• By Sharon Theimer

Preguntas y respuestas: Arteriopatía coronaria: prevención y primeras señales de advertencia

February 4, 2019

Una mujer compra productos saludables, como verdurasESTIMADA MAYO CLINIC:
Soy una mujer de 52 años, con antecedentes familiares de arteriopatía coronaria. He visto lo que esta enfermedad hace con la salud de una persona y realmente deseo evitarlo. ¿Qué medidas puedo tomar ahora para evitar la arteriopatía coronaria? ¿Cuáles son las primeras señales ante las que debería estar atenta?

RESPUESTA:
Existen medidas que usted puede tomar para protegerse contra la arteriopatía coronaria, entre ellas, hacer cambios en el estilo de vida para mejorar la salud del corazón. Saber cuáles son los síntomas de la arteriopatía coronaria también es buena idea, porque así los puede identificar pronto para informar de inmediato al proveedor de atención médica.

La arteriopatía coronaria ocurre cuando los vasos sanguíneos principales que llegan al corazón, o sea las arterias coronarias, se dañan o se enferman, generalmente debido a la acumulación de depósitos de colesterol, llamados placa, o como resultado de una inflamación.

Ilustración médica de la arteriopatía coronaria

Las arterias coronarias pueden dañarse o enfermar generalmente debido a la acumulación de placa con colesterol o como resultado de una inflamación. La placa se forma en el revestimiento de la arteria, donde crece. Cuando el revestimiento de la arteria se daña, la placa puede desprenderse y, cuando eso ocurre, las plaquetas intentan reparar la arteria. Esta coagulación puede obstruir la arteria y conducir a un ataque cardíaco.

Hay muchos factores que pueden aumentar el riesgo para la arteriopatía coronaria y uno de ellos es tener antecedentes familiares. El riesgo tiende a ser mayor cuando al padre o a un hermano se le diagnostica la enfermedad antes de los 55 años, o cuando la madre o una hermana la presentan antes de los 65 años. Otros factores de riesgo son: tabaquismo, gordura u obesidad, alimentación poco sana, falta de actividad física, nivel alto de estrés, hipertensión, nivel alto de colesterol y diabetes.

A medida que piensa en cómo reducir su riesgo, tenga presente que lo más poderoso para promover la salud cardíaca es mantener un peso sano. El exceso de peso generalmente es lo que más contribuye a la diabetes, la hipertensión y el colesterol alto.

Para controlar su peso, aliméntese sano. Evite la comida frita y grasosa, reduzca al mínimo el exceso de azúcar y restrinja el consumo de alcohol. Concéntrese en comer verduras y frutas, carnes magras y cereales integrales. Tenga también presente el tamaño de las porciones y vigile las calorías que ingiere. En general, para mantener el peso, la mayoría de las mujeres sanas necesitan alrededor de 2000 calorías diarias, a diferencia de los hombres que necesitan alrededor de 2500 calorías al día. Este tipo de alimentación no solamente ayuda a controlar el peso, sino que reduce la probabilidad de acumular placa en las arterias.

Además, debe hacer ejercicio regularmente. Tenga como objetivo hacer 150 minutos, más o menos, de actividad física moderada por semana. Para obtener todos los beneficios del ejercicio no es necesario ir al gimnasio ni hacer rutinas de ejercicio extenuantes, así que si apenas va a empezar, por ejemplo, intente dar una caminata rápida durante aproximadamente 30 minutos en la mayoría de los días de la semana.

Otra manera importante de protegerse contra la arteriopatía coronaria es absteniéndose de fumar. Los fumadores corren un riesgo significativamente mayor de padecer enfermedades cardíacas que quienes no fuman. El tabaquismo no solamente afecta a los fumadores, sino también a la gente que los rodea, porque la exposición regular al humo de segunda mano también aumenta el riesgo de arteriopatía coronaria.

Si padece alguna enfermedad que aumenta el riesgo de arteriopatía coronaria, como diabetes, es importante mantener esa afección bien controlada. Apéguese a su plan de tratamiento, tome los medicamentos según le recetaron e informe de inmediato cualquier problema o síntoma.

Las primeras señales de la arteriopatía coronaria son, entre otras, una sensación frecuente de cansancio, no ser capaz de hacer ejercicio durante el mismo tiempo o con la misma intensidad de siempre y sentir que le falta el aire hasta con un esfuerzo leve, como dar un paseo corto o subir un piso por las escaleras. Si observa cualquiera de estas señales, haga una cita con el proveedor de atención médica para que la evalúe.

Los síntomas que ameritan atención médica inmediata incluyen dolor, presión u opresión en el pecho, dolor repentino en el hombro, el brazo, el cuello o la mandíbula y falta de aire o cansancio extremo sin ningún tipo de esfuerzo. Estos síntomas pueden ser la señal de un ataque cardíaco. Las mujeres, en particular, también pueden presentar síntomas atípicos, como náusea, vómito, cansancio, falta de aire y dolor de la espalda o de la parte superior del abdomen.

A fin de evaluar mejor su riesgo para arteriopatía coronaria, haga una cita con el proveedor de atención médica. Ambos podrán, en colaboración, elaborar un plan para reducir al mínimo el riesgo y encontrar maneras de conservar la salud del corazón ahora y en el futuro.

Dr. Charanjit Rihal, Enfermedades Cardiovasculares de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Please login or register to post a reply.