No obstante, cuando transcurren más de 13 semanas entre una y otra inyección, la eficacia del método baja considerablemente. Si usted opta por las inyecciones, debe estar dispuesta a acudir donde el proveedor de atención médica cada 3 meses. Puede continuar con las inyecciones durante el tiempo que desee; pero cuando decida suspenderlas, le tomará un poco de tiempo recuperar la fertilidad y volver a ovular, aunque al final recuperará su fertilidad normal.

Todos estos métodos anticonceptivos reversibles y de uso prolongado conllevan sus propios riesgos y beneficios, por lo que no son adecuados para todas las mujeres, y hay que considerar los antecedentes familiares, el historial médico y las preferencias personales. Converse con su proveedor de atención médica acerca de las ventajas y desventajas de cada uno para que, en base a su situación, ese profesional pueda ayudarla a elegir el método correcto.

Dra. Megan Wasson, Ginecología Médica y Quirúrgica de Mayo Clinic en Scottsdale, Arizona.

Comment

Please login or register to post a comment.