• By Sharon Theimer

Preguntas y respuestas: Entender la gangrena y prevenirla

February 21, 2018

Ilustración médica de gangrena en los dedos del pieESTIMADA MAYO CLINIC:
Escuché que algunas personas pueden llegar a tener gangrena por un golpe en el dedo del pie, ¿es verdad? ¿Cuáles son los signos de la gangrena y cómo se la puede evitar?

RESPUESTA:
La palabra gangrena se refiere a la muerte de los tejidos debido a una grave falta de provisión sanguínea o a una fuerte infección bacteriana y ocurre en las extremidades inferiores. Lo más común es que se presente en los dedos del pie, más que en otras partes del cuerpo. La gangrena tiende a ocurrir con mayor frecuencia entre las personas que tienen arteriopatía periférica, que es un problema circulatorio común en el que las arterias se estrechan y reducen el flujo sanguíneo hacia las extremidades. Los diabéticos y quienes sufren de arteriopatía periférica son particularmente vulnerables a complicaciones como la gangrena, porque aparte de mala circulación, a menudo también tienen menos sensación en los pies debido al daño nervioso. Cuando se pasa por alto una herida en los dedos del pie y no existe buena provisión sanguínea para ayudarla a sanar, los tejidos pueden morir.

El tejido gangrenoso suele descolorirse y variar entre morado pálido y negro. La piel posiblemente se seque, endurezca, arrugue y muestre una clara línea de separación entre el tejido muerto y el sano. Cuando hay infección, el área tal vez luzca hinchada o se formen ampollas llenas de líquido en la piel. Además, por lo general, hay mal olor.

El tratamiento posiblemente implique administrar antibióticos para la infección, restablecer el flujo sanguíneo a la zona y extraer el tejido muerto.

Acuda al proveedor de atención médica si siente dolor o entumecimiento en la pierna, si tiene llagas que no cicatrizan en los pies o las piernas, o si presenta cambios de color en la piel de las piernas o los pies. La arteriopatía periférica que a menudo acompaña a la diabetes y a la arteriopatía coronaria tiene una fuerte vinculación con el tabaquismo.

Si usted es diabético, controle atentamente el nivel de su glucosa sanguínea y cuide muy bien de sus pies. Siempre use zapatos protectores que calcen bien en los pies. Revise a diario si hay algún enrojecimiento, callo o herida. Si encuentra alguno de esos problemas, trate pronto los pies y adapte su actividad. Si es fumador, deje de fumar. Hacer ejercicio con regularidad y alimentarse sano son cosas que pueden mantener a raya a la arteriopatía periférica, a la diabetes y a la arteriopatía coronaria, todo lo cual minimiza su riesgo. (Adaptado de Mayo Clinic Health Letter).

Dra. Karen L. Andrews, directora de la Clínica para Recuperación de Úlceras o Heridas Vasculares de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Please login or register to post a reply.