• By Sharon Theimer

Preguntas y respuestas: ¿Qué son las lectinas alimentarias y hay que evitar comerlas?

November 28, 2018

Una joven se inclina sobre una olla de sopa que hierve en la estufa para oler su aroma y probarla con una  cuchara de madera ESTIMADA MAYO CLINIC:
Cada vez leo más información acerca de la gente que elimina las lectinas de su alimentación y no solo baja de peso, sino que obtiene otros beneficios para su salud. ¿Es verdad lo que dicen que la alimentación sin lectinas puede curar enfermedades autoinmunitarias y otros problemas de salud?

RESPUESTA:
No existe evidencia científica que demuestre que eliminar las lectinas de la alimentación cure ningún trastorno o afección médica, entre ellas, las enfermedades autoinmunitarias. Sin embargo, la alimentación bien puede repercutir sobre cómo se siente una persona, especialmente cuando hay una afección crónica. Si usted tiene alguna enfermedad cuyos síntomas parecen relacionarse con los alimentos que come, considere hablar con un especialista en dietética para que revise su alimentación y le ofrezca sugerencias para modificarla de forma que alivien los síntomas.

Las lectinas son proteínas naturales que están presentes en la mayoría de los vegetales. Algunos alimentos que contienen gran cantidad de lectinas son las habichuelas (frijoles, alubias), el maní (cacahuate), las lentejas, los tomates, las papas, la berenjena, las frutas, el trigo y otros cereales. Las lectinas desempeñan una función protectora, a medida que los vegetales crecen, y no tienen ningún valor nutricional cuando se consumen en los alimentos.

Algunos estudios parecen indicar que consumir gran cantidad de lectinas crudas puede tener efectos negativos sobre la salud. Sin embargo, la cantidad que habría que consumir a diario para alcanzar ese nivel es mucho mayor de lo que una alimentación normal supone. Los estudios también han demostrado que las lectinas se descomponen al procesarlas o cocerlas, por lo que el riesgo de sufrir efectos adversos sobre la salud a consecuencia de la ingesta de alimentos ricos en lectinas cocidas no es motivo de alarma.

Además, la mayoría de los alimentos con lectinas están entre las recomendaciones para una alimentación sana y bien balanceada. Hay gran cantidad de evidencia científica y bien fundamentada que claramente sustenta los beneficios de una alimentación rica en frutas, verduras y cereales integrales. Los beneficios para la salud de incorporar esos alimentos en la alimentación exceden las supuestas ventajas de evitar los alimentos con lectinas. Por lo tanto, la mayoría de los especialistas en dietética normalmente no recomendaría una alimentación que evite las lectinas.

Si usted ingiere una variedad de alimentos y tiene síntomas que le hacen sentir mal, por lo general, será muy difícil que logre precisar por sí mismo la fuente específica de sus problemas. Podría ser una alergia o una intolerancia alimentaria, o algo que no tenga ninguna relación con la alimentación.

Si esa es su situación, considere ir donde un especialista en dietética, o donde un equipo compuesto por un proveedor de atención médica y un dietista, para dilucidar la causa de los síntomas. Algunos centros médicos tienen dietistas especializados en problemas gastrointestinales y esos profesionales pueden ser muy útiles para este tipo de casos.

Un especialista en dietética podría recomendarle, por ejemplo, una dieta de eliminación a corto plazo en la que se excluyen determinadas categorías de alimentos que con frecuencia tienden a causar reacciones alérgicas. Una vez retirados esos alimentos, se los puede reintroducir cuidadosamente, con el afán de identificar a los posibles causantes de sus síntomas alimentarios. Según esa evaluación, u otras, el especialista en dietética puede ofrecerle recomendaciones que se ajusten a su situación.

En lugar de optar por un método generalizado e intentar aplicarlo a todos, como es evitar los alimentos con lectinas, se puede personalizar una alimentación estructurada, supervisada por un dietista y basada en evidencias científicas para que se ajuste a las sensibilidades personales de cada uno. Ese tipo de método sistemático suele rendir resultados a largo plazo, en lugar de evitar cierto tipo de alimentos o ingredientes con la esperanza de sentirse mejor.

Katherine Zeratsky, Dietista diplomada de Endocrinología y Nutrición de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Please login or register to post a reply.