• By Sharon Theimer

Preguntas y respuestas: Importancia de la detección del cáncer del cuello del útero mediante análisis del VPH, examen de Papanicolaou o ambos

January 16, 2019

Ilustración médica del cáncer del cuello del úteroESTIMADA MAYO CLINIC:
Soy una mujer de 32 años que siempre me hice los exámenes de Papanicolaou en el momento recomendado. Ahora, el médico me sugiere también hacerme el examen para el VPH. ¿En qué casos es necesario hacer ambos, y no basta con el examen de Papanicolaou para saber si hay algún problema?

RESPUESTA:
Su pregunta es muy buena porque este asunto genera mucha confusión. El examen de Papanicolaou es un análisis de detección importante que sirve para revisar si hay células anormales en el cuello del útero, porque eso indicaría la presencia de un cáncer incipiente del cuello de útero o de células precancerosas. El análisis del virus del papiloma humano o VPH (HPV, por sus siglas en inglés) también es importante porque cuando el virus está presente, aumenta el riesgo para cáncer del cuello del útero. Saber si usted tiene o no el VPH puede informar y dirigir su atención médica futura.

El cáncer del cuello de útero se produce en las células del cuello del útero, o sea, en la parte más baja del útero que se conecta con la vagina. El cáncer del cuello del útero rara vez produce síntomas en las primeras etapas; sin embargo, cuanto antes se lo detecta, más probabilidad hay de tratarlo eficazmente. Por ello, es fundamental llevar a cabo las detecciones regulares para cáncer del cuello del útero, mediante un análisis del VPH, un examen de Papanicolaou o ambos.

El examen de Papanicolaou se realiza en el consultorio del proveedor de atención médica y lleva apenas unos minutos. Implica recolectar células del cuello del útero y examinarlas. Si el examen descubre células anormales, el proveedor de atención médica recomendará otros análisis para investigar mejor si hay células cancerosas o precancerosas.

Conjuntamente con el examen de Papanicolaou, el análisis del VPH también brinda información útil al proveedor de atención médica. El análisis del virus del papiloma humano puede hacerse al mismo tiempo que el examen de Papanicolaou y con la misma muestra celular. El análisis del VPH no dice si la mujer tiene cáncer, sino que detecta la presencia del virus en el cuerpo. El virus del papiloma humano es una infección común de transmisión sexual que interviene en la aparición de casi todos los cánceres del cuello del útero.

Si usted tiene el VPH, especialmente los tipos más estrechamente vinculados con el cáncer del cuello del útero, como son los tipos 16 y 18, entonces corre más riesgo de tener cáncer del cuello del útero. Saberlo le permite decidir, junto con el proveedor de atención médica, cuán a menudo necesita hacerse los exámenes de Papanicolaou y otros análisis para controlar que la afección no avance.

La razón por la que su proveedor de atención médica no le había mencionado antes el análisis del VPH probablemente se deba a su edad y a los últimos cambios en las recomendaciones para detección. El análisis del VPH en mujeres menores de 30 años no era común en Estados Unidos y normalmente no se pedía en mujeres jóvenes, a menos que hubiesen tenido antes un examen de Papanicolaou con resultados anormales. El virus del papiloma humano se disemina a través del contacto sexual y es muy común entre las jóvenes; por ello, los resultados de este análisis dentro de ese grupo etario a menudo son positivos, pese a que especialmente entre las jóvenes, las infecciones por VPH suelen pasar solas en el transcurso de uno o dos años. Después de ese tiempo, ya no suelen ser motivo de preocupación.

No todos los tipos de virus del papiloma humano aumentan el riesgo para cáncer del cuello del útero. La vacuna protege contra los tipos del VPH con mayor probabilidad de causar cáncer del cuello del útero y funciona mejor cuando se la administra a niñas, a partir de los 9 años, aunque ahora se la ha autorizado para mujeres de hasta 45 años.

En las mujeres de más de 30 años, detectar una infección por VPH de alto riesgo supone un peligro aún mayor, porque dentro de esa población, existe más probabilidad de que la infección haya estado en el organismo de la mujer durante un período más largo o que haya podido reactivarse después de una infección anterior. Cualquiera que sea el caso, la probabilidad de que el virus provoque cambios en las células del cuello del útero capaces de derivar en cáncer es mucho mayor que en las mujeres más jóvenes. Por lo tanto, es debido al alto riesgo para cáncer del cuello del útero que se recomiendan análisis más frecuentes en las mujeres mayores. Sin embargo, es importante anotar que la mayoría de las mujeres con resultado positivo en el análisis del VPH no llegan a tener cáncer del cuello del útero.

La frecuencia con la que se necesitan los exámenes de Papanicolaou y los análisis del VPH depende de la situación personal. De manera general, la recomendación es hacer ambos análisis cada 5 años en las mujeres mayores de 30 años que nunca han tenido un resultado anormal en el examen de Papanicolaou; pero eso puede cambiar, según el historial médico y otros problemas de salud. Converse con su proveedor de atención médica acerca del cronograma que sea mejor en su caso.

Dra. Margaret E. Long, Ginecología y Obstetricia de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Please login or register to post a reply.