• By Sharon Theimer

Preguntas y respuestas: Probióticos, flora intestinal y peso: ¿tienen conexión?

August 22, 2018

Ilustración médica de la flora intestinal ESTIMADA MAYO CLINIC:
He leído algunos estudios que indican que un posible factor contribuyente a la obesidad es el equilibrio bacteriano dentro del intestino de una persona. En alguien que es obeso, ¿se puede corregir ese equilibrio con un suplemento de probióticos, como el Lactobacillus gasseri, conjuntamente con una alimentación balanceada y ejercicio?

RESPUESTA:
Es cierto que la población bacteriana en el intestino de una persona obesa es diferente a la existente en la gente delgada, pero no se sabe si la diferencia contribuye a la obesidad o si es consecuencia de la misma. Los estudios realizados hasta el momento sobre el tema no han aportado respuestas claras, y aunque sea poco probable que tomar un probiótico haga daño, quizás tampoco combata la obesidad.

Lo primero y más importante es entender que la ganancia de peso es fundamentalmente una función de desequilibrio energético. Se gana peso cuando se consumen más calorías de las que el cuerpo quema. De hecho, hay evidencia de que las bacterias que viven en el intestino, o flora intestinal, desempeñan una función sobre cuán eficazmente extrae el cuerpo la energía de los alimentos que llegan al intestino delgado.

La parte del aparato digestivo conocida como intestino contiene billones de bacterias. Muchas de esas bacterias desempeñan varias funciones importantes en el cuerpo, incluido metabolizar los nutrientes de los alimentos. Si bien muchas de las bacterias que componen la flora intestinal son valiosas, otras no lo son, y se han hecho estudios acerca de cómo el desequilibrio entre la flora intestinal buena y mala puede contribuir a ciertos trastornos médicos.

Se ha atribuido beneficios para la salud a la ingesta de alimentos como yogur o col agria que contienen probióticos (un tipo de bacterias buenas), así como al consumo de suplementos de probióticos, y aunque es preciso estudiarlo más, hay cierta evidencia acerca de que los probióticos podrían mejorar la salud intestinal.

No obstante, hasta la fecha, los únicos estudios que han demostrado resultados convincentes respecto a la repercusión sobre el peso del cambio en la composición de la flora intestinal (también llamada microbioma intestinal) se han llevado a cabo en ratones sin microbios. En los humanos, sin embargo, los datos son poco claros respecto a la función de los probióticos como ayuda para perder peso.

El análisis de los resultados de estudios publicados que investigaron los probióticos y la pérdida de peso no mostró respuestas claras debido, en parte, a que los métodos de investigación variaron ampliamente entre los estudios y a que se incluyó toda una gama de probióticos diferentes.

Lo que se sabe es que el factor más importante para determinar la composición de la flota intestinal es la alimentación. Sin embargo, repito, eso cuestiona qué ocurre primero: ¿lleva la obesidad a un cierto tipo de flora intestinal, o lleva un cierto tipo de flora intestinal a la obesidad? Por el momento, se desconoce la respuesta.

De todas maneras, uno puede tomar algunas medidas para mantener más sana en general a la flora intestinal. Por ejemplo, parece que comer muchas frutas y verduras ayuda a que las bacterias buenas prosperen dentro del intestino. Restringir el consumo de grasa, azúcar y fuentes animales de proteína también ayuda, porque los estudios revelan que comer mucha cantidad de esos alimentos se correlaciona con una composición bacteriana menos favorable en el intestino.

Tomar un suplemento de probiótico también puede mejorar la salud de la flora intestinal, pero no se sabe cuál es la función de esos suplementos sobre la ganancia de peso. La manera más confiable de perder peso es ingiriendo una alimentación sana y haciendo ejercicio con regularidad, para quemar más calorías de las que se consumen. Si tiene alguna duda acerca de la alimentación o del ejercicio correctos para usted, consulte con su proveedor de atención médica.

Dra. Meera Shah, Endocrinología de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Please login or register to post a reply.