• By Sharon Theimer

Preguntas y respuestas: Los síntomas sugieren si la cirugía es la mejor alternativa de tratamiento para la estenosis de la columna cervical

September 11, 2019
a middle-aged woman sitting on a bed with her hand on her back revealing pain

ESTIMADA MAYO CLINIC:
Me diagnosticaron estenosis de la columna cervical después de varios meses de sufrir dolor del cuello que iba empeorando, junto con debilidad, entumecimiento y hormigueo en el brazo y la mano. El proveedor de atención médica recomienda una operación que incluya descompresión y fusión espinal. ¿Existe algún tratamiento menos invasivo que yo pudiera intentar antes de someterme a la cirugía?

RESPUESTA:
Si bien es posible que el tratamiento no quirúrgico sea una alternativa razonable para usted, parece que, en su caso, lo mejor es la cirugía. No obstante, la decisión debe tomarse en base a varios factores, entre ellos, la severidad de los síntomas y la probabilidad de que esté afectada la función de la médula espinal.

La estenosis de la columna ocurre cuando hay un estrechamiento en el conducto principal de la médula espinal (llamado canal vertebral central) o en la salida de las raíces nerviosas de la columna vertebral y eso ejerce presión sobre el tejido nervioso. La estenosis de la columna vertebral generalmente deriva del proceso de envejecimiento o de la formación de espolones óseos debido a artritis. Muchas personas también nacen con canales vertebrales estrechos, lo que a medida que envejecen, las vuelve más proclives a sufrir estenosis.

Cuando la estenosis de la columna afecta al cuello, o sea, a la columna cervical, también puede afectar a un brazo (según ocurrió en su caso) si solamente una raíz nerviosa está comprimida, o puede afectar a todo el cuerpo si la médula espinal está implicada. La médula espinal es una estructura crucial, puesto que por allí se transmiten todos los mensajes que el cerebro envía al cuerpo para que produzca un movimiento y todas las sensaciones generadas por el cuerpo a partir del cuello.

La estenosis de la columna cervical suele provocar dolor, debilidad, entumecimiento o torpeza en una mano, un pie, un brazo o una pierna. Puede también causar problemas para andar y de equilibrio. Si se deja sin tratar, los síntomas empeoran y aparecen otros, como problemas con el intestino y la vejiga. 

Cuando se sospecha estenosis de la columna, es necesario obtener un detalle de los antecedentes médicos y llevar a cabo un examen físico para descubrir la causa de los síntomas. Normalmente, también se hace una resonancia magnética para confirmar el diagnóstico y localizar la estenosis. Las radiografías y las tomografías computarizadas igualmente suelen ser parte de la evaluación, sobre todo cuando hay mucho dolor del cuello, deformidad en la columna o antecedentes de traumatismo. De igual manera, por lo general se pide una electromiografía y unos análisis de sangre para confirmar que los síntomas son el resultado de la estenosis de la columna.

Los tratamientos no quirúrgicos para la estenosis de la columna son, entre otros, medidas de autocuidado, medicamentos, fisioterapia e inyecciones de esteroides. Estos tratamientos suelen aliviar la estenosis leve de la columna; pero en quienes tienen problemas que continúan empeorando, como usted, posiblemente sea necesaria una cirugía para evitar daños permanentes en la médula espinal o en la raíz nerviosa y aliviar los síntomas o, por lo menos, estabilizarlos.

Cuando es necesario operar, el objetivo es crear más espacio para el tejido nervioso. En la descompresión espinal, el cirujano extirpa el hueso, el ligamento o el disco que ejerce presión sobre la médula ósea o las raíces nerviosas. La fusión espinal se realiza cuando hay deformidad o inestabilidad en la columna, o cuando la descompresión compromete la alineación y la estabilidad de la columna.

La fusión espinal implica reforzar la columna mediante la unión de dos o más vertebras con un injerto óseo. Los implantes metálicos sirven para mantener la alineación correcta y ayudar con la fusión ósea. La fusión espinal suele ser más necesaria cuando la cirugía para la estenosis se lleva a cabo debido a que la columna cervical muestra inestabilidad después de la descompresión espinal.

En algunos casos, se puede colocar un disco artificial, en vez de realizar la fusión, para permitir que las vértebras continúen moviéndose normalmente. Sin embargo, este método es apropiado solamente para quienes tienen bien alineada la columna y no presentan inestabilidad ni artritis considerable. En ocasiones, se puede descomprimir la columna cervical sin fusión, especialmente cuando se ingresa desde la espalda, en vez de por delante.

La cirugía para la estenosis de la columna no suele ser urgente, así que tómese el tiempo necesario para hablar con su proveedor de atención médica sobre sus dudas. Juntos podrán revisar los objetivos, los riesgos y las ventajas de la operación a fin de decidir qué es lo mejor para usted. La cirugía para la estenosis de la columna generalmente aporta resultados excelentes cuando se la realiza por las razones correctas y se elige el procedimiento adecuado.

Dr. Bradford Currier, Cirugía Ortopédica y Traumatológica de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Please login or register to post a reply.