• By Sharon Theimer

Preguntas y respuestas: Entender la insuficiencia suprarrenal

June 24, 2019
Una mujer joven se apoya sobre una pared con una mano, mientras que con la otra se sostiene la frente y luce mareada o aturdida

ESTIMADA MAYO CLINIC:
¿Qué es la insuficiencia suprarrenal? ¿Es lo mismo que la enfermedad de Addison?

RESPUESTA:
La insuficiencia suprarrenal es un trastorno raro que ocurre cuando las glándulas suprarrenales no producen suficiente cantidad de ciertas hormonas. Este trastorno se divide en pocos tipos y la insuficiencia suprarrenal primaria, también conocida como enfermedad de Addison, es uno de ellos.

Las glándulas suprarrenales se ubican encima de cada uno de los riñones y secretan las hormonas cortisol y aldosterona, entre otras. El cortisol ayuda al cuerpo a reaccionar ante ciertas tensiones, como una lesión o una infección. Ayuda también con el metabolismo de la glucosa y una buena función cardiovascular. La aldosterona, por su parte, ayuda a mantener bien la presión arterial porque equilibra el sodio, el potasio y el agua en el cuerpo.

La insuficiencia suprarrenal se divide en dos categorías principales: primaria y secundaria. La insuficiencia suprarrenal primaria se presenta cuando las glándulas suprarrenales se enferman o se dañan. Lo más frecuente es que esto se convierta en una enfermedad prolongada (crónica), conocida como enfermedad de Addison, que ocurre cuando el sistema inmunitario ataca equivocadamente a los tejidos de las glándulas suprarrenales y los destruye.

En la insuficiencia suprarrenal secundaria, la glándula pituitaria, que está en el cerebro, no produce suficiente cantidad de la hormona adrenocorticotropina. Esta hormona estimula a las glándulas suprrarenales a producir cortisol. Cuando la glándula pituitaria, de alguna manera, sufre daños o se altera, la secreción de cortisol por parte de las glándulas suprarrenales se ve afectada, aunque las glándulas estén sanas. La causa más común de la insuficiencia suprarrenal secundaria es un medicamento, como la prednisona, los esteroides inyectados dentro de la articulación y las cremas con esteroides. En esos casos, las gládulas suprarrenales pueden requerir entre días y meses para recuperar su función y restablecer la producción adecuada de cortisol.

Los signos y los síntomas de la insuficiencia suprarrenal generalmente se presentan de forma gradual y van empeorando con el transcurso de varios meses. El diagnóstico, a veces, se retrasa debido a que es fácil confundir los primeros síntomas con otra cosa. Los signos y los síntomas más comunes son de debilidad muscular, cansancio, dolor en músculos, articulaciones o abdomen, menos apetito y pérdida de peso.

Otros signos y síntomas también son: mareo, sentirse fulminado por una enfermedad cualquiera, depresión, náuseas, vómito y diarrea. El ansia por la sal y el oscurecimiento de la piel, especialmente en la cara, las manos o los lunares, las cicatrices o los pliegues en la piel solamente aparecen en la insfuciencia suprarrenal primaria.

Los síntomas de la insuficiencia suprarrenal pueden transformarse de manera repetina y rápida en un cuadro agudo de insuficiencia suprarrenal y esto le puede ocurrir a una persona diagnosticada con la enfermedad o a quien todavía no sabe que la tiene. Por lo general, el cuadro agudo de insuficiencia suprarrenal es producto de algún tipo de tensión sobre la salud, como una enfermedad, un procedimiento quirúrgico o una lesión grave. Cabe anotar que en esos momentos, también suele aumentar la producción de cortisol en las personas que no padecen insuficiencia suprarrenal.

A medida que avanzan los síntomas del cuadro agudo de insuficiencia suprarrenal, la mayoría de las personas se sienten sumamente mal y tal vez presenten dolor abdominal, náusea, vómito y mareo, que las motiva a buscar atención médica de urgencia. Algunos pueden también desmayarse y requerir la ayuda de otras personas. El cuadro agudo de insuficiencia suprarrenal puede terminar en la muerte del paciente si no se lo trata oportunamente.

Los análisis de sangre sirven para confirmar o descartar la presencia de insuficiencia suprarrenal.  Pese a no tener cura, la insuficiencia suprarrenal primaria puede manejarse bien con reemplazos hormonales de cortisol y aldosterona para estabilizar los niveles de las hormonas y aliviar tanto los signos como los síntomas.

Los planes de tratamiento también incluyen preparar al paciente para la posibilidad de presentar un cuadro agudo de insuficiencia suprarrenal. Por lo tanto, si usted padece de insuficiencia suprarrenal, tenga un plan de acción escrito y personalizado para aquellos momentos en los que podría correr más riesgo de sufrir un cuadro agudo de insuficiencia suprarrenal. Eso incluye tanto los períodos de tensión sobre la salud como los momentos en que empeoran los síntomas, que podrían indicar que está por darse un cuadro agudo de insuficiencia suprarrenal. (Adaptado de Mayo Clinic Health Letter).

Dra. Irina Bancos, Endocrinología de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Please login or register to post a reply.