• By Sharon Theimer

Mayo Clinic ofrece terapia de células T con receptor de antígeno quimérico para recaída de linfoma no Hodgkin

November 7, 2017

Ilustración tridimensional de la terapia de células T con receptor de antígeno quiméricoROCHESTER, Minnesota: Mayo Clinic anunció hoy que su sede de Rochester es uno de los dieciséis centros oncológicos seleccionados en el país para ofrecer la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico a los adultos con linfoma no Hodgkin de células B que no respondieron a dos o más líneas de tratamiento o que recayeron. La terapia se conoce con el nombre de axicabtagene ciloleucel (Yescarta) y está autorizada para el tratamiento de subtipos del linfoma, entre ellos el linfoma difuso de células B grandes, el linfoma de células B primario del mediastino, el linfoma difuso de células B que surge del linfoma folicular y el linfoma de células B de alto grado.

“La terapia de células T con receptor de antígeno quimérico es una inmunoterapia celular regenerativa y una de las nuevas áreas más esperanzadoras en el tratamiento oncológico. Esta terapia usa versiones genéticamente modificadas de las propias células inmunitarias del paciente para combatir el cáncer. Me gusta describir a estas células T modificadas como súper policías robot, creados para buscar y destruir un cáncer en particular”, comenta la Dra. Yi Lin (doctora en medicina e investigación), hematóloga y presidenta del Grupo Interdisciplinario de Terapéutica Celular en Mayo Clinic.

Al inicio de la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico se recolectan los propios leucocitos del paciente (células T) y se los envía a una fábrica central donde se los modifica genéticamente para que apunten contra el cáncer del paciente. Después del procesamiento, las células T con receptor de antígeno quimérico se congelan y devuelven al hospital para infundirlas en el paciente por vía endovenosa.

Antes de que los pacientes reciban las células T con receptor de antígeno quimérico, primero se les administra un curso corto de quimioterapia a fin de acondicionar al cuerpo para recibir las células. Una vez infundidas las células T con receptor de antígeno quimérico, estas proliferan dentro del cuerpo y empiezan a reconocer y atacar a las células cancerosas.

Mayo Clinic participó con éxito en los ensayos clínicos para las células T con receptor de antígeno quimérico junto a Kite (parte de la compañía Gilead) y otros fabricantes de terapias con células T. “Debido a que somos uno de los primeros centros de tratamiento en el país, el cuidado del paciente estará en manos de un equipo de expertos capacitados en la terapia de las células T con receptor de antígeno quimérico”, anota la Dra. Lin.

Los pacientes con linfoma difuso de células B grandes, linfoma de células B primario del mediastino, linfoma difuso de células B que surge del linfoma folicular y linfoma de células B de alto grado que no respondieron a dos o más líneas de tratamiento, o que recayeron, y estén interesados en la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico pueden llamar a la oficina de Hematología en Mayo Clinic, al 507-284-5363, y solicitar una cita para evaluarlos y valorar su elegibilidad para esta terapia. En el futuro, Mayo Clinic piensa también ofrecer la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico a los adultos con linfoma no Hodgkin en sus sedes de Arizona y Florida.

###

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro y dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación que ofrece atención experta e integral a todos los que necesitan recobrar la salud. Si desea más información, visite http://www.mayoclinic.org/es-es/about-mayo-clinic o http://newsnetwork.mayoclinic.org/category/espanol-2/.

CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
Sharon Theimer, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico:
newsbureau@mayo.edu.

COMMENT

Please login or register to post a comment.