• By Sharon Theimer

Preguntas y respuestas: Tratamiento del enfisema con reducción del volumen pulmonar

June 10, 2019
Ilustración médica de los pulmones

ESTIMADA MAYO CLINIC:
¿Cómo determinan los médicos quién es apto para el procedimiento de mínima invasión de reducción del volumen pulmonar a fin de tratar el enfisema? ¿Es posible hacerlo cuando el enfisema es solamente leve para ralentizar su avance?

RESPUESTA:
El procedimiento que usted menciona es para las personas con enfisema avanzado que ya no responden bien a otros tratamientos, pero no es adecuado para casos de enfisema leve. El objetivo del procedimiento de invasión mínima para reducir el volumen pulmonar es mejorar la calidad de vida del paciente al incrementar la respiración.

El enfisema es una enfermedad pulmonar en la que se dañan los alveolos, o sea, las diminutas bolsas de aire dentro de los pulmones. En las personas con enfisema, las paredes internas de los alveolos se van debilitando y rompiendo con el tiempo, lo que crea espacios grandes de aire dentro de los pulmones, en vez de muchos espacios más pequeños, y lleva a sentir ahogo porque ingresa menos aire enriquecido con oxígeno a los pulmones. Otros síntomas del enfisema son tos crónica y dificultad para respirar al hacer ejercicio.

El enfisema no tiene cura y suele empeorar con el tiempo, pero el tratamiento puede aliviar los síntomas y ralentizar la velocidad con la que avanza. El tratamiento normalmente incluye medicamentos para aliviar la tos, la falta de aire y otros problemas respiratorios, así como rehabilitación pulmonar a fin de aprender técnicas para respirar mejor. En los casos de enfisema severo, los síntomas podrían aliviarse con oxígeno suplementario.

La reducción del volumen pulmonar es una técnica que sirve a las personas con enfisema avanzado que pese a recibir todo el tratamiento posible, todavía sienten que les falta el aire y eso les impide realizar las actividades cotidianas.

La reducción del volumen pulmonar tradicional consiste en la extracción quirúrgica de cuñas pequeñas de tejido pulmonar dañado. La extracción de esos tejidos permite que el tejido pulmonar restante funcione mejor y, por lo tanto, mejora también la respiración.

En la última época, se ha desarrollado una técnica de invasión mínima que no implica llevar a cabo una cirugía abierta para reducir el volumen pulmonar. En este procedimiento, que dura alrededor de una hora, primero se administra anestesia general al paciente; luego, el médico introduce por la boca un pequeño endoscopio y lo pasa hasta los pulmones, donde lo ubica dentro de las zonas pulmonares más dañadas. Después, con una pequeña sonda dentro del endoscopio, coloca dentro de las zonas dañadas unas válvulas diminutas unidireccionales, que permiten la salida del aire, pero no la entrada de aire fresco. El resultado es que, con el tiempo, las secciones pulmonares más afectadas por el enfisema se desinflan y encogen, lo que da más espacio al resto del tejido pulmonar para expandirse y funcionar, a fin de que el paciente pueda respirar más profundo y aportar más oxígeno al torrente sanguíneo.

Una de las principales ventajas del método de mínima invasión para reducir el volumen pulmonar es que no implica llevar a cabo ninguna cirugía. Es decir, esta nueva técnica permite realizar el procedimiento en aquellas personas que, de otra manera, no serían aptas para la reducción del volumen pulmonar porque sus problemas de salud harían peligrosa la cirugía, como es el caso de los obesos y de quienes sufren enfermedades cardiovasculares. Además, el procedimiento de mínima invasión suele derivar en menos fibrosis y dolor más adelante y la estadía en el hospital es también generalmente más corta que con la cirugía.

Después de la reducción del volumen pulmonar, muchas personas pueden disminuir o eliminar el oxígeno suplementario. Asimismo, el procedimiento repercute mucho sobre la capacidad de hacer las actividades cotidianas, pues se vuelve más fácil caminar, subir un piso por las escaleras, ir de compras a la tienda y hacer ejercicio.

Si bien la reducción del volumen pulmonar no cura el enfisema y después del procedimiento todavía se podría requerir tratamiento medicamentoso, el procedimiento generalmente mejora mucho la capacidad de hacer ejercicio, la función pulmonar y la calidad de vida para las personas con enfisema severo.

Dr. Sebastián Fernández Bussy, Neumología y Cuidados Intensivos de Mayo Clinic en Jacksonville, Florida.

Please login or register to post a reply.